OK

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que usted tenga la mejor experiencia usuario. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y nuestra Política de cookies

<%=Club.Nombre %>

Entrevista a ORLANDO QUINTANA

 Aunque solo jugó 10 partidos en Primera División, Orlando Quintana (25/03/1978, Las Palmas de Gran Canaria) es  uno de los grandes nombres que se asocian a la penúltima  etapa de la UD Las Palmas en la máxima categoría.  Además del Universidad, club de origen antes de su etapa  como amarillo, el cancerbero grancanario jugó en el Celta,  Lorca, Mérida, Pontevedra, Ponferradina y Real Oviedo antes de pasarse al fútbol amateur y antes de terminar retirándose.  Orlando llegó al club en marzo de 2002 directo de 2•B. En una semana pasó de buscar el  ascenso a la categoría de plata con el Universidad a debutar  en Primera contra el Alavés. Sustituyó a Cicovic en el descanso y su actuación fue clave  para defender el 2-1 que luciría el Estadio Insular. Los problemas burocráticos de Nacho González y actuaciones  como la que realizó el Camp Nou le premiarían como por-  tero titular del equipo pese al descenso.  Su marcha a la península Con el posterior descenso a 2•B comenzarla su periplo peninsular. Tras varios ascensos y descensos cambió de equipo 6 veces en 10 años,  un síntoma no especialmente positivo. No obstante, guarda  buen recuerdo de todos los equipos en los que he estado. En Vigo, por ejemplo, estuve solo una temporada pero me  trataron muy bien': asume.  Lejos de los terrenos de juego  desde hace 4 campañas, Orlando dedica su tiempo a "entrenar a los porteros del Villa de Santa Brígida y del colegio Marpe" para paliar sus ganas de seguir cerca del terreno de juego. Pese a ello, asume que "no me costó colgar los guantes porque siempre tuve claro que cuando no me divirtiese  lo dejaría", afirmó el ex porte- ro de la UD que mantuvo una carrera deportiva principal- mente lejos de Gran Canaria pero del que se guarda grato recuerdo en la isla.

Texto Zona Amarilla / UD Las Palmas SAD


Comparte en:
 

Otras entrevistas

  • GERARDO MIRANDA GERARDO MIRANDA

    GERARDO es el último jugador de la UD Las Palmas en acudir con la Selección No es fácil hacer ejercicio dememoria para rescatar, dentro de la cantera de la UniónDeportiva las Palmas, jugadores que triunfaran a gran escala. Saltándonos la archiconocida primera generación dorada encabezada por Germán, Guedes y Tonono. Gerardo Miranda debutó en la UD Las Palmas en la temporada 1976­77, con 20 años, y permaneció en el equipo amarillo cinco temporada hasta que se marchó al FC Barcelona en 1981. 'Vitolo' a un lado, que renunció por lesión a la última convocatoria nacional, el futbolista nacido en Mauritania fue el último jugador en ir convocado con la selección absoluta vistiendo la camiseta amarilla. Gerardo recuerda su partida de nacimiento con honor: "Lo de Mauritania fue un accidente, fueron mis padres a trabajar y nací allí pero yo soy más canario que el gofio". admite entre bromas. Nunca fue expulsado 173 partidos, 11 goles, 10 amarillas y ni una sola tarjera roja en la siete temporadas que fue jugador de la UD. Lateral derecho reconvertido por su carácter, rememora el momento pese a que debutó con Roque Olsen de extremo. "Yo era mediapunta pero no tenía ese talento, era más un jugador de trabajo. Un día me colocó de lateral y ahí empezó todo”: comentó con sinceridad el que fuera jugador del FC Barcelona. En la Ciudad Condal tocó la gloria como futbolista alcanzando 7 títulos: una liga, dos Copas del Rey, una Supercopa, una Recopa y dos Copas de la Liga. Además, como blaugrana vistió en 9 ocasiones la elástica nacional. La llamada del Barca “Yo estaba muy a gusto en la UD, en mi casa y con mi gente. Surgió la opción y aunque me costó el primer año me trataron muy bien, es un gran club“ destacó sobre el cambio de aires. Eran otros tiempos y añadió que "antes el club manejaba todo, lo llevaba García Panasco. Yo estaba esperando para firmar con d Real Madrid, no llegamos a un acuerdo, hubo una llamada de Barcelona y me fui”, comenta como una anécdota curiosa en su carrera. Vuelta a la isla Siete campañas, a una por título, se mantuvo en Barcelona antes de regresar para acabar su carrera en el equipo de su tierra. Las temporadas 88/89 y 89/90 cambió un club que jugaba en Europa por otro en Segunda División y al que no le debía más que su corazón.(Texto:Zona Amarilla/udlaspalmas.es)

  • ORLANDO SUAREZ ORLANDO SUAREZ

    “Cuando voy por ahí la gente me recuerda lo que hice por el equipo y al final eso es con lo que uno se queda" Agradecido y orgulloso, así se muestra nuestro protagonista que recapitula con nostalgia sus 14 temporadas como jugador de la UD Las Palmas. Y es que Orlando Suárez sigue siendo uno de esos jugadores que la afición amarilla lleva en el corazón. Se retiró hace 13 temporadas en el Universidad de Las Palmas, pero toda su carrera la hizo con la UD Las Palmas, un club que se lo ha dado todo: "El club me dejó un buen sabor de boca, al final a uno lo recuerdan por todo lo que ha hecho durante su carrera" explica. Más de una década en el club amarillo hacen que Orlando siga siendo recordado como aquel delantero 'ratonero' que cantaba sus goles en el insular. Marcó 100 goles con la elástica de la UD y consiguió dos ascensos con el equipo insular, uno a Segunda y otro a Primera, donde jugaría dos temporadas. Puede presumir Orlando de haber sido importante en cada uno de los años que jugó como profesional. Desde que debutó con el primer equipo, con tan sólo 17 años, fue un jugador que jugó más de 20 partidos de media. Antes de cumplir la mayoría de edad cumplió el sueño de vestir la camiseta de jugar con en las categorías inferiores de la selección española sub 19 y en Las Palmas de Gran Canaria. En aquel partido, disputado el 13 de febrero de 1990 ante Francia, compartió vestuario con jugadores como Víctor Afonso, Paqui o Alkiza, que marcó el gol español. El fútbol en las venas. Hay jugadores a los que el fútbol le corre de verdad por las venas. Orlando dedica su tiempo a disfrutar del este deporte desde otra perspectiva, en los banquillos y aplicando su experiencia: "Todo lo que te enseñan mal dejarlo a un lado y utilizar lo bueno. Si el día de mañana te dedicas a enseñar debes llevarlo a la práctica, eso es una realidad que un profesional debe valorar", recalca sobre su etapa como formador. Su experiencia en la élite le otorga autoridad para valorar el fútbol desde dentro, A su modo de verlo: "Las cosas han cambiado mucho, empezando por el propio fútbol. La forma de jugar de los equipos, las ideas, el organigrama de los clubes. Ahora se busca el máximo rendimiento en los dos los aspectos', explica. (Texto:Zona Amarilla/udlaspalmas.es)