<%=Club.Nombre %>

Después de una primera parte para olvidar donde el Leis llegó a ir por debajo 3-0 en el luminoso, tuvo que ser un tiempo muerto del técnico visitante y el paso por los vestuarios lo que alentara a los pontevedreses para en una muy buena segunda parte finalizar con un 4-6, eso sí, no exento de sufrimiento en los últimos minutos. Daniel y Yerai se convertirían en auténticos protagonistas del choque, el leonés con tres goles en su haber, mientras que el segundo conseguiría 4 tantos y sería determinante para la victoria de su equipo. Una segunda parte para reflejarse y una primera donde ya queda claro que esta categoría no permite relajación.

El equipo que dirige Mikel no pudo traer nada positivo de Salamanca en un partido en el que se vio obligado a arriesgar en la segunda parte. Las bajas siguen lastrando al equipo pontevedrés, que aun así demostró ser un equipo sólido los primeros veinte minutos y plantó cara a un buen Unionistas, con opciones además de no irse a los vestuarios con la desventaja de 2-0. La segunda parte llegó condicionado por la búsqueda de al menos un punto con la estrategia del portero jugador, pero que se volvería en contra para acabar firmando el definitivo 7-0. A pensar ya en la visita de Albense, que llegará a Marcón todavía invicto, con un empate en la primera jornada ante A Estrada y su victoria a domicilio ante Ribeira en esta última jornada. Foto twitter Unionistas FS

Este domingo comenzaba la División de honor Juvenil y visitaba Marcón uno de los equipos a disputar el título liguero, O Parrulo Ferrol que se está acostumbrando a sufrir y mucho las últimas temporadas en Pontevedra.Un renovado Leis Pontevedra pondría durante todo el encuentro muy difíciles las cosas a los ferrolanos que tuvieron que sudar de lo lindo hasta los últimos segundos para llevarse 3 puntos que a tenor de lo visto en el 40x20 un reparto hubiera sido lo más justo. Se verían sorprendidos los visitantes ante el fuerte inicio del Leis que pronto obtendría su premio con el primer gol y dejando claro que quería mandar tanto en juego como en el marcador. Los departamentales no tenían la posesión del balón y corrían demasiado para recuperarla, pero en el minuto 8, Asier en un tiro lejano ponía las tablas en el marcador, este tanto espoleó a los suyos y como suelen hacer los equipos con "pegada" en cuatro minutos llegarían 3 goles más que ponían un 1-4 muy claro para los ferrolanos. Esto no inquietó a los locales, y en un arreón antes del descanso se metieron en el choque con dos goles y poniendo la diferencia a un solo tanto. La segunda parte tuvo un claro color fucsia, sin embargo en el minuto 32 tras varias ocasianas marradas por los de Samu Gamallo, Asier conseguía su tercer gol y volver a poner un poquito de tierra por medio. Poco duraría esta alegría ya que Santos conseguería en el 35 el 4-5 que a la postre sería definitivo, pero no exento de haberse movido y de emoción en los últimos minutos. A falta de un minuto y cuarenta segundos, Hugo Outeda vería la segunda amarilla para dejar a su equipo en inferioridad, O Parrulo intentó; mantener la posesión, pero en un robo de Samuel provocaría una falta que al ser la sexta daba derecho a un lanzamiento de 10 metros, lanzamiento que sería rechazado por el portero visitante. A falta de treinta segundos le tocaría a los ferrolanos disponer de un lanzamiento de 10 metros que sería despejado por Joel. Gran partido de fútbol sala, emocionante y con gran contenido técnico táctico que parecía más bien de final de temporada que de inicio de la misma.

A los de Pontevedra se les quedan cortos los 20 minutos de la segunda parte, donde cuando peor se le pusieron las cosas con el 1-4 a punto estuvo de culminar la remontada, el 3-4 definitivo todavía dejaba algo de margen para el milagro, pero que al final el tiempo sería determinante. Un primer tiempo que parecía recordar todavía a la pretemporada, demasiado tanteo entre ambos equipos, y serían los de Lugo en una de las pocas concesiones que habría en estos primeros veinte minutos los que aprovecharían un robo en media cancha para en una transición ofensiva en superioridad batir a Álvaro. Muchas imprecisiones y ninguno de los dos equipos se hacía con la manija del partido, por lo tanto Berto haría justicia en el último minuto antes de irse a vestuarios para poner el 1-1. La segunda parte, el equipo local, saldría mucho más enchufado al encuentro y lo convirtió en dominador tanto del balón como de los momentos del juego, y lo que son las cosas, cuando mejor estaban, desperdiciando a mayores alguna ocasión de gol, llegaría en una acción aislada el 1-2, y aquí sería el minuto fatídico y a la postre determinante del encuento, ya que sin digerir este tanto, llegaría uno más para poner tierra de por medio para los lucenses. El técnico local Mikel Diestro optaría por el portero jugador, y después de una clara ocasión, sería el cancerbero visitante quien tras blocar un balón, con un golpeo soberbio, introduce de área a área el balón en la portería contraria, para casi dejar sentenciado el encuentro con el 1-4. Pero aquí ya dejaron claro los pontevedreses que no se bajan los brazos, y primero Santos y luego Raúl en el minuto 38 ponían a un gol de diferencia a los suyos. Con algo más de un minmuto todavía por jugar los de Mikel seguirían asediando la portería visitante, pero aquí es cuando algunos segundos más suplementarios hubieran contentado a más de uno.  


1