OK

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que usted tenga la mejor experiencia usuario. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y nuestra Política de cookies

Cabecera C.F.I. Alicante

Noticias

El CFI Alicante cae de forma contundente (5-1) ante el Villajoyosa. Los locales no perdonaron los errores de la defensa celeste y solamente Abdul pudo perforar la portería vilera. El primer encuentro del año 2.019 era crucial para el CFI Alicante. La visita a Villajoyosa era, sobre el papel, uno de los partidos más complicados de la temporada. Y así ha resultado ser. El equipo de Carrasco llegó al feudo vilero sabedor de la victoria del filial herculano, lo que significaba que todo lo que fuera no sumar de tres les iba a apear de la zona de promoción. Además de permitir que el Villajoyosa entrara de lleno en la pelea por los puestos de playoff. Los jugadores saltaron al césped sabedores de la importancia de sumar de tres. F: Mario Tena. El encuentro comenzó siendo una batalla de tú a tú entre dos gallos de la categoría. Pepe Soler mandó a sus hombres a presionar arriba la salida de balón del CFI Alicante, quien intentaba enlazar cadenas de pases rápidas para conectar con Abdul y Conesa. Este planteamiento solo se sostuvo durante los primeros 25 minutos. En ese cuarto de hora hubo tiempo para todo: duelos individuales de Toti y Víctor Oliver contra un Maiquez hambriento de gol, un claro penalti transformado por Úbeda y la reacción del equipo alicantinista. Abdul estuvo más listo y rápido que nadie para robarle la cartera al portero local, y ya sin oposición, poner el empate en el marcador. Ese error de Dani actuaría de punto de inflexión para el portero del Villajoyosa, pues a partir de ahí ha realizado un auténtico recital bajo palos. En el minuto 37, el primer error de bulto de la defensa alicantinista dejó a Iván Fernández solo ante Álex. Sin ajustar demasiado su disparo, el centrocampista local consiguió poner el segundo gol. Bernabéu, con problemas en el tobillo, fue la principal baja del once alicantinista. F: Mario Tena. El paso por vestuarios resultó demoledor para el CFI Alicante. Al contrario de lo que suele suceder, el descanso pareció descolocar y trastocar cualquier plan de remontada. Y cuando el Villajoyosa vió esa herida no dudó en empeorarla, convirtiéndola en incurable. La segunda parte solo tuvo un color, el blanco. Desde el comienzo, el acoso y derribo que sufrió el equipo de Carrasco empezaba a transformarse en goles. Salas convirtió el tercer gol vilero entrando solo en un córner. La impasividad de la defensa celeste sorprendió a los aficionados alicantinistas, acostumbrados a ver que la zaga es el valor más seguro de este equipo. Cuando transcurría una hora de partido, Botella mandó el esférico a la escuadra. Álex intentó llegar, pero fue imposible detener ese envío. Faltaba media hora de encuentro y el marcador ya mostraba un 4-1. Con Imanol y Mauri sobre el terreno de juego, Carrasco no podía añadir mucha más mordiente a su ataque. Todos los futbolistas ofensivos estaban en el terreno de juego. Pero ni con esas. El Villajoyosa desbarató cualquier intento alicantinista de anotar un gol, y asestó el golpe definitivo a balón parado. Una pérdida de Nano cerca del área obligó a Tomás a hacer una falta peligrosa. Micky cogió el esférico, lo plantó y lo mandó para dentro firmando el definitivo 5-1. Ladecepción se leía en el rostro de la plantilla celeste, que ha desaprovechado una gran oportunidad para abrir brecha en la tabla. Toca levantarse de este duro golpe y remar en la dirección correcta. Hay tiempo suficiente para revertir la situación y la unión de la plantilla es más fuerte todavía en las situaciones difíciles. Es el ADN alicantinista. FICHA TÉCNICA: Villajoyosa: Dani: Martín, Sergio, Carles, Alfonso; Iván Fernández, Úbeda (Antón, m. 83), Botella (Beltrán, m. 70); Antonio (Luis Alberto, m. 77), Micky y Maiquez (Granados, m. 65). CFI Alicante: Álex; Alcolea (Imanol, m. 53), Toti (Nano, m. 59), Víctor Oliver, Lauren; Borja (Tomás, m. 77), Sergi Murcia; Rafa Gómez, Banderas, Rubén Conesa (Mauri, m. 53); Abdul. Goles: 1-0, Úbeda (16’). 1-1, Abdul (17’). 2-1, Iván Fernández (37’). 3-1, Salas, (47’). 4-1, Botella (60’). 5-1, Micky (84’). Árbitro: Emilio Espigares Jiménez. Amonestó a Sergio, Jorge y Micky por parte local. En el CFI Alicante vieron cartulina Lauren, Nano y Tomás.

Kevin Alonso (Portero) y Mauricio Pejo (Delantero)llegan a las filas del primer equipo alicantinista. Ricardo Cavas ha movido ficha en el mercado invernal para mejorar la plantilla celeste, con el ansiado objetivo del ascenso entre ceja y ceja. Kevin posa junto a Ricardo Cavas, director deportivo, como nuevo jugador del CFI Alicante. Kevin Alonso Jiménez (Logroño, 05/02/1996): El guardameta riojano llega al CFI Alicante tras disputar varias temporadas en Tercera División. Lejos de la zona mediterránea, el portero defendió los palos del Anguiano, el Gimnástica de Torrelavega y el Unionistas de Salamanca, equipo con el que consiguió el ascenso a la Segunda División B la pasada campaña. Kevin es un guardameta que destaca por su agilidad y reflejos, además de contar con un juego de pies excelso. Sin duda alguna, características que agradarán al míster alicantinista Ramón Carrasco. Mauri posa junto a Ricardo Cavas como nuevo jugador alicantinista. Mauricio Fernando Pejo Piastri (Uruguay, 12/03/1991). Mauri aterriza en Alicante para reforzar la delantera celeste. El delantero uruguayo de 28 años ha militado en clubes de la Primera División Uruguaya como Racing de Montevideo y Club Atlético Atenas. El ariete llega al equipo sabedor del objetivo, y quiere ayudar a conseguirlo a base de goles. Además, el charrúa buscará aportar experiencia y una dosis extra de garra a una zona del ataque ocupada por jugadores mucho más jóvenes que él, como Abdul -delantero que ha disputado más minutos durante la temporada- o Rubén Conesa -quien ha jugado de forma esporádica como punta de lanza-.

El CFI Alicante arranca la segunda vuelta en el feudo de un Villajoyosa que cerró 2018 con siete triunfos en sus últimos nueve envites Una vez superado el parón navideño, los celestes vuelven a las andadas. Había ganas ya. El nuevo año coincide con inicio de la segunda vuelta de la competición. Con la zona alta apretada con hasta seis equipos en cinco puntos, cada choque se prevé de cara a estar en la criba final por el ascenso. Una carrera que dará el domingo el pistoletazo de salida con un duelo directo entre dos de los implicados, como son el Villajoyosa y el CFI Alicante. Los hombres de Carrasco llegan con un par de regalos de Reyes. Ricardo Cavas se ha movido en el mercado y, con el objetivo del ascenso entre ceja y ceja, no ha escatimado a la hora de reforzar al equipo. Kevin Alonso, portero con tres años de experiencia en la Tercera División Española; y Mauri Pejo, delantero uruguayo con amplia experiencia en el fútbol de su país.El ariete ha pasado por Racing Club de Montevideo y por Club Atlético Atenas, ambos de la Primera División uruguaya. En cuanto al apartado de las sanciones, unos vuelven y otros caen. Después de la defensa de circunstancias que Carrasco tuvo que alinear contra el Horadada, Lauren, Víctor Oliver y Bernabéu volverán a acompañar a Toti, conformando una de las mejores zagas de la liga. En el lado negativo tenemos la sanción a Collados tras su expulsión en el último partido y la baja de Emeka, que cumplirá ciclo de amarillas. Por lo demás, el míster alicantinista contará con todos sus efectivos para ir a por la victoria. Una empresa cuanto menos complicada. Tras un arranque diésel, el Villajoyosa terminó el año en clara dinámica ascendente. Sumó siete victorias en sus últimos nueve compromisos, cediendo únicamente por la mínima en el campo del líder Intercity y en casa ante un Elda inmerso en la pelea por el ascenso. Los celestes deberán hacer gala de su solidez defensiva si quieren llevarse el triunfo del Nou Pla. Los vileros son el tercer mejor ataque del Grupo IV de Preferente. Un ataque sustentado en tres figuras: Miguel Pérez (5 goles), Antonio López (6 tantos) y Maiquez, máximo anotador con 7 dianas. El reencuentro del punta con su ex-equipo supondrá un aliciente más para un duelo que ya de por sí promete emociones fuertes.

#Palante

El conjunto celeste vence (1-0) al Horadada con un solitario gol de Rubén Conesa. El colegiado mostró 15 tarjetas amarillas, dos de ellas le costaron la expulsión a Collados. El horario y las condiciones climatológicas fueron las principales causas de que la Ciudad Deportiva Antonio Solana no presentara una de sus mejores entradas para presenciar el último encuentro del 2018. Antes del arranque, los presentes notamos que el Horadada no pondría las cosas fáciles al CFI Alicante. El equipo de la Vega Baja se marchó de Villafranqueza con la cabeza alta. Toti volvió a la titularidad y tuvo a su lado un compañero poco habitual en el eje de la zaga: Sergi Murcia. F: Chema Medina. El colegiado señaló el comienzo sin saber que esa noche iba a ser de una frenética actividad para él. Los 22 jugadores no le dieron tregua en ningún momento. Sobre todo en la primera parte. Un primer acto marcado por las entradas duras, los encontronazos y las disputas, en las que a veces no importaba ni si el balón estaba en juego. Fútbol hubo poco, y eso que Carrasco apostó por Sergi Murcia de central zurdo, hecho que sumaba enteros en la capacidad de salir con el balón jugado desde atrás. Pero ni de esta manera. El equipo de Carrasco intentaba enlazar jugadas de toque, que no terminaban en nada. Aún así, el cuadro alicantinista no dejaba de insistir en su forma de juego. Y quien insiste suele tener premio. Pero antes tocaba sufrir. Un despiste defensivo de bulto dejó solo a Mauro frente a Álex a 3 metros de la portería. Todavía no sabemos cómo lo hizo, pero el meta alicantinista sacó aquel balón a quemarropa. Y tardó en llegar, pero finalmente todo se tejió en lo que transcurre un suspiro. Toti envió un esférico teledirigido de 60 metros hacia Rafa Gómez. El veterano le ganó la espalda al defensor pilareño, pisó el lateral del área y vio cómo Rubén Conesa llegaba como un avión al centro del área chica. Ahí se la puso y no perdonó. El 9 sumó su noveno gol. El pichichi a lo suyo. Banderas sufrió la falta de precisión del equipo celeste en la primera mitad y su juego no lució como de costumbre. F: Chema Medina. Tras unos minutos de digestión, el guión dio un nuevo e imprevisto vuelco. Collados era expulsado de manera poco entendible y el rojo de la tarjeta pintó un escenario completamente distinto. Con uno más, el Horadada tenía que ir a por ese gol del empate, dejando espacios atrás. Y todo se convirtió en un correcalles. Los balones iban y venían en un final frenético y, cómo no, plagado de cartulinas amarillas. El Horadada lo intentaba, pero no conseguía crear verdadero peligro. Las ocasiones finales más claras fueron para el CFI Alicante, pero faltó puntería en los últimos metros. Llegó el final del partido y los tres puntos se quedaron en el Antonio Solana. Tres difíciles puntos para cerrar el año y pensar ya en un 2019 que tiene que traer grandes alegrías. ¡Felices fiestas! FICHA TÉCNICA: CFI Alicante: Álex; Alcolea, Toti, Sergi Murcia, Soria (Abdul, m. 50); Nano, Tomás (Collados, m. 60); Rafa Gómez, Banderas (Borja, m. 75), Emeka; Rubén Conesa (Imanol, m. 88). UD Horadada: Ramón; Roski, Campillo, Alberto, Germán; Samu, Mathias; Roberto; Mauri, Mani (Raúl, m. 88), Mono. GOLES: 1-0, Rubén Conesa (64’). ÁRBITRO: De la Serna Álvarez. En el CFI Alicante amonestó a Emeka (36’), Alcolea (48’), Nano (62’), Abdul (74’) y Rafa Gómez (91’); y expulsó con doble tarjeta amarilla a Collados (67’ y 72’). Por parte del UD Horadada amonestó a Germán (20’), Samu (30’), Mauro (42’), Roski (70’) y Mono (92’).

A toda la familía del CFI Alicante, ¡Nos vemos el año que viene! Vamooos #Palante Alicante

.

El CFI Alicante recibe al Horadada en el Antonio Solana con las bajas de Bernabéu, Víctor Oliver, Lauren y Borja. El partido, que se disputará viernes a las 20:30 horas, será gratuito para cualquier aficionado. El CFI Alicante llega con su línea más fuerte, la defensa, en cuadro. Tres de los cuatro titulares no estarán disponibles por sanción. Álvaro Bernabéu y Lauren Egea cumplen ciclo de tarjetas, mientras que Víctor Oliver vio la cartulina roja en el último envite frente al Almoradí. De los habituales, solo Totiestará disponible, y no al 100%. El central no disputó ese partido por un golpe en la cabeza en un entrenamiento, y tendrá que coger ritmo rápidamente para ejercer mañana de jefe de la zaga. Ramón Carrasco no plantea variar su sistema defensivo, que seguirá siendo de cuatro hombres. Alcolea y Soria parten con ventaja para sumarse a la zaga, mientras que Emeka podrá ver retrasada su posición a uno de los laterales. En el plano ofensivo, Rubén Conesa querrá empezar otra racha goleadora como la que abandonó la semana pasada. El máximo artillero del club celeste vive un momento de forma espectacular y ya se encuentra en una posición privilegiada en la tabla de pichichis. En esa línea de tres hombres que acompañan a Abdul en ataque también estará Rafa Gómez, quien ha vuelto a recuperar la forma tras la lesión que atravesó hace un mes. Para ocupar el doble pivote, Ramón Carrasco cuenta con Tomás y Sergi Murcia, titulares la semana pasada, además de Nano. Dos de los tres centrocampistas serán los responsables de bajar el balón al piso y dar el primer paso en los ataques posicionales celestes. El Horadada viaja a Villafranqueza con urgencias clasificatorias. La irregularidad es la bandera que ha ido enarbolando a lo largo de la primera vuelta, capaz tanto de poner en apuros al Intercity como de llevarse una goleada en la Universidad de Alicante. Una condición a la que se le ha sumado ahora una racha de seis partidos sin conocer la victoria. 3 puntos de los últimos 18. Además, el equipo de la Vega más Baja es el rey del empate de la categoría, con ocho choques cerrados con tablas. Sin embargo, huelga decir que, salvo la mencionada derrota en territorio universitario y un encuentro de principio de temporada en Almoradí, los pilareños no son un combinado fácil de batir. El resultado ajustado es el habitual denominador común de sus partidos. Y teniendo en cuenta la dinámica que trae el CFI Alicante, todo apunta a que, una vez más, será fundamental para los de Carrasco abrir pronto la lata, de cara a evitar el ya habitual levantamiento de muro de los rivales y que tanto cuesta superar. Un partido distinto, que por sorpresa ha pasado a ser el primero de la jornada. Los entrenamientos seguirán con normalidad en el campo artificial. Por lo que esperamos que padres, madres y jugadores del fútbol base se animen a ver al primer equipo, que necesita el aliento de toda la familia alicantinista.

El CFI Alicante cae en casa (0-1) ante un efectivo CD Almoradí. El conjunto celeste no consiguió materializar el dominio y Víctor Oliver fue expulsado en la recta final Los prebenjamines del CFI Alicante estuvieron presentes en el encuentro, animando al primer equipo. F: Chema Medina. De un tiempo a esta parte, la sensación es la de que el equipo ha perdido la autoridad que imponía en casa en los primeros partidos de la temporada. Cuesta arrancar, y cuando finalmente se consigue controlar la posesión, falta generar peligro. Y por supuesto, pegada. Los rivales se acomodan en su propio campo sin gran sufrimiento y esperan contras o balones parados para hacer daño. Una amenaza que no debería darse sobre el césped del Antonio Solana. En esa dinámica transcurrió el primer acto. Inicio diésel, dominio alicantinista del juego y ausencia de ocasiones en ambas áreas. El choque se jugaba en campo visitante, pero la emoción brillaba por su ausencia. El intermedio llegó, con la sensación de que sería decisivo lo que dijeran Carrasco y Roberto Cases a sus jugadores para el devenir del duelo. Ambos equipos saltaron al terreno de juego con el objetivo de poner fin a su igualdad clasificatoria. F: Chema Medina. Dicho y hecho. El CFI Alicante pasó a un 4-1-4-1 con Sergi Murcia como único pivote, metiendo más hombres en terreno ofensivo y ganando metros en el campo. Los celestes apretaban, y Lauren estuvo a punto de sorprender a todos los allí presentes con un desvío de espuela a la salida de un córner. El toque, repleto de pillería, habría significado el 1-0 de no ser por la providencial aparición de Burguillo. El mediocentro del Almoradí sacó bajo palos un balón que Josete probablemente ni llegó a ver. Y cuando parecía que todo consistiría en un acoso y derribo en busca de los tres puntos, todo cambió. En esa tesitura de dominio local sin premio, recién cumplida la hora de juego, el Almoradí cogió a contrapié a la zaga local. Confi disparó sólo dentro del área y Álex voló para impedir el tanto. Pero el paradón cayó a los pies del recién incorporado al partido Sergio Martínez. Nada pudo hacer el meta alicantinista en esa segunda instancia. Los famosos fantasmas del empate se tornaban hoy en algo peor. Adrián Banderas portó el brazalete de capitán ante el CD Almoradí. F: Chema Medina. El tanto visitante reafirmó el guión del encuentro. El Almoradí hipotecó su juego con más claridad que antes del gol. Un bloque defensivo bajo y Sergio Martínez y Obele como lanzas para el posible contraataque. En los últimos veinte minutos, el CFI Alicante las tuvo de todos los colores. La entrada de Collados dotó al equipo de desborde por banda, y el bombardeo de balones al área defendida por Josete era constante. Fue Josete quien impidió a Rubén Conesa marcar su gol semanal. Hasta la visita del Almoradí, Conesa había anotado en las cuatro últimas jornadas. No pudo ser la quinta. A quince minutos para el final, encontró un balón en el área, y en un disparo a quemarropa, Josete apareció para salvar con el pecho el empate. Minutos más tarde, nadie hizo acto de presencia en el segundo palo, El lanzamiento de Rafa Gómez buscaba cabeceador y nunca lo encontró. Por último, ni Abdul ni Banderas pudieron batir al veterano guardameta en el tramo de descuento. Ambos disparos tuvieron más intención que potencia, y el portero consiguió repelerlos. El CFI Alicante mordió hasta con un hombre menos, pues Víctor Oliver vio la segunda amarilla en el 89. Pese a la derrota, el equipo de Carrasco dio todo sobre el campo. La actitud de los jugadores durante el encuentro fue intachable. El equipo cerrará la primera vuelta en el Pilar de la Horadada sin Bernabéu ni Víctor Oliver, ambos sancionados. FICHA TÉCNICA: CFI Alicante: Álex; Alcolea (Collados, m. 66), Lauren, Víctor Oliver, Bernabéu; Tomás (Emeka, m. 46), Sergi Murcia; Rubén Conesa, Banderas, Rafa Gómez; Abdul. CD Almoradí: Josete; Vicente Boix, Pepe (Vicente Zaragoza, m. 77), Ortiz, Luis Carlos; Burguillo; Amores, Mario Mora (Sergio Martínez, m. 64), Canales, Confi (Pablo, m. 83); Poveda (Obele, m. 62). GOLES: 0-1, Sergio Martínez (64’). ÁRBITRO: Barceló Gómez. En el CFI Alicante amonestó a Lauren (46’), Emeka (62’), Alcolea (64’), Abdul (81’), Collados (83’) y Bernabéu (87’); y expulsó por doble tarjeta amarilla a Víctor Oliver (38’ y 89’). Por parte del CD Almoradí, amonestó a Josete (32’), Confi (40’), Burguillos (44’), Canales (68’), Ortiz (79’), Pablo (89’) y Sergio Martínez (89’). ESTADIO: Ciudad Deportiva Antonio Solana de Alicante. Mañana soleada con gran ambiente en las gradas.

El CFI Alicante recibe al Almoradí inmerso en una racha positiva: tres victorias consecutivas y un gol en contra. El equipo de la Vega Baja tiene el mejor ataque de la liga, pero sufre cada vez que juega como visitante. Se acerca el ecuador de la temporada del Grupo IV de Regional Preferente. La importancia de los partidos va creciendo a medida que avanza el curso, y si además el rival que hay enfrente se juega lo mismo que tú, las emociones fuertes están aseguradas. CFI Alicante y CD Almoradí disputan en el Antonio Solana un encuentro clave. Empate a puntos y la segunda plaza por disputar. La segunda mejor defensa recibe al equipo más prolífico en facetas ofensivas. Un encuentro en el que tanto Ramón Carrasco como Roberto Cases -técnicos de CFI Alicante y CD Almoradí- tienen mucho que decir. El equipo celeste llega al encuentro con la única baja de Borja. El capitán alicantinista arrastra molestias musculares desde el encuentro ante el Torrevieja y muy difícilmente llegue a la convocatoria del domingo. Quienes sí estarán serán Emeka y Rafa Gómez, que ya abandonaron sus problemas físicos el fin de semana pasado. El nigeriano y el ilicitano son hombres clave en el ataque del CFI Alicante, y así lo demostraron. Rafa Gómez abrió la lata en el último encuentro con una definición marca de la casa: calidad y temple, y Emeka entró en el segundo acto para hacer lo que mejor sabe: romper el sistema defensivo del contrario. Álex Roig y la línea defensiva serán diferenciales en clave alicantinista. La zaga formada por Lauren, Toti, Víctor Oliver y Bernabéu -presumibles titulares- carbura a un alto nivel, y tendrá una misión realmente complicada: frenar al equipo más goleador en lo que llevamos de curso. En su labor, tendrá que andar con cuidado Bernabéu, apercibido de sanción. Pese a no tener un papel tan importante en tareas defensivas, Adrián Banderas está en la misma situación que el lateral ilicitano. Una cartulina amarilla les dejaría fuera del encuentro ante el Horadada, choque que cierra la primera vuelta. El invitado de gala para inaugurar el nuevo césped del Antonio Solana es el CD Almoradí. Los de la Vega Baja llegan al envite empatados a puntos con los de Carrasco, sumergidos en el contexto clasificatorio de la persecución del líder. ¿Su mayor peligro? La pegada. 36 goles en 15 partidos constituyen un bagaje que convierte al equipo azulgrana en el mejor ataque de la competición, con jugadores como Sergio Poveda (9) o Francisco José García (7) entre los pichichis del grupo. Sin embargo, los almoradienses bajan muchos enteros su producción lejos de su feudo. En contraposición al espectacular balance de ocho victorias en ocho encuentros como locales, suman 7 de 21 puntos a la hora de jugar en campo ajeno. Una baza que tratará de explotar el CFI Alicante para hacerse fuerte en su recién resembrada Ciudad Deportiva. Con tres unidades más que el filial herculano, ambos conjuntos quieren dar un pasito al frente en busca de la segunda plaza. Las fiestas se disfrutan más desde los puestos de ascenso pero para ello hay que trabajar en la cancha. El esfuerzo de CFI Alicante y CD Almoradí asegura espectáculo en el Antonio Solana. Sólo puede vencer uno.