<%=Club.Nombre %>

16ª JORNADA LIGA EBA


Después de tres derrotas consecutivas, las Flechas se volvieron a encontrar con la victoria contra uno de sus rivales directos para salvar el descenso, como es el Caja Rural de Zamora.

Los pupilos de Roberto González supieron jugar con el marcador, cuando se disputaban los minutos decisivos y salieron victoriosos de un choque marcado por las necesidades de unos y otros.

El conjunto visitante se presentaba en Arroyo con un equipo totalmente distinto al que se enfrentaron las Flechas en la primera parte de la temporada, muchas caras nuevas Kasa, Rodríguez y Stachovskij  y nuevos anhelos. Los Robles, Riverol, López, Berozkin, Mcindoi y Talamino eran historia.

Como es costumbre, las Flechas arrancaron con mucha marcha, la defensa individual alternada con presión zonal no tardó en dar pronto sus resultados, generando contrataques, después de robo, que obligaron a pedir tiempo al entrenador visitante con 13-5 en el marcador y 4 minutos consumidos. El tiempo muerto no logró parar la velocidad de los locales que lograban las ventajas en las transiciones rápidas de la defensa al ataque y poco a poco las distancias fueron aumentaron, con Millán erigiéndose en un vendaval ofensivo. Los 14 puntos obtenidos y 14 en la valoración le otorgaron dicho calificativo. El electrónico marcaba 29-13 al final de los primeros 10 minutos.

Las rotaciones en las Flechas, la falta de acierto y sobre todo la zona 2-3 planeada por lo zamoranos, transformaron el devenir del juego. La velocidad de los locales desapareció y con ello su mejor arma. A ello se sumó la buena dirección de Deus, que de su mano y la aportación en triples de Kasa dinamitaron la ventaja cómoda que disfrutaban las Flechas. El parcial fue de 0-13, llevó el marcador al 29-26, con casi 5 minutos sin anotar, lo que obligó a Roberto a deshacer los cambios. La respuesta no tardó en llegar en forma de parcial 5-0, dando un respiro a los locales 34-26. El tiempo muerto del Caja Rural logró estabilizar el juego y los errores finales de pase en los locales acercaron a los de Zamora en el marcador, llegando al final del periodo 38-33, con un parcial de 9-20. Kasa fue el mejor del periodo con 8 puntos y 2 de 4 en triples.

El paso por los vestuarios sentó bien a las Flechas que salieron muy centradas en defensa y más entonadas en ataque. Los contrataques volvieron al juego local y Kasa desapareció merced a la gran defensa de Cendón, que logró dejarle a cero y fue capaz de anotar 6 puntos. La zona visitante empezó a flojear, gracias a las penetraciones con balones doblados a Parras que anotaba con facilidad y Deus lograba con su dirección y sobre todo con sus puntos (9 puntos en este periodo) mantener a su equipo en partido. Las pérdidas eran constantes en los visitantes y los locales sacaban mucha ventaja, por lo que el periodo acabó con 62-50. El parcial fue ganado, con claridad, por los locales 24-17.

Con una ventaja cómoda comenzó el último acto y en la primera acción Barriuso anotó de 3 puntos 65-50. Las canastas iban de un lado al otro y la diferencia se mantenía. Al paso por el ecuador del periodo, el electrónico señalaba 73-64, con Kasa cogiendo el relevo anotador en su equipo. El tiempo muerto de Vicente González, a falta de 4 minutos, no ayudó a los suyos y las Flechas con un baloncesto control lograron mantener y luego aumentar la distancia en el marcador. La dirección de Eduardo logró asentar a los suyos y alcanzaron el final del partido con 80-68, que les daba la 6 victoria de la temporada. En el 4º periodo, Kasa volvió a ser el máximo anotador con 10 puntos y en las Flechas Barriuso con 8 puntos.

El mejor del partido fue Millán con 22 puntos y 26 de valoración, seguido de cerca por Kasa con 21 puntos y 17 de valoración.

La jornada 17 trae como rival al Ávila. Los de Arroyo viajaran a tierras abulenses, el sábado 13 de marzo, donde se enfrentaran al titular en el Carlos Sastre a las 19,00 horas.


Comparte en: