OK

Aquest lloc web fa servir cookies per garantir que tingueu la millor experiència usuari. Si continua navegant, està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i la nostra Política de cookies

Cabecera C.E. Constancia

El CE Constancia concede la segunda Beca “Joan Reinoso” a Marisa Correa.


Por segundo año consecutivo Joan Reinoso y el Club conceden esta beca deportiva anual que lleva su nombre y reconoce a un jugador o familiar de un jugador que haya tenido que pasar -o esté pasando- por un proceso vital de superación personal o haya necesitado un esfuerzo extra en su empeño para practicar el fútbol u otros deportes.

Creemos que Joan Reinoso es el claro ejemplo de que por difícil que sea la necesidad de superación y por imposible que parezca llegar a conseguirlo, es posible hacerlo. Así, igual que el año anterior, Joan Reinoso y el Club han elegido el destinatario de esta Beca, que supone un año entero de cuota gratuita a un jugador, basándose en sus propias experiencias y en las de la familia o el jugador que la reciba.

Este año la “Beca Joan Reinoso Figuerola a l’erforç i la superació” se concede a Marisa Correa.

La historia de lucha y superación de Marisa Correa comienza hace ahora 30 años, el día que nació su hijo Oliver Rendón. Durante una jornada de huelga en un hospital de Algeciras, con horarios y turnos algo desordenados, dio a luz Marisa a su hijo Oliver que “vino con dos vueltas de cordón y después de esperar mucho tiempo a subir al quirófano. Desde el principio desconfié y vi que algo raro pasaba”. Ese sexto sentido fue el que le llevó a seguir insistiendo hasta que al cabo de un año tuvieron un diagnóstico más o menos certero del bebé: un retraso ciclomotriz afectando a todo el lado izquierdo. A partir de ahí con mucho trabajo del padre y de ella misma consiguieron que a los dos años el niño empezara a andar y de ahí incluso hasta que ahora ¡monte en bicicleta!

Marisa vino de Algeciras a vivir a Mallorca en 1990 debido al gran servicio y profesionalidad que el hospital de Palma siempre ha demostrado con el caso de Oliver. En 2010 Marisa se quedó viuda y tuvo algunas ayudas de amigos y familiares, pero tan sólo con ella al frente consiguió que su familia y sobretodo Oliver continuaran creciendo con todo lo necesario. Le gusta el fútbol y el Constancia y le encanta ver a su hijo pequeño Antonio jugar en el Sallista como también está muy orgullosa cuando ve a Oliver montar en bici.

Por todo ello Joan Reinoso y el CE Constancia han querido destacar la labor y el esfuerzo de toda la familia de Marisa y concederle esta beca que disfrutará el hermano de Oliver, Antonio Rendón, que juega en un equipo de categoría infantil de nuestro Club.

Desde hoy mismo Joan Reinoso ya está pensando en qué jugador, familia u organización será la beneficiada con su Beca la próxima temporada sin dejar de ganar títulos y acudir a pruebas y competiciones nacionales de ciclismo adaptado. !Por eso es nuestro referente!

(Joan Reinoso Figuerola (Inca, 1991) después de superar una gran adversidad cuando durante una competición de buceo en alta mar fue alcanzado y atravesado por un rayo debido a una súbita tormenta, tuvo que luchar primero por caminar y hacer las tareas habituales de un chaval de su edad para después volverse a convertir en un deportista de élite como ya lo era antes del accidente.

Le gusta explicar en los colegios y a todos lo que está siendo su recuperación y su adaptación al deporte de élite. Incluso ha encontrado un hueco y se ha acordado de su Club de toda la vida involucrándose lo que el tiempo le permite con algunos cuerpos técnicos y siendo un importante puntal en motivación y apoyo a todos los jóvenes jugadores del Club. Recordemos que Joan Reinoso lleva en el CE Constancia de Inca desde muy pequeño y ascendió como jugador al Juvenil a división de honor.)


Comparteix a: