Hoy es uno de esos días en los que nos costará conciliar el sueño porque HEMOS COMETIDO UN ERROR IMPROPIO, si atendemos a la propia filosofía e historia de nuestro Club. Siendo plenamente conscientes del daño causado al CD Mosteiro Bembrive, a los colegiados del encuentro y a los aficionados que en la tarde de hoy se han acercado al Pabellón de As Travesas, en VIgo, para presenciar el partido que nos enfrentaba al cuadro local; A TODOS ELLOS, sólo nos queda pedirles:     por haber tomado una decisión que atenta directamente contra el FAIR PLAY, al no haber sabido encauzar la frustración derivada de lo que entendíamos que estaba siendo un trato desigual en las decisiones arbitrales.   No hay ningún tipo de excusa ni justificación para este hecho y asumimos plenamente el error cometido, al tiempo que nos compremetemos a eliminar este tipo de comportamientos de nuestro día a día deportivo. Sin más, felicitar al CD Mosteiro Bembrive por su victoria, y reiterar nuestra petición de disculpas a las personas y/o entidades que se hayan podido sentir perjudicados por nuestra actuación, incluidas nuestras propias jugadoras, que se han convertido en víctimas, no partícipes, de la decisión adoptada por el Club y que finalmente han demostrado su "profesionalidad" compitiendo el partido hasta el final, a pesar de las circunstacias.   GRACIAS A TODOS POR LA COMPRENSIÓN.