OK

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que usted tenga la mejor experiencia usuario. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y nuestra Política de cookies

<%=Club.Nombre %>

20ª JORNADA LIGA EBA


La Flechas perdieron ayer una oportunidad pintiparada en su camino hacia la salvación, pero no era el día. Los locales llevaron a sus rivales a guarismos donde la victoria era más factible, pero los errores en el tiro les condenaron a una derrota muy amarga. Las figuras de Eguskitza y Larrañaga deslumbraron al conjunto de Roberto González que estuvo muy irregular durante el partido.

Dicen los gitanos que no quieren hijos con buenos principios, pues les auguran un mal final, y a fe que se cumplió el dicho. El comienzo de los locales fue el soñado, pues a un arranque igualado hasta el minuto 5 le siguió un despegue en el marcador, merced a un parcial de 5-0 (14-8), cuando los de la Flecha se habían refugiado en una defensa zonal. El acierto de los arroyanos desde los 6,75 era muy alto (4 de 8) lo que les hizo liderar el marcador hasta alcanzar el minuto 10 con 17-9, máxima diferencia del partido. Compitiendo en el acierto de 3 puntos y en la puntuación en este cuarto estuvieron Paniagua, Millán y Larrañaga con 6 puntos.

El segundo periodo fue totalmente distinto, en los primeros compases los locales mantuvieron las distancias en el marcador con Millán entonado, pasando por la mitad del cuarto por delante 22-17, pero el ritmo lento del contrario, así como el dominio en el rebote fue disminuyendo la capacidad ofensiva de las Flechas. El parcial de 0-5 con triple de Silva llevó a los de Zarautz al empate a 22, lo que obligó a parar el partido a Roberto. La salida del tiempo muerto fue muy buena para los intereses de las Flechas, el 5-0 les volvió a dar la ventaja en el electrónico, pero fue algo fugaz, pues otro parcial de 0-4 apretó el marcador 27-26. Los hombres altos de los vascos habían tomado el protagonismo y sus 10 puntos así lo ratificaban.  El parcial 15-21 de final del cuarto llevó al 32-30, con lo que ambos equipos se retiraron a los vestuarios. Millán con 5 puntos siguió siendo el máximo anotador de las Flechas y en los vascos todos los postes Eguskitza, Barrio y Arteche con 4 puntos.

En la reanudación, a las Flechas se les fue apagando la luz y las ideas, los errores en los lanzamientos cada vez eran más y las faltas personales empezaron a  ser una pesadilla. Por el contrario, los visitantes defendían duro y compactos, martilleando en ataque, una y otra vez, con un Eguskitza dominador de la pintura. Un parcial de 0-9 puso en ventaja a los del Ulacia 39-44, cuando se cumplía el minuto 18, merced a la multitud de pérdidas de los locales (5 en el periodo). El final del cuarto se alcanzó con 40-46 en el electrónico y unas Flechas muy tocadas. El dominio de los tableros fue de Eguskitza (9 puntos) y el del juego de Larrañaga que por aquel entonces acumulaba 11 puntos y 19 de valoración. De nada sirvió el buen cuarto de Eduardo, en ataque,  con 7 puntos.

En la salida del último acto, las Flechas fueron las de siempre, con veloces contrataques, robos de balón y valientes. Con estas constantes los locales asestaron un parcial de 9-0 que les volvió a dar la delantera con 53-50, cuando se cumplía el minuto 35, pero a partir de aquí todo se torció. Las buenas defensas de los de Zarautz maniataron a las Flechas que no eran capaces de anotar y se vieron empatados a 55, cuando Larrañaga anotó desde los 3 puntos. Otro triple de Silva hurgó más en la herida y ahí no acabó todo pues otra canasta de Eguskitza puso en más ventaja a los de Ulacia 55-60 a falta de 1´:40”. En los posteriores ataques Millán anotó y Jorge robó un balón finalizando con una bandeja, por lo que el marcador se situó en 59-60, cuando apenas faltaban 59”. Una puerta atrás de Eguskitza amplió la ventaja de los visitantes 59-62, con 50” en el electrónico. Las Flechas tiraron en cuatro ocasiones en lo que restó de tiempo y marraron en todas, por el contrario los de Zarautz no dispusieron de ningún tiro, por lo que se consumó la derrota con 59-62. Los últimos instantes no fueron los mejores para las Flechas, su gestión no fue la más adecuada, con errores de bulto en defensa y mucha espesura en ataque. Por el contrario, los de Zarautz estuvieron muy bien plantados en los instantes finales, con una buena defensa y mucho acierto en ataque.

Los mejores del partido fueron, en la dirección Larrañaga con 14 puntos y 23 de valoración  y  Eguskitza con 21 puntos y 21 de valoración bajo los tableros. Eduardo fue el más destacado en los locales con 15 puntos y 18 de valoración.

La mayor alegría de la tarde la proporcionó  la vuelta del capitán Sergio Irles al banquillo con sus compañeros, después de estar ingresado más de 40 días por una infección.

En la jornada 21 los de Arroyo visitaran a Goierri, el sábado 29 de febrero a las 18,30 horas.    

 


Comparte en: