Partido dominado por el equipo visitante, con mucho oficio. El equipo local basó su juego en la presion y la fuerza de la que se safó el Alcotan, y en sucesivos contragolpes fueron completando el marcador final.