<%=Club.Nombre %>

Artículos

  • Consejos para Padres de Jóvenes Futbolistas

    Club Atlético Chenet - 2009 / 2010 EDUCACIÓN EN VALORES    SABER EXIGIR LO JUSTO A UN HIJO ES IMPORTANTE   Valorar a tu hijo en cada acción que hace, es exigirle demasiado. Debes preocuparte más por su formación deportiva que por los resultados que vaya obteniendo el equipo al que pertenece. Darle libertad a tu hijo para que tome sus propias iniciativas, es enriquecedor. Dar indicaciones a tu hijo en el terreno de juego, es malo para él y el equipo. Juzgarlo en todo momento, es presionarle demasiado. Premiar sistemáticamente a tu hijo por su rendimiento deportivo, es contraproducente. Además de vuestras conversaciones sobre el deporte que practica, debes hablar con tu hijo de muchos otros temas. Tu hijo, a veces, no podrá dar el máximo en cada actuación. Hay que saber comprenderlo. No cambies la actitud con tu hijo por su valía deportiva. Valóralo en su justa medida, según sus propias posibilidades y jamás lo compares con nadie.   LA IMPORTANCIA DE LA RELACIÓN PADRES – ENTRENADOR   Involúcrate en el equipo en la medida que lo requiera el entrenador. Contradecir al entrenador o darle indicaciones técnicas al niño, sólo lo confundirá. Mantener una conversación fluida y cordial con el entrenador, es beneficioso para todos. Preocúpate por el desarrollo de tu hijo basándote en las apreciaciones que te haga el entrenador. No discutas sobre cuestiones técnicas con el entrenador. Valorar negativamente al entrenador en presencia de tu hijo resulta desmotivador. El entrenador es mucho más que eso, y también forma parte de la educación de tu hijo. El entrenador es un formador. La parte técnica, no deja de ser un complemento de lo principal, que es la educación de tu hijo. Valora el trabajo del entrenador y nunca te consideres por encima de él, sobre todo en el apartado técnico. En el aspecto educativo-formativo, colabora con él.   Fuente: Asesoramiento de Javier Marcet. Adaptación: Ramón Ateca