<%=Club.Nombre %>

El equipo juvenil sigue en línea ascendente en lo que se refiere a competir en los encuentros los cuarenta minutos de juego. Este sábado con 0-0 al descanso, dejaban todo por decidir en el segundo acto. Un gol tempranero leonés nada más arrancar los segundos veinte minutos daba al traste con el buen primer tiempo pontevedrés, pero lejos de venirse abajo conseguirían empatar el choque. Lamentablemente en un minuto los visitantes marcarían dos tantos complicando las opciones locales. A falta de siete minutos para el final del choque los de León firmarían el cuarto, pero no dándose por vencidos los de Matilla para recortar con un gol de Adri y de aquí al final tener alguna opción para ponerse a un gol y hacer peligrar el triunfo visitante. FOTO DE IAGO CASTILLO

Después de la derrota ante O Esteo en los últimos segundos de partido, existía conjura en el plantel pontevedrés para traerse algo positivo del desplazamiento a Guardo, en este caso por obras en el pabellón el encuentro se disputaría en la localidad vecina de Saldaña, siendo conscientes de la dificultad del envite. A la dificultad del rival, se le sumaba las numerosas bajas, que por lesión o motivos laborales dejaba una plantilla muy mermada. Parece que todos estos condicionantes provocaron que los jugadores doblegaran esfuerzos y quizá realizarán a nivel competitivo el encuentro más completo de la temporada, sobre todo los primeros veinte minutos, donde al descanso todos los asistentes asistían atónitos al marcador que reflejaba un claro 0-3 para los visitantes. La segunda parte no comenzaría bien, ya que Guardo conseguía batir a Álvaro y creía que si se podía hacer daño al intratable hasta el momento Leis de Pontevedra. Este gol no amilanó a los del Lérez que poco después volvían a poner tierra de por medio con el 1-4, eso sí, con todabía mucho encuentro por disputar, y ese fue el factor determinante, el tiempo que se echó encima para que pasito a pasito Guardo fuera golpeando con paciencia hasta el 4-4 final con un 10 metros. En el último minuto ambos equipos dispondrían de varias claras ocasiones, pero que ya no moverían el marcador. Punto de mucho mérito, el primero que dejaban escapar los locales, pero a tenor de lo visto durante los cuarenta minutos queda la espinita clavada de que los otros dos también podrían haber venido de vuelta a Pontevedra.

El derbi ante Lugo Sala se quedó en la ciudad amurallada por un resultado final de 5-3. El encuentro tuvo muchas alternativas, siendo determinante la profundidad de banquillo local ante las numerosas bajas visitantes de última hora. No se movería el marcador hasta mediada la primera parte, y en un minuto lo harían ambos equipos, siendo los locales los primeros en adelantarse para rápidamente Raúl poner las tablas en el marcador. Aún tendría tiempo Lugo Sala de anotar el segundo para darle momentáneamente la victoria parcial al descanso. El Leis no le perdió nunca la cara al encuentro y prueba de ello sería el empate a dos tantos y nuevamente la igualada a 3 goles, después de ver como los lucenses se volvían a adelantar con el 3-2. El 4-3 hizo daño a los pontevedreses que aún así dispusieron de varias ocasiones para igualar de nuevo el choque, circunstancia que no se produciría, para en el último minuto sentenciar los locales con el 5-3. Foto Instagram Lugo Sala

Después de contar todos los encuentrros como local por victorias, este sábado se escapaban los 3 primeros puntos a falta de 12'' para el final del choque. Un encuentro de alta tensión y velocidad en el juego, donde ambos equipos demostraron desde el inicio que querían los 3 puntos. Golpearía primero el Leis con un tanto de Arturo, rápidamente contestado por los visitantes, pero Saúl en quizás la jugada del partido y quizá de la temporada, en un alarde técnico individual volvía a poner por delante a los suyos. Con el 2-1 los de Pontevedra concedieron demasiados espacios defensivos que sumado a la falta de intensidad hizo que los ponteses se reteriran al vestuario dominando el marcador por 2-3. La segunda parte sería un monólogo local, sobre todo después del empate de Nico, donde lo intentaron por todos los medios, pero la pelota no quiso entrar, para desafortunadamente en la última jugada del choque ver como los puntos se marchaban de Marcón.

Esta semana Miguel Ferreira visitaba a sus compañeros del equipo infantil, tras ser operado semanas atrás de apendicitis de manera urgente. El grupo tutelado por el entrenador Cley le obsquiaba con un balón oficial firmado por todos ellos. Miguel disfrutó desde la zona de banquillos de otra manera de ver el fútbol sala durante todo el entreno, todavía sin el alta médica para participar. Ya queda menos Miguel...ÁNIMO!!!

Hubo que esperar al cuarto desplazamiento de los del Lérez para que en esta jornada 8 fueran capaces de sumar como visitantes, consiguiendo los tres puntos en Lugo ante un Ribeira que sobre todo en la segunda parte cuajó un buen partido. Un encuentro que a pesar de los dos goles de ventaja finales fue muy disputado y competido por ambos equipos. La insistencia y mayor dominio visitante traería consigo el 0-1 obra de Mario, pero los lucenses bien pudieron marcharse al descanso con algún gol en su casillero, casillero que conseguirían en 2 minutos al comienzo del segundo acto voltear el choque. A pesar del duro revés, esto no amilanó al Leis que consiguió por medio de Nico igualar la contienda. A partir de aquí el choque entró en una dinámica de juego rápido donde el beneficiado fue el Leis, quien por medio de Joni volvería a adelantarse en el luminoso. A falta de un minuto y medio Illi sería expulsado con roja directa y allanaría el camino para la victoria, sobre todo después de que Joni desde su campo pusiera el definitivo 2-4. No quedaría tiempo para más, victoria que permite dormir cuartos en la clasificación, puesto de privilegio que da derecho al playoff. Nuevo derbi gallego para la semana, O Esteo visitará Marcón el sábado en horario habitual, las 17:00 horas. Foto del twitter de Ribeira FS