OK

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que usted tenga la mejor experiencia usuario. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y nuestra Política de cookies

<%=Club.Nombre %>

2ª JORNADA LIGA EBA


 

 

Dice el refranero español “Hasta el rabo, todo es toro” o “Arranque de caballo y parada de burro”, es lo que sucedió en el partido que disputaron las Flechas contra el Raisan Pas Pielagos. Después de 36 minutos dominando el marcador con ventajas holgadas, tuvieron que hincar las rodillas ante un rival que se sobrepuso a las adversidades, en forma de lesiones, y remató el partido con una eficiencia elevadísima desde todas las distancias.

De nada sirvieron el excelente 2º cuarto y los buenos 1º y 3º cuarto de los locales, ante el torrente anotador de los del valle del Pas en el 4º periodo.

Los cántabros comenzaron abriendo el marcador merced a dos canastas de Marello y Saiz-Bustamante (0-4), pero en 3 minutos los arroyanos dieron la vuelta al marcador con un parcial de 9-0, merced a rápidos contraatataques y con Paniagua y Chivi Merlo como anotadores. La igualdad volvió a la pista pasada la mitad del periodo con canasta de Marello 11-10, y fue una constante hasta que los locales con otro parcial de 7-3 se situaron  por delante (18-13), pero dos tiros triples de Fernández y Robertson dieron la primera ventaja de los visitantes 18-19 a falta de 1,17 minutos para llegar al final del periodo. Los últimos dos minutos fueron dominados por las Flechas que cerraban el cuarto con 24-21. La efectividad de 2 puntos fue máxima, en ambos equipos, 11 de 12 en las Flechas y 6 de 6 en los del Pas. Destacaron los bases de los equipos Robertson con 5 puntos y Chivi Merlo con 7 puntos.

La defensa individual de las Flechas, en el comienzo del segundo periodo, fue tan buena que dejo sin anotar a los visitantes casi 3 minutos, alcanzando el 28-21, lo que obligó al entrenador contrario a cambiar a casi todos los jugadores en cancha. Este movimiento no tuvo ninguna incidencia, la defensa individual de los locales siguió intratable y en ataque apareció Barriuso que con 3 triples consecutivos y sin fallo, aumentó la distancia en el marcador, a favor de los locales, hasta alcanzar la máxima renta del partido 49-31, cuando transcurría el minuto 18, coincidiendo con la lesión de Sutina, uno de los referentes del Pas Pielagos.

Las zonas 1-3-1 y 2-3, de los del Valle del Pas, habían aparecido en escena y empezaron a ralentizar la anotación de los pupilos de Roberto González, dando aire a los contrarios, que lograron rebajar el marcador hasta los 49-35 del descanso. Los porcentajes de tiro de campo siguieron siendo altos en ambos equipos, pero las Flechas erraban más de la cuenta los tiros libres concedidos. En este acto Barriuso fue el máximo anotador con 9 puntos, con un acierto muy alto, 3 de 6 en tiros de 3 puntos.

La vuelta a la actividad pilló despistado al conjunto local, encajando un parcial de 2-5,  lo que obligó a parar el partido a los locales, que cada vez se encontraban más incomodos para atacar la zona 2-3 de los visitantes. Las defensas de las Flechas empezaron a ser más vulnerables y los del Pas rebajaron la distancia psicológica de los 10 puntos, 53-44 con 16 minutos por jugar. Roberto volvió a parar el choque para intentar refrescar las ideas a sus pupilos y lo consiguió. En la reanudación un triple, devolvía algo de tranquilidad hasta que a falta de 2 minutos, para acabar el periodo, un triple de Robertson situaba el 60-50. Pero los locales supieron controlar el partido y se llegó al minuto 30 con 66-55 en el marcador.

A reseñar el buen periodo de Millán con 7 puntos y  de Iglesias con 6 puntos.

El último periodo fue un calvario para los locales, desdibujados en defensa, con pérdidas en los ataques e incapaces de atacar la zona 2-3 dispuesta por el rival. Antes de cumplirse el minuto de juego ya las distancias se habían reducido hasta el 68-59, los locales aguantaron y Eduardo anotó el 70-59 y a partir de este minuto 8 todo empeoró. El parcial de 0-7 redujo aún más el electrónico, lo que obligó a parar el partido a las Flechas con 70-66. El triple de Eduardo, en la vuelta al partido, dio aire 73-66 y mantuvo por delante a los locales con 75-70 a falta de 5 minutos para acabar. Iglesias se había convertido en un peligro y Marello era una pesadilla.

El 0-7 que va desde el minuto 36 al 33 dictó sentencia, el triple de Solorzano cambió el signo del marcador 75-77 y los cántabros creyeron en la victoria. La herida de las Flechas no se cerró y otro parcial de 1-4 aumento la distancia 76-81 cuando quedaban 1,25 minutos para terminar. Los errores en los tiros libres lastraban las reacciones locales mientras que los visitantes cada vez se encontraban más cómodos.

Los triples a la desesperada de los locales pusieron algo de suspense, pero ya era tarde. Destacó Marello con 11 puntos y casi todos los integrantes de Pas que realizaron un gran periodo.

El MVP del partido fue Marello con 19 puntos y 25 de valoración secundado por Iglesias con 19 puntos y 19 de valoración. En los locales Millán con 17 puntos y 17 de valoración fue el mejor.

En los últimos instantes del partido cayo lesionado de gravedad Robertson y anteriormente fue Iglesias quien se retiró con molestias.

La semana venidera las Flechas descansan y hasta el día 19  no volverán a competir. Será contra el Bezana.

 


Comparte en: