<%=Club.Nombre %>

Noticias

Buen comienzo para el primer equipo tras derrotar en lo que suponía el primer partido de la segunda vuelta a Sala Ourense por 7-1. Con este resultado a mayores, también se asegura el golaverage particular, que esta temporada al ser la liga tan igualada puede ser determinante para los puestos finales en la misma, ya que en el partido de ida disputado en el Paco Paz el equipo ourensano fue el que se llevó el gato al agua por un ajustado 4-3. Los primeros veinte minutos del encuentro fueron muy igualados, siendo Sala Ourense el que disfrutaría de la ocasión más clara antes de adelantarse en el marcador por mediación de Bermejo. Poco duraría la alegría visitante, ya que Cley se encargaría de poner de nuevo las tablas, jugador local que a la postre sería el protagonista del choque al convertir tres tantos más. Ambos equipos querían ser protogonistas con el balón durante estos primeros veinte minutos, pero hubo más voluntad que ocasiones. En los segundos veinte minutos los locales estarían mucho más efectivos en las primeras llegadas que su rival, lo que propició que el luminoso marcara un 3-1 que encaminaba el partido. Los minutos caían y Sala Ourense apostaba por el 5x4, situación especial que le daría alguna ocasión, pero que Álex repitiendo de nuevo gol, al igual que hizo la semana pasada convertía desde su propia área para un 4-1 que a falta de 4' dejaba muy encarrilado el encuentro. Estos últimos minutos fueron de claro dominio local en ambas áreas lo que provocó un 7-1 final, quizá demasiado abultado para los méritos de unos y otros, pero que en ningún momento ponen en duda el merecimiento de la victoria local. Destacar también el debut del juvenil Diego "Chino", que a pesar de haber entrado en anteriores convocatorias, sería este sábado cuando disfrutaría de sus primeros minutos en 2ª B. La semana que viene se rendirá visita a otro de los gallegos, Ventorrillo, equipo que está cuajando una muy buena temporada y que las últimas jornadas durmió en puestos de playoff. Foto de La Región

Partido de alto voltaje para cerrar la primera vuelta y lo que suponía el primero del año 2022. CD Arroyo llegaba a Marcón como equipo consolidado en zona playoff y siendo uno de los mejores equipos en lo que a juego desplegado se refiere. Todos estos buenos ingredientes se vieron alterados, ya que el choque vino marcado por la incidencia covid, que sobre todo lastró al equipo visitante, pues ambas escuadras acudieron a Marcón con sensibles bajas, circunstancia esta que en lo que si no afectó, fue al buen partido desplegado por ambas escuadras y la incertidumbre en el resultado final hasta los últimos minutos. Los de Castilla y León tenían claro su planteamiento, defensa a media pista para aprovechar el contraataque e intentar que los de Pontevedra no dispusieran de la pelota, y esto llevado al máximo riesgo y expresión, como así realizaron en los primeros veinte minutos donde la situación especial del 5x4 fue predominante en su guión. Y dicho guión fue fructífero, ya que al descanso el luminoso reflejaba ventaja visitante de 2-3. Hasta la mitad del segundo acto, el guión no cambiaría, eso sí, un Leis que ya buscaba de manera incansable la igualdad en el marcador, conseguida por Cley en una buena acción de Joni. Quizá la clave fue la rapidez con la que los del Lérez pondrían el cuarto y quinto gol, abriendo una pequeña brecha de dos tantos que sobre todo por el desgaste físico de los visitantes, sería determinante. Mario cerraría el partido con un gol desde campo propio en uno de los últimos intentos de los vallisoletanos por recortar la diferencia. Finalizada la primera vuelta, en una competición muy igualada, con 22 puntos, deja a los pontevedreses cerca de la última posición que da derecho al playoff, pero también cerca de la zona roja de la clasificación. Este sábado comienza la segunda vuelta recibiendo a partir de las 17:00 horas en Marcón al Sala Ourense, en otro partido que vuelve a estar marcado por el nivel de los jugadores que estarán en la pista, siempre y cuando el covid permita disfrutar de todos ellos. Foto de La Región

Era intención dar continuidad a la primera victoria en Liga y a las buenas semanas de trabajo en Zamora, para al menos intentar puntuar. Y no estuvieron muy lejos los juveniles, sobre todo durante los primeros veinte minutos donde hicieron méritos para no irse al descanso con un 2-0 en contra, incluso Chino a falta de un minuto dispondría de un 10 metros para haber recortado este marcador. El error en la finalización y la gran actuación del portero local impidió que los del Lérez no vieran puerta a pesar de haber dominado el juego. En los inicios del segundo tiempo el equipo perdió el sitio y el juego más físico de Zamora se acabó imponiendo al de un Leis, que además miraba como en el banquillo se encontraba falto de rotaciones, circunstancia que provocó que el partido se le hiciera más largo de lo habitual. Con el 3-0 los de Alberto volvieron a reecontrar el juego, pero quizá ya demasiado tarde, a pesar de que en los últimos minutos volverían como ya sucediera en el primer tiempo a disfrutar de varias ocasiones muy claras para marcar. Último partido del año para el juvenil, que el domingo a partir de las 11:00 recibirá en Marcón al equipo vecino de Marín. Foto de Iago Castillo

Después de 4 jornadas en las que sólo se consiguió sumar un punto, este sábado el equipo sénior doblegaba al Segosala por siete tantos a tres, en un partido que se resolvió en el segundo tiempo. Los primeros minutos empezaban como casi siempre, con dominio del Leis tanto en propuesta como en juego, pero los Segovianos no cedieron en acercarse a la portería defendida por Álvaro y dispusieron de varias ocasiones claras para adelantarse en el marcador. El que no desaprovecharía la oportunidad sería Cley, para solo debajo de los palos empujar mansamente la pelota y poner en franquicia a los suyos con un 1-0 que no se movería hasta el descanso. En el segundo tiempo solo existió un equipo, y este fue el de Pontevedra, dominador absoluto del choque y que poco a poco convertía sus ocasiones en goles hasta un 5-0 que parecía dejar el encuentro resuelto. De aquí al final golpes entre ambos equipos, provocado sobre todo por la situación especial visitante del 5x4 que incluso llegó a reducir distancias hasta el 6-3, pero hoy no era día para sustos, y el Leis consiguiría volver a la senda de las victorias sin mayor apuro. Queda un partido para finalizar el año, y no puede ser un escenario mejor, el derbi que se disputará en Vigo ante Ganomagoga Coruxo este sábado a partir de las 16:30 en el Pabellón de Coruxo As Roteas. Foto con derechos de Segosala

Por fin llegó la tan ansiada victoria para el División de Honor Juvenil, sería por 4-2 ante Laguna FS en un partido disputado por ambos de poder a poder y con incertidumbre hasta el final. La semana intensa de trabajo y la conjura como grupo hacía prever que era el día marcado en el calendario, que ya no se podía dilatar más la primera victoria para un grupo que lo lleva intentando desde la primera jornada con gran espíritu de sacrificio. El encuentro sin ser de los más vistosos para los locales, si que lo sería en ganas de competir y no dar ni un balón por perdido ni conceder el más mínimo espacio al rival. La tónica sería la de partidos anteriores en casa, donde prevalece el trabajo defensivo sobre el ofensivo, circunstancia que provocó un empate sin goles después de los primeros veinte minutos. Como también ya sucediera en anteriores partidos, golpearía Laguna con el primer gol del partido, pero Dani Barcala respondería casi sin tiempo de celebración para los visitantes con el empate. A partir de aquí el partido sería una montaña rusa de goles y emociones, ya que en el minuto 36 Chino ponía por delante a los suyos, pero Laguna en la siguiente jugada empataba el choque de nuevo, un minuto después Chino volvería a poner en franquicia a los suyos con el 3-2 y a falta de un minuto Xaquín redondeaba la victoria para un 4-2 final.

Encuentro que a pesar de objetivos distintos para ambos clubes en esta temporada, incluso la distancia de puntos que les separaba se presumía como un buen partido de fútbol sala y lo más importante, competido, que lo sería prácticamente hasta la expulsión por doble amarilla de Raúl en los últimos minutos que dejaría sin opciones a los de Pontevedra. Unos primeros veinte minutos donde la estrategia marcaría la diferencia, ya que ambos equipos anotarían a través de ella, en concreto con sendos saques de esquina, Santiago sería capaz antes de ello de inaugurar el marcador en una de sus primeras llegadas, para ambos equipos enfilar los vestuarios con un 2-1 favorable a lo locales. La segunda parte sería muy distinta, con un claro dominio visitante, premiado de ese buen juego con el empate, pero cuando mejor se ponían las cosas en un minuto Santiago consiguió dos tantos que ponían una clara distancia de dos goles, arriesgaría con juego de cinco el equipo pontevedrés con alguna opción de recortar el marcador, pero a falta de 3 minutos una segunda amarilla para Raúl dejaría con un jugador menos al Leis, consiguiendo el quinto gol los santiagueses casi cuando finalizaban los dos minutos de castigo. Santiago con ese marcador volvía a recuperar el liderato de la categoría y el resto de la jornada a través de los resultados diversos comprime la tabla tanto por arriba como por abajo, bonita competición este año que parece se mantendrá debido a la igualdad existente hasta el final. FOTO TWITTER SANTIAGO FUTSAL