<%=Club.Nombre %>

Crónicas de Partidos

ADMINISTRADOR

La Flechas cerraron el telón de la temporada 2020-2021, la de la Pandemia, con otra victoria en el derbi Vallisoletano contra el UEMC Real Valladolid. El epílogo no ha podido ser mejor, 3 victorias en las última tres jornadas, su mejor racha de la temporada, quedando octavos en la clasificación. Héctor abrió el marcador y fue contestado por D. Fernández con un triple, lo que suponía la primera ventaja de los locales. Paniagua empató con un tiro libre de los dos que dispuso y D. Fernández volvió a anotar desde los 6,75 m. (6-3). La fuerte defensa individual de los locales era correspondida con un gran cierto desde los 3 puntos, por lo que el dominio era de los de David Enciso. El ecuador del cuarto se pasó con 8-7 en el marcador y a partir de aquí el contraataque de las Flechas empezó a poner en aprietos a los locales (8-13). Los triples mantenían en el choque a los del Real Valladolid, mientras que las Flechas apoyados en su anotación desde el tiro libre lograban seguir delante en el marcador, alcanzando el final del periodo con 13-19. Millán con una serie en el tiro sin fallos y con 3 rebotes, fue el mejor de estos primeros 10 minutos, con 7 puntos y 13 de valoración. El 4-0 del principio del segundo cuarto comprimió el electrónico (17-19), pero las pérdidas locales seguidas de contraataque dieron aire a los visitantes (17-23), cuando no habían transcurrido 3 minutos del periodo. El marcador se mantuvo inamovible durante 3 minutos, las defensas y los errores se imponían a los ataques, hasta que Nacho anotó de 3 puntos (20-23), esto espoleó a los de Roberto González que asestaron un parcial de 2-7 con triple de Dani (22-30). La defensa local volvió a ser más agresiva y las Flechas comenzaron a sufrir cuando se erraban los tiros libres, terminado el periodo con 29-33 en el electrónico y con ventaja parcial de los locales 16-14, en este cuarto. Los máximos anotadores fueron Iván y Nacho con 5 puntos cada uno. Después del paso por vestuarios, la igualdad se instaló en el choque. Las Flechas hacían daño corriendo y los locales se encomendaban a su defensa individual y al acierto de 3 puntos. Merced a un triple de Álvaro cambió el signo del marcador cuando transcurría el minuto 22 (37-36) pero fue un espejismo. Las Flechas con velocidad y contraataque reestablecieron su dominio, gracias a otro parcial de (0-9) 37-45 lo que obligó a Enciso a parar el partido. Pasado el ecuador del cuarto los visitantes empezaron a errar en sus lanzamientos y vieron peligrar su ventaja. Con 44-49 Roberto se vio obligado a pedir tiempo muerto. Las pérdidas de los de Arroyo les hacían mucho daño y no eran capaces de despegarse más en el marcador. Al final del cuarto el marcador era de 44-53. David Fernández fue el máximo anotador del cuarto con 6 puntos. Las Flechas supieron capear las trampas defensivas de los de Enciso y lograron mantener las diferencias en el marcador, con una buena efectividad desde la línea de tiros libres (10/14) durante este último acto de la temporada. La presión no logró sus objetivos y supieron anotar, no sin dificultad. El arreón final del Real Valladolid con triples incluidos redujo el marcador hasta el 55-60, cuando restaban 3 minutos para la conclusión. Las Flechas se supieron reponer y lograron otro parcial de (0-5) a falta de 2 minutos para el final. Los tiros libres y el manejo del tiempo dieron la victoria final a los de Arroyo que fueron fieles al refranero “No hay dos sin tres”. El MVP del partido fue David Fernández que anotó 23 puntos y valoró 25. Se cierra así la temporada con un balance de 9 victorias y 11 derrotas. Hasta la próxima.

ADMINISTRADOR

¡HASTA SIEMPRE CAPITÁN! Con el partido de ayer, nuestro capitán Sergio Irles decía adiós a la competición. Los problemas físicos que le vienen afectando desde hace dos años han sido los causantes de esta inoportuna retirada. Han sido muchos años en los que se ha dejado la piel por Las Flechas y se fue con una sonrisa, después de su último salto. En el descanso del partido le fue entregada, por el Presidente del Club, una placa en reconocimiento a su trayectoria. El equipo le correspondió, con una sufrida victoria, con la que certificaba la tan ansiada permanencia en Liga EBA. ¡Gracias Sergio! En el salto inicial el protagonista fue nuestro Capitán, que gracias a Cantbasket y a los árbitros, se pudo despedir de todos, el día en que volvía el público al pabellón de la Vega. Los cántabros comenzaron muy agresivos, con defensa individual a toda la cancha y saltando al 2C1 en los laterales, esto les puso en ventaja, aunque no lograban despegarse en el electrónico (4-8), las Flechas alternaban la individual con la zona. El parcial de 5-0 pasada la mitad del primer periodo les dio la delantera (9-8), aunque las pérdidas y una técnica les hicieron encajar un parcial de 0-4, lo que obligó a Roberto a pedir tiempo muerto. Los errores se sucedían en una y otra canasta por lo que el marcador permanecía inalterable, hasta que apareció en escena Anxo que con su asistencia a Barriuso y dos tiros libres convertidos volteó el marcador al 16-15, cuando apenas faltaba 1 minuto y que fue definitivo. El máximo anotador de este primer acto fue Jaime García con 6 puntos. El segundo periodo comenzó con tiros libres para Ibarlucena,, anotó uno e igualó el marcador a 16, roto por triple de Eduardo 19-16 siguiendo un parcial de 0-4 de los visitantes (19-20). La presión de Cantbasket causaba estragos en el ataque local y el rebote ofensivo les daba segundas oportunidades a los cántabros. Las alternativas eran constantes, los parciales de unos y otros se sucedían, por lo que la igualdad presidia el marcador. La velocidad y el acierto de las Flechas las dio el mando del partido hasta que en el minuto 17 Jaime puso las tablas después de dos tiros libres (30-30). El Chivi con un triple lanzó a las Flechas que llegaron al final del periodo con 35-34, después de un tiro anotado de Otero. Rua-Figueroa fue el mejor del este cuarto con 6 puntos y 9 de valoración. Todo estaba por decidir, cuando se volvió del descanso. Las Flechas salieron muy concentradas y con velocidad se dispararon. El parcial de 7-0, con triple de Chivi en el arranque, les catapulto 42-34, pero las continuas pérdidas y los rebotes arruinaron el camino andado, por lo que el marcador volvió a apretarse 44-41 en el minuto 25´. La presión incomodaba mucho el juego de ataque de los locales y Chivi sufría con esta defensa. Las segundas oportunidades daban alas a los visitantes y gracias a un triple de Pariente el marcador se redujo a la mínima expresión 49-48, cuando faltaban 3 minutos para acabar el periodo. La falta de tino se acomodó en el partido y solo los tiros libres de Iván cambiaron el marcador, cuando se llegaba al minuto 30´ (51-48). Babic con 5 puntos fue el máximo anotador de este tercer cuarto. El arranque del último periodo no fue el esperado por los locales, pues en 3 minutos perdieron el mando del electrónico 53-55. El tiempo muerto de Roberto, no logró parar el parcial que se disparó hasta el 53-57. El contrataque de Chivi con adicional logró parar la herida e Iván dio la vuelta al marcador con otra canasta 58-57. A partir de aquí, el dominio fue local y alcanzó el 65-59 merced a un tiro de Eduardo, cuando faltaban 1 minuto y 35 segundos de juego. Un triple de Pariente desde más de 8 metros puso el 65-62, en el saque de fondo Chivi perdió el balón y con 1 minuto y 4 segundo Jaime anotó otro triple, por lo que el partido se empató 65-65. El tiempo muerto de Roberto no se hizo esperar, en el ataque Peña hace falta a Eduardo que anota los dos tiros libre a falta de 18 segundos, lo que hace pedir tiempo muerto a Joaquín Romanos y en el ataque definitivo falla Jaime, por lo que la victoria se quedó en casa. Los más valorados fueron Rua-Figueroa y Héctor, y el máximo anotador fue Jaime García con 16 puntos. Con esta victoria las Flechas logran la permanencia soñada, de manera matemática, por lo que el último partido con el Real Valladolid del día 1 de Mayo, será un mero trámite. Enhorabuena

ADMINISTRADOR

Las Flechas no dejaron escapar el tren, ya lo habían hecho contra la UVA y contra Ávila, pero a la tercera vez fue la vencida, soltando un partido de relumbrón. Su juego veloz y vistoso fue muy efectivo, poniéndoselo imposible a sus vecinos de Filipenses. La concentración, el trabajo y el tino de los de Roberto González estuvieron a un grandísimo nivel. Todo funcionó a la perfección y los jugadores, sin excepción, rayaron a gran altura. El comienzo fue el presagio de una gran noche, en el primer ataque el alley oop de Martín después de bloqueo de Parras y asistencia del Chivi, abrió el marcador 0-2. (Fotograma adjunto), pero pronto fue respondido con un triple de Melero, siendo la única ventaja de los locales en todo el partido (3-2). El parcial de 0-7 (2-9) cuando se pasaba por el minuto 2 daba las primeras ventajas a los de Arroyo, con un destacado Martín. Las Flechas hacían mucho daño corriendo, por lo que con 5-16, los locales pidieron tiempo muerto para cambiar la defensa y los jugadores. Filipenses se situó en zona, lo que paró la anotación de los visitantes y con un Esteban en estado de gracia 3 de 3 en tiros de 3 puntos acercó el marcador hasta el 18-20, cuando aún faltaban 3 minutos para acabar el tiempo. El partido se igualó, siendo los ataques mejor que las defensas, concluyendo el primer acto con 23-25, con un anotador destacado, Esteban con 9 puntos. Con el marcador en un puño comenzó el 2ª periodo, pero el parcial de (0-6) del arranque tranquilizó a los visitantes, que se sentían más cómodos atacando la zona contraria, con Iván de estilete. Las canastas tras robo de las Flechas, les mantenían por delante, alcanzando el ecuador del periodo. Un triple de Caballero despertó a los locales, que encadenaron un parcial, hasta situar el marcador en 35-38, lo que obligó a parar el partido a Roberto. El tiempo muerto, vino bien a los visitantes, que se mantenían gracias a la cantidad de tiros libres que lanzaron (11 de 14). Por el contrario, los locales caminaban de la mano de Caballero que estuvo impresionante en este periodo 13 puntos, seguido muy de cerca por un enorme Millán con 11 puntos. Al descanso de llegó con 44-48 y el partido abierto. Tras el descanso, la defensa individual de las Flechas subió muchos enteros y tuvo rápidamente reflejo en el marcador. Cuando no se llegaba al minuto 22 las Flechas se situaban 48-55. La dirección del Chivi iba creciendo con el paso de los minutos y sus asistencias proporcionaron a Héctor muchos puntos debajo de la canasta, por lo que se pasó del 52-61 al 53-69 en solo tres minutos. La defensa zonal de Filipenses no paraba los ataques de las Flechas y los triples descosían su resistencia. El marcador parcial del periodo 12-26, es muy elocuente, concluyendo con 56-74 en el marcador. Millán volvió a ser el más anotador del cuarto con 7 puntos. El último periodo, comenzó con canasta de Esteban que fue rápidamente contestada por dos triples de Eduardo, al límite de la posesión, lo que hizo mucho daño a los locales (58-80) y obligó a Quique a pedir tiempo muerto. De aquí al final las Flechas controlaron el partido con un Chivi mandando y repartiendo asistencias, mientras que en los locales Caballero y Esteban ponían los puntos. El colofón fue de Parras con un triple y el debutante Carlos con una canasta que puso el guarismo 100. El mejor del partido fue Millán con 24 puntos y 32 de valoración. Destacaron en la anotación Caballero 23 puntos y Esteban 20 puntos en Filipenses así como Chivi 16 en las Flechas. El último puesto de descenso está sin resolver y a las Flechas le quedan dos finales. El próximo sábado visita el Polideportivo de la Vega el Cantbasket, será a las 19,00 horas en horario unificado.

ADMINISTRADOR

En la previa a la semana de Pasión, las Flechas pasaron un calvario en la cancha del Soto de la Marina. Tras el descanso desaparecieron y no opusieron resistencia ante un Conspur Bezana que dominó con mucha claridad el partido. La abrumadora superioridad en la pintura y su acierto, les llevaron a su décima victoria en liga. Por su parte, los de Arroyo se sumen en el descenso, a falta de tres partidos por disputar. El comienzo fue terrorífico para los intereses visitantes, su falta de acierto fue alarmante, por lo que los cántabros se fueron en el marcador 6-0. Alcanzado el minuto 5´ Héctor encontró la primera canasta y a partir de aquí los errores en el tiro fueron una constante. Las defensas superaban a los ataques y las perdidas cambiaban de uno a otro bando. Cuando se transitaba por el minuto 8´ los visitantes pusieron el empate a 10, pero el triple de Iradier volvió a adelantar a los locales 13-10 a falta de 2´minutos por jugar. De aquí al final del periodo ni unos ni otros acertaron, por lo que se cerró este primer cuarto con el 13-10. Destacó Martín con 6 puntos y 5 de valoración. El segundo capítulo comenzó como acabó el primero, triple de Gil que fue contestado por una canasta de Iván 16-12 y a partir de aquí un parcial de 4-0 durante 3´minutos sin anotar de las Flechas 20-12, llegando al ecuador del periodo con 23-17. El escaso acierto de ambos equipos arruinaba los ataques y las defensas parecían más fuertes. Las variaciones defensivas en ambos conjuntos eran constantes, de la asignación individual se pasaba a las zonas y viceversa .Las Flechas se repusieron de su falta de tino y con velocidad lograron acortar las distancias hasta los 25-24, pero el triple de Iradier volvió a poner tierra de por medio 28-24, yéndose ambos equipos al descanso con dicho resultado y todo por decidir. Destacó Chivi con 7 puntos y 10 de valoración. Las Flechas no fueron capaces de anotar de 3 puntos en estos dos periodos, mientras que los de Bezana acumulaban 3. El dominio en el rebote, de los de Bezana, empezaba a ser una realidad 25 a 18. Parámetros que serían capitales al final del choque. Tras el descanso, Edu anotó 28-26, cuando no había transcurrido el primer minuto y a las Flechas se les apagó la luz, otros 3 minutos sin anotar y un parcial de 4-0 (32-26) cuando se transitaba por el minuto 24. Las pérdidas y la velocidad de los adversarios, empezaron a hacer mella en los visitantes y acabaron de minarles los rebotes ofensivos (Hasta 6 en el cuarto por los 4 defensivos de las Flechas). El tiempo muerto de Roberto, con 39-29 en el electrónico, no logró cambiar el rumbo y otro parcial local puso el 47-32 con triple de Iradier (Fuera de tiempo) que costó una técnica al banquillo visitante. La falta de acierto de los arroyanos la aprovechaban los locales con rebotes y contraataques que desbordaban su resistencia defensiva. El cuarto se cerró con 55-35 y un parcial de 27-11. Archer fue el dominador del cuarto con 6 puntos, 8 rebotes y 17 de valoración. Los tiros libres (8 de 8 Bezana y 1 de 2 Las Flechas) y los triples (3 de 5 Bezana y 2 de 3 Las Flechas) castigaron mucho a las Flechas en el cuarto. Con todo decidido arrancó el último acto, el dominio reboteador de los de Becedo disminuyó, el acierto de las Flechas siguió siendo escaso y la diferencia fue en aumento, hasta que se alcanzaron los 32 puntos (72-40) con 5´minutos por jugar. De nada servían las consignas ante la debilidad defensiva y la inoperancia ofensiva, mientras que en los locales todo les sonreía. Los porcentajes de tiro en los locales fueron en aumento mientras que en los visitantes eran lo contrario. El parcial de 0-5 (75-50) maquilló algo el resultado, que paró en 78-50 con triple de Iradier. El rebote ofensivo volvió a arruinar las defensas de las Flechas y el lanzamiento triple les sepultó. El MVP del partido fue Archer con 17 puntos, 20 rebotes y 30 de valoración. En las Flechas despuntó Chivi Merlo con 17 puntos y 19 de valoración. Hasta el día 17 de Abril se para la competición, reanudándose con la disputa de la jornada 20 con el partido de Filipenses.

ADMINISTRADOR

Otro tren para la salvación que dejaron pasar las Flechas y son dos. Cuando los partidos tienen triple valor, los de Arroyo se difuminan y se alejan de su versión. La responsabilidad les pesa en demasía y sus prestaciones caen empicadas. La derrota tiene valor doble, pues los de Arroyo perdieron el partido y el basket averaje lo que las condena frente al Ávila Auténtica. Lo que les complica, de cara a librarse de la última posición de descenso de categoría. La importancia del choque se tradujo en nervios e imprecisiones en el arranque del mismo, el escaso acierto en unos y otros llevó a un tanteo muy bajo. Se pasó por el ecuador con un 10-7, pero el aumento del dominio de la pintura de los abulenses y la pérdida de balones de los visitantes disparó el marcador. El parcial de 11-4 llevó a cerrar el cuarto con un marcador de 21-11, destacando la aportación de Jawara con 8 puntos, inabordable, y Bak 6, que fue una pesadilla en las penetraciones a canasta. Los porcentajes de los visitantes fueron muy deficientes en estos primeros 10 minutos. El segundo periodo fue muy igualado, los triples volvieron a las Flechas gracias a un Dani inspirado e Iván, mientras que en el bando contrario el dominio del rebote fue abrumador 13-5, lo que les otorgaba segundas y terceras opciones de ataque, por lo que las ventajas seguían siendo las mismas. Pasado el minuto 15´, el parcial de 2-8 acercó a las Flechas hasta el 32-26, pero en los últimos momentos del periodo las Flechas volvieron a perder el tino y los abulenses merced a su dominio en la pintura aumentaron la ventaja hasta dejar el marcador en 35-27 (14-16). La aportación de Ander Pérez con 6 puntos y 9 de valoración fue la más destacada en los locales, pero Dani con 9 puntos y 10 de valoración la superó. Tras el paso por los vestuarios, el Chivi Merlo tomó la batuta de su equipo y de su mano empezó una remontada que llevó a las Flechas hasta el 43-39 cuando restaban 4 minutos para el final del tercer acto, pero el triple de Iván Sánchez corto la reacción de los visitantes y no les aturdió (46-39). El desenlace fue propicio a los visitantes aunque los locales terminaron salvando el marcador 47-43 (12-16), merced a su dominio en el rebote y el acierto en la pintura. El protagonista de este cuarto fue Chivi Merlo con 8 puntos Con todo por decidir comenzó el último asalto, comenzaron anotando las Flechas, pero un triple de Herrera disparó a los abulenses hasta el 50-45. Tres minutos aciagos de las Flechas, de cara al aro, les alejaron de nuevo del objetivo 59-47, lo que obligó a Roberto González a parar el partido, cuando se transitaba por el minuto 35 del choque. El triple de Izquierdo fue contestado por otro de Chivi y comenzó otra remontada de las Flechas que se tradujo en un parcial de 0-7 (59-54), que no pudo completarse con una canasta de Héctor, bajo el aro. Este fue el principio del fin, cuando apenas quedaban 46 segundos. Con 18 segundos Cendón comete falta sobre Bak que anota uno de los tiros libres 60-54, pero captura el rebote y saca una nueva falta a Cendón, fallando otro de los dos tiros libres 61-54. En el ataque de las Flechas Dani falla el tiro de 3 puntos y Alán saca falta anotando otro de los tiros libres 62-54, obligando a las Flechas a detener el partido, para poder sacar desde campo de ataque y diseñar una ofensiva. Dani falla el tiro de 3 puntos. Con 11 segundos Chivi hace falta sobre Izquierdo, que no falla sus dos tiros libres 64-54 y en el último ataque Dani vuelve a fallar otro tiro de 3 puntos. El partido concluye con el 64-54 y un parcial de 17-11 en el 4º periodo. Los rebotes de Pérez y el acierto de Izquierdo (8 puntos) fueron suficientes para superar los 7 puntos de Chivi de dicho periodo. El más anotador de partido fue Chivi Merlo con 17 puntos seguido por Bak con 16 puntos, siendo los más valorados Ander Pérez con 21 de valoración y Chivi Merlo con 19. En la jornada 18 las Flechas descansaran y será en la jornada 19 donde visitaran al Conspur Bezana.

ADMINISTRADOR

Después de tres derrotas consecutivas, las Flechas se volvieron a encontrar con la victoria contra uno de sus rivales directos para salvar el descenso, como es el Caja Rural de Zamora. Los pupilos de Roberto González supieron jugar con el marcador, cuando se disputaban los minutos decisivos y salieron victoriosos de un choque marcado por las necesidades de unos y otros. El conjunto visitante se presentaba en Arroyo con un equipo totalmente distinto al que se enfrentaron las Flechas en la primera parte de la temporada, muchas caras nuevas Kasa, Rodríguez y Stachovskij y nuevos anhelos. Los Robles, Riverol, López, Berozkin, Mcindoi y Talamino eran historia. Como es costumbre, las Flechas arrancaron con mucha marcha, la defensa individual alternada con presión zonal no tardó en dar pronto sus resultados, generando contrataques, después de robo, que obligaron a pedir tiempo al entrenador visitante con 13-5 en el marcador y 4 minutos consumidos. El tiempo muerto no logró parar la velocidad de los locales que lograban las ventajas en las transiciones rápidas de la defensa al ataque y poco a poco las distancias fueron aumentaron, con Millán erigiéndose en un vendaval ofensivo. Los 14 puntos obtenidos y 14 en la valoración le otorgaron dicho calificativo. El electrónico marcaba 29-13 al final de los primeros 10 minutos. Las rotaciones en las Flechas, la falta de acierto y sobre todo la zona 2-3 planeada por lo zamoranos, transformaron el devenir del juego. La velocidad de los locales desapareció y con ello su mejor arma. A ello se sumó la buena dirección de Deus, que de su mano y la aportación en triples de Kasa dinamitaron la ventaja cómoda que disfrutaban las Flechas. El parcial fue de 0-13, llevó el marcador al 29-26, con casi 5 minutos sin anotar, lo que obligó a Roberto a deshacer los cambios. La respuesta no tardó en llegar en forma de parcial 5-0, dando un respiro a los locales 34-26. El tiempo muerto del Caja Rural logró estabilizar el juego y los errores finales de pase en los locales acercaron a los de Zamora en el marcador, llegando al final del periodo 38-33, con un parcial de 9-20. Kasa fue el mejor del periodo con 8 puntos y 2 de 4 en triples. El paso por los vestuarios sentó bien a las Flechas que salieron muy centradas en defensa y más entonadas en ataque. Los contrataques volvieron al juego local y Kasa desapareció merced a la gran defensa de Cendón, que logró dejarle a cero y fue capaz de anotar 6 puntos. La zona visitante empezó a flojear, gracias a las penetraciones con balones doblados a Parras que anotaba con facilidad y Deus lograba con su dirección y sobre todo con sus puntos (9 puntos en este periodo) mantener a su equipo en partido. Las pérdidas eran constantes en los visitantes y los locales sacaban mucha ventaja, por lo que el periodo acabó con 62-50. El parcial fue ganado, con claridad, por los locales 24-17. Con una ventaja cómoda comenzó el último acto y en la primera acción Barriuso anotó de 3 puntos 65-50. Las canastas iban de un lado al otro y la diferencia se mantenía. Al paso por el ecuador del periodo, el electrónico señalaba 73-64, con Kasa cogiendo el relevo anotador en su equipo. El tiempo muerto de Vicente González, a falta de 4 minutos, no ayudó a los suyos y las Flechas con un baloncesto control lograron mantener y luego aumentar la distancia en el marcador. La dirección de Eduardo logró asentar a los suyos y alcanzaron el final del partido con 80-68, que les daba la 6 victoria de la temporada. En el 4º periodo, Kasa volvió a ser el máximo anotador con 10 puntos y en las Flechas Barriuso con 8 puntos. El mejor del partido fue Millán con 22 puntos y 26 de valoración, seguido de cerca por Kasa con 21 puntos y 17 de valoración. La jornada 17 trae como rival al Ávila. Los de Arroyo viajaran a tierras abulenses,el sábado 13 de marzo, donde se enfrentaran al titular en el Carlos Sastre a las 19,00 horas.

ADMINISTRADOR

El partido disputado ayer calcó el guion del de la primera vuelta, elevando aún más el acierto de los locales, que pasaron a anotar 17 tiros de 3 puntos por los 15 anotados de la primera vuelta, un record (11 de ellos en la segunda parte del partido) al que sucumbieron las Flechas que compitieron hasta que aparecieron los misiles de los burgaleses. Los pupilos de Roberto González entraron de manera brillante al partido, el parcial de 3-11 con tres triples consecutivos, en apenas 3 minutos y una velocidad endiablada, les otorgó las primeras ventajas. Los locales tardaron en reaccionar aunque el dominio de los aros, en estos primeros compases, era suyo. Un triple de Alonso les dio aire y al cumplirse el minutos 5 ponían el 10-13. El partido entró en una fase de toma y daca, con unos y otros anotando hasta que Bartolomé anotó otro triple y redujo aún más la distancia 16-18, lo que obligó a los visitantes a pedir tiempo muerto. Pero otro nuevo triple, ahora de Fall, cambió el rumbo de la contienda 19-18, las Flechas reaccionaron y lograron acabar el primer periodo con ventaja 21-22. La falta de rebote y el poco acierto en los tiros libres penalizó en exceso a los visitantes. El triple de Chivi en el primer ataque de la reanudación tranquilizó a los visitantes, aunque los locales con rápidos contrataques no les iban a la zaga (23-25). Un parcial de 0-4, al cumplirse el minuto 14 situó el marcador en 23-29, pero los visitantes merced a unas buenas defensas con robos y un gran acierto, dispararon el electrónico hasta 28-38, cuando restaban 4 minutos para el final del cuarto. Esta fue la máxima renta de las Flechas y con ella todo cambió: el acierto se fue, las defensas eran vulnerables y la velocidad les atropellaba por lo que encajaron un 11-0 que acabó con la hegemonía de los visitantes, cerrando el periodo con un parcial de 18-16 y el marcador en 39-38. Destacaron Chivi con 7 puntos y Dani con 5 puntos. Los dos primeros minutos del tercer cuarto fueron de igualdad, con alternativas en el marcador. Un triple de Paniagua colocó el 41-43, que sería la última vez que las Flechas fueran por delante. Dos triples consecutivos de Alonso y Bartolomé dispararon el marcador 47-43, pasando por el ecuador con 49-47 y todo igualado. Las Flechas seguían sólidas y los locales no podían distanciarse, otro triple de Infante les situó con 54-49, pero con raza los visitantes redujeron hasta el 55-53 a falta de 2 minutos. El arreón final de los locales atropelló a las Flechas que encajaron un parcial de 10-3 gracias a los triples de Alonso y Bartolomé. El balance al final del periodo tercero fue de 5 triples locales por 2 triples visitantes y el resultado al final de los 30 primeros minutos 65-56 (26-18) Al comienzo del último cuarto las fuerzas se igualaron y las Flechas lograron reducir la desventaja hasta el 67-60, cuando se habían consumido 3 minutos. Pero en apenas 3 minutos, 4 triples, casi consecutivos de los burgaleses destrozaron la resistencia de unas Flechas que encajaron un parcial de 14-2 (81-62) y vieron como el partido se alejaba. El tiempo muerto no logró parar la sangría y a la vuelta otro triple de Infante hurgó más en la herida y abrió paso a otro parcial de 7-2 situándose el marcador en 88-64, cuando se pasaba por el minuto 36. Los minutos finales sirvieron para que las Flechas compusieran su figura y gracias a los triples de Dani establecieron el marcador final en 95-75, con un resultado en el periodo de 30-19. Los 17 triples del Nissan Grupo de Santiago indican el nivel de eficiencia de sus tiros y lo difícil que es resistir el vendaval. Queeley fue una pesadilla para las Flechas, anotó 24 puntos y valoró 38, siendo el MVP del partido. El mejor de las Flechas fue Chivi con 15 puntos y 27 de valoración. La próxima semana será el Caja Rural Zamora el que visite el polideportivo de la Vega. Sábado a las 18,30 horas.

ADMINISTRADOR

Como cantaba Julio Iglesias “La vida sigue igual”. El derbi se saldó con una nueva derrota de las Flechas, contra su bestia negra la UVA, que supo reponerse al primer periodo, igualando la contienda y en los momentos finales decantó el partido desde el perímetro. Se volvió a repetir el guion de los anteriores enfrentamientos en liga regular, partidos disputados y abiertos y que siempre acaban con la victoria de los de Domingo Cano, ya son 7 victorias por 1 derrota. La puesta en escena de las Flechas fue meritoria, el parcial de 5-0 fue devuelto por los universitarios gracias a los 5 puntos de Herrero cuando había trascurrido 2 minutos del choque. Las defensas zonales de los visitantes no paraban los ataques locales que gracias a un parcial de 6-2 tomaron el mando en el marcador, en el ecuador del periodo (11-7). Los tiros libres errados de las Flechas no disparaban más el marcador a su favor, lo que los visitantes aprovecharon para recortar, gracias a un triple de Herreros que puso el 18-14. A partir de aquí la velocidad en el juego de los de Roberto González les llevó a un parcial 8-0 cuando se cumplía el minuto 9. La conexión de Chivi y Héctor era letal, para los intereses universitarios con lo que el primer acto se cerró con 28-17 en el marcador. La eficiencia en los lanzamientos de los locales fue impresionante, a excepción de los tiros libres que fue pírrica (3 de 8). Fueron protagonistas Millán y Héctor con 9 puntos, mientras que Herreros sostuvo a su equipo con 5 puntos. Las rotaciones llegaron al comienzo del segundo capítulo y apareció en escena Chevi que no había anotado en el primer periodo y que en este anotó 12 puntos sin fallo, a excepción de los tiros libres. Por su parte las Flechas se encomendaban a un Iván con mucho acierto desde los 4 metros con 6 puntos, para romper una zona 1-3-1 que estaba poniendo en dificultades a los locales. Durante los primeros minutos del periodo los locales mantuvieron las diferencias en el marcador pasando por el minuto 15 con 40-26, pero fue a raíz de un 3 más 1 de Chevi cuando el partido empezó a apretarse 42-36 con parcial (2-10). El tiempo de Roberto logró parar el empuje de los de la UVA llegando al descanso con 6 puntos de renta (45-39). La velocidad en el juego y el dominio de la pintura había cambiado de bando y los nervios comenzaban a aflorar en los locales. El paso por los vestuarios no cambio la deriva del segundo periodo, el acierto desapareció y las pérdidas de balón afloraron, en los dos equipos, pero las Flechas lo acusaron más, tardando más de 2 minutos en anotar. El parcial de 0-4 recortó, aún más, la diferencia hasta el 45-43 y todo se igualó. Los universitarios fueron capaces de parar los ataques locales con defensas alternativas, mientras que en los locales su zona favorita no era la deseada y todo era cuestión de tiempo hasta que en el minuto 26, Encinas volteó el marcador 49-50 y Chevi hurgó en la herida con otro triple 49-53, lo que obligó a Roberto a pedir tiempo muerto. El tiempo vino muy bien a los locales que remontaron el vuelo y merced a un parcial de 5-3 acabaron por delante 54-53. El parcial de este periodo fue de 9-14, la eficiencia fue poca destacando Millán con 7 puntos y Chevi con 5 puntos. El último periodo empezó con muchas imprecisiones, nervios y escasa anotación. La delantera la seguían llevando los locales con 59-55, cuando se pasaba por el minuto 33, aumentando la renta hasta el 62-57 con el triple de Dani que fue rápidamente contestado por otro de Chevi 62-60. Las Flechas lograban estirar más el electrónico hasta los 65-60 cuando restaban solo 5 minutos de juego. Pero los cambios en los locales no lograron alterar la reacción universitaria que con un parcial de 0-7 con triple final de Chevi otorgó el dominio a los visitantes 65-67, lo que obligó al tiempo muerto local. La cuarta alteración en la ventaja resultó definitiva, la penetración de Herreros puso el 65-69 al que respondió Eduardo 67-69. La sentencia la puso con otro triple Herreros 72-67 al que contestó Eduardo con otro a falta de 40 segundos 70-72. La falta antideportiva de Cendón con 36 segundos otorgó 2 tiros libres a Encinas que falló y en la posesión posterior Sierra erró uno de los dos tiros libres 70-73. La última posesión era para las Flechas y no la aprovecharon al fallar un tiro de 3 puntos y cometer falta en ataque, por lo que la victoria se fue para la UVA que fue más efectivo en los momentos decisivos. El mejor del partido fue Chevi con 25 puntos y 24 de valoración. En los locales volvió a serlo Millán con 16 puntos y 16 de valoración, mientras que en la UVA cabe destacar a Encinas, Sierra y Herreros. El próximo sábadolas Flechas se desplazan a Burgos para jugar con el Nissan Grupo Santiago dentro de la jornada 15 de la liga EBA

ADMINISTRADOR

Sin corazón y sin cabeza la victoria se aleja, y eso ocurrió a las Flechas en el choque que les enfrentaba a uno de los gallitos de la competición el Raisan Pas Pielagos. La salida en tromba de los del Valle del Pas descolocó a los visitantes, que se veían maniatados merced a una gran defensa sobre el Chivi Merlo, lo que obligaba a otros jugadores a subir el balón al ataque. Del 6-0 del arranque se pasó al 21-10 cuando se cumplía el minuto 7. El tiempo muerto de Roberto no logró parar el chaparrón local que anotaban sin piedad desde todas las distancias y con gran acierto. El dominio reboteador les aportaba segundas oportunidades, por lo que las distancias en el marcador no hicieron más que aumentar hasta que se llegó al final del periodo con 31-14 y la máxima diferencia 17 puntos. Los Marello (9 puntos), Sutina (7 puntos) y Fernández (6 puntos) eran mucho para un solitario Millán (10 puntos siendo 8 de tiros libres). El parón entre cuartos no logró cambiar la dinámica, los locales mantenían su dominio en la pintura y con mucho acierto en el tiro exterior. Los minutos iban pasando y las Flechas veían como sus defensas eran muy vulnerables, merced a ataques muy acertados del contrario. El 46-26 del minuto 14 era una losa muy pesada para los visitantes, que no eran capaces de cambiar el paso. El tiempo muerto de los locales despertó a los de Arroyo que encadenó un parcial de 0-7 lo que les acercó a 46-33, pero no era el día y los locales respondieron con otro parcial de 8-3 (54-36) con triple final de Sutina, lo que obligó a Roberto a parar el partido. Las indicaciones del entrenador lograron relanzar a su equipo que ganaba el periodo por 25-28 y se iban los equipos al descanso con 56-42. El dominio de la pintura de los del Valle del Pas volvió a ser demoledor con Gómez anotando 10 puntos mientras que en las Flechas a Millán 12 puntos se había sumado Paniagua 8 puntos, en dicho periodo. El arranque del tercer volvió a ser malo para los intereses de las Flechas, el 66-45 cuando había transcurrido apenas dos minutos del periodo obligó a Roberto a pedir tiempo muerto, pero esta vez no logró cambiar la dinámica. El ecuador del periodo se pasó con 73-53 y posteriormente se alcanzó el 79-56, máxima diferencia del partido. Las defensas en unos y otros eran superadas por los ataques. Una falta antideportiva seguida de técnica eliminó a Millán del partido en el minuto 28´, por lo que las Flechas perdían a su máximo anotador. El intercambio de canastas era una constante en los minutos finales y el dominio de los tableros siguió en poder de los de Pas (30 rebotes por 15). El máximo anotador del cuarto fue Fernández con 11 puntos (3 de 6 en el triple). Al comienzo del último acto las Flechas dieron el último arreón y se acercaron a 90-75, pero la eliminación por faltas de Parras en el 35´puso más cuesta arriba la posible remontada de los visitantes. La efectividad en los lanzamientos de los equipos no se resintió, pero las pérdidas fueron cada vez más, a uno y otro lado. El partido se igualó y el parcial final 20-18 reflejó la igualdad en estos 10 últimos minutos. Sobresalió en este periodo por parte de los de Pas, Marello (10 puntos) y en las Flechas Dani (6 puntos de 2 triples). Destacaron por Pas Pielagos: Sutina 22 puntos y 27 valoración, 21 Marello 21 puntos y 19 valoración y Fernández 20 puntos y 21 valoración, y en las Flechas Millán 25 puntos y 31 valoración siendo el MVP del partido. El próximo sábado toca derbi. CB La Flecha-Universidad de Valladolid, correspondiente a la jornada 14º.

ADMINISTRADOR

El líder invicto, con un inmaculado balance de 9 victorias, dejó de serlo ante un excepcional CB La Flecha que se agigantó merced a una defensa zonal inexpugnable y un ataque infalible, dominando de cabo a rabo un partido que marcó el fin de la racha de los salmantinos. Los taurinos dicen que no hay quinto malo y la quinta victoria fue de muchos quilates. El comienzo fue de dominio visitante. El 2-7 del primer minuto no presagiaba un buen final, pero delante quedaban 39 minutos y todo cambió. Con la dirección y el brazo ejecutor de Chivi y Paniagua, el marcador se fue recortando hasta alcanzar el minuto 4´del periodo cuando Paniagua anotó y puso por vez primera a los locales por delante en el marcador 12-11 y a partir de aquí un parcial de 8-2 aumentó las distancias. Por aquel entonces, la defensa individual pasó a zonal en los de Roberto González y los del USAL se atascaron. El tiempo muerto de Oscar Núñez no logró parar la sangría, la falta de tino de 3 puntos les pasó factura y entregaron el parcial 29-19. El juego y el acierto en las Flechas fue inimaginable 8 de 8 en tiros de 2 puntos, 3 de 5 en tiros de 3 puntos y 4 de 5 en tiros de 1 puntos, aunque los visitantes no estuvieron mal a excepción de los tiros de 3 puntos que solo fueron capaces de anotar 1 de 5. Paniagua y Chivi con 8 puntos fueron los mejores de este periodo. La borrachera ofensiva en las Flechas siguió en el arranque del segundo acto, otro parcial 8-0 condujo al 37-19, cuando se cruzaba por el minuto 14, que fue la máxima diferencia del partido. La irrupción en cancha de Guillem dio aire a los salmantinos y les aportó puntos, los 11 puntos seguidos con 3 triples redujo la ventaja a 42-30, lo que obligó a Roberto a parar el partido y aclarar las ideas ante la defensa zonal del Usal. El tiempo logró sosegar a su equipo pudiendo llegar al descanso con una ventaja de 10 puntos (47-37) ante las acometidas de su rival. El parcial se cerró con empate a 18 puntos. Destacó por encima de todo Guillem con 11 puntos y un gran acierto desde los 3 puntos. La vuelta a la actividad, después del descanso, la afrontaron ambos equipos con los cinco iniciales. Las defensas empezaron a tomar protagonismo, los locales con la zonal y los visitantes con la individual. Cuando se cruzó el ecuador del periodo, el parcial fue de 7-7. Costaba mucho anotar y los errores en el tiro se sucedían. La vuelta de Guillem al partido con otro triple recortó las distancias (57-47), pero aquí volvió a tomar protagonismo Chivi que con sus 5 puntos consecutivos aumentó la ventaja, lo que obligó a Oscar a pedir tiempo muerto con 62-47 y 3´minutos por jugar del periodo. Las consignas no lograron parar la marcha del choque y las Flechas cerraban otro parcial con dominio 21-15, situando el electrónico en 68-52. Los porcentajes de tiro en los locales seguían disparados mientras que en los visitantes eran bajos, para su costumbre. Chivi Merlo volvió a ser el mejor con 10 puntos y 14 de valoración. El último capítulo, no comenzó bien para los intereses de los locales. La presión visitante llevó a las Flechas a pérdidas constantes y si a ello unimos la falta de acierto, desembocamos en un parcial de 0-8 y casi 3´minutos sin anotar. Roberto González se vio obligado a parar la hemorragia y tranquilizar a los suyos (68-60). La indicaciones de su técnico y la vuelta a la cancha del argentino Merlo logró parar la sangría, encadenando un parcial de 9-0 con 5 puntos de Eduardo y 4 puntos del Chivi (75-60) cuando el electrónico señalaba el minuto 35´. Dos triples consecutivos de Guillem y Gacic redujeron el marcador hasta el 79-66. A partir de aquí las Flechas comenzaron a controlar el tiempo y llegar al final con ventaja, y lo hicieron de maravilla con Eduardo en el manejo, Chivi de ejecutor y Cendón listísimo en el rebote ofensivo en momentos de zozobra de los locales. El cuarto se cerró con empate a 18 puntos. Otra vez el Chivi Merlo con 9 puntos fue el máximo anotador. Deslumbró Chivi Merlo con 30 puntos y 39 de valoración (MVP de la jornada 12 del grupo AB), aunque los demás componentes de las Flechas rayaron a gran altura. En los salmantinos Guillem muy acertado desde el triple fue el máximo anotador con 17 puntos. El próximo domingo 14 de febrero las Flechas se desplazan a Pielagos donde se enfrentaran al Raisan Pas Pielagos, en partido correspondiente a la 13º jornada.