OK

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que usted tenga la mejor experiencia usuario. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y nuestra Política de cookies

Cabecera C.F.I. Alicante

El error cada vez se paga más caro


El tropiezo de la semana pasada ha hecho que el CFI Alicante caiga de la segunda a la quinta plaza. El equipo de Carrasco visita al filial del Orihuela, quien no consigue los 3 puntos desde hace más de un mes

El Benidorm CF parece tener tomada la medida al conjunto de Carrasco. Los del norte de la provincia han conseguido llevarse los dos encuentros ante el equipo alicantinista, algo que pocos hubieran pronosticado antes del encuentro. Pero si algo ha demostrado este equipo es una gran capacidad para levantarse tras cada caída. Cualquier tropiezo de un rival directo puede suponer volver a las posiciones de promoción, y como pudimos comprobar el pasado fin de semana, en Regional Preferente ningún partido es sencillo.

Con esta frase sobrevolando la conciencia alicantinista viajará el equipo a Orihuela mañana. El CFI Alicante necesita sumar de tres y el Orihuela “B” no atraviesa el mejor momento de la temporada. Es hora de aprovecharlo. El equipo de Carrasco viajará sin ninguna baja por sanción a la Vega Baja. Tras la derrota, quizás el preparador alicantinista realice cambios en el once. Segarra y Manu, últimos fichajes del conjunto alicantinista, ambos provenientes de equipos de Tercera División, podrían debutar como jugadores celestes en el encuentro ante el Orihuela "B". Por otra parte, veremos si Rubén Conesa regresa a la titularidad tras varios encuentros sin ser de la partida. 

El filial escorpión espera poner fin a una racha de cuatro partidos sin conocer la victoria. La última vez que los hombres de Eduardo Barceló sumaron las tres unidades fue contra el Aspe, todavía en 2018. Desde ahí, Hércules “B”, Elda Industrial y Universidad de Alicante derrotaron al equipo amarillo, mientras que el Callosa no pasó del empate, en el único de los cuatro partidos en los que los de Orihuela no se enfrentaban a un candidato al ascenso. El equipo escorpión cuenta con Francisco Antón como principal referencia goleadora, con seis tantos. Una cifra acorde al registro anotador del equipo, que apenas supera la unidad por partido.

El partido de ida no fue nada fácil para el equipo celeste. Solo Sergi Murcia fue capaz de desequilibrar el marcador con un zurdazo que hizo que los tres puntos se quedaran en casa. El equipo de Eduardo Barceló no negó el balón en ningún momento y, con un marcado 4-3-3, intentó incomodar la salida de balón del equipo alicantinista. En La Murada tendrán más confianza, hecho que puede llevarles a ejecutar un planteamiento más atrevido que en la ida. No tanto de sistema, si no de mentalidad en el césped. El mejor ejemplo lo tienen en el Carrús-UD Ilicitana, quien planteó una defensa muy adelantada y jugó a dejar a los atacantes alicantinistas en fuera de juego. Faltó muy poco para que surtiera efecto.

 

 

 

 


Comparte en:
  • google+