<%=Club.Nombre %>

Carta abierta del presidente


Escrito leído por nuestro Presidente de forma íntegra tras la fiesta del socio. El pasado 18 de junio.

Estimados amigos y amigas,

Cerramos la campaña 21/22 con esta bella jornada en la que después de dos años hemos podido volver a celebrar la fiesta del socio, el que rige la deriva y es base de este Club, con más de 150 asistentes.

Desde el punto de vista organizativo ha sido un año de muchos cambios, el principal la regularización de nuestro personal que ha supuesto una importante subida de cuotas debido al incremento de gasto que esto supone; otro cambio importante ha sido el afianzamiento de la estructura departamental del Club con cuatro departamentos diferenciados, a los existentes de administración y logística se ha unido una nueva dirección deportiva y un nuevo departamento de comunicación, con los fichajes de Iván y Eva, dos personas jóvenes pero con una enorme energía que han puesto todas sus ganas para avanzar en esta temporada que comenzamos con mascarillas y que acabamos en casi una total normalidad. Quiero agradecer el trabajo a estos dos nuevos fichajes, a Begoña y a Fernando, porque sin ellos nuestro avance sería mucho más complicado.

En el nivel resultados ha sido un buen año, de nuevo competimos en categoría sénior por un ascenso que se nos sigue resistiendo, pero sentando las bases para un futuro prometedor; un infantil que estuvo compitiendo hasta pasada la mitad de la campaña; y un benjamín “A” que ganó la liga y que, por primera vez en nuestra historia, pasó la primera fase del Torneo de Campeones; este nuevo título es el séptimo de nuestra historia y el quinto en seis años. Pero no me gusta hablar solo de resultados, también me gusta reconocer el esfuerzo y el trabajo por superar situaciones adversas, ahí han estado el resto de nuestros equipos, unos más arriba y otros más abajo, pero que han superado un año más en su formación para lograr el objetivo principal del club: que los niños sean felices. Este objetivo no siempre se cumple, y de ello tenemos que aprender, por ello quiero acordarme de un equipo que lo ha pasado especialmente mal: el Alevín de Fútbol 7, un equipo que ganó la liga la pasada temporada y disfrutó de un ascenso jugando dos categorías por encima de la más baja, la preferente, en la que solo ha conseguido un punto y la dinámica no ha sido la esperada. Quiero agradecer el trabajo a todo nuestro cuerpo técnico del Club, una labor que muchas veces es poco reconocida cuando su trabajo es titánico; en especial a Nabil, Mario Gutiérrez, Santi, Iván Mejía, Antonio, Goyo Vegas, y Quique, que no estarán la próxima campaña con nosotros.

En el plano de la Junta Directiva ha sido el año más complicado de los seis que llevamos. Tras dos temporadas afectadas gravemente con la pandemia y haciendo malabares presupuestarios, en los que hemos mantenido al Club sin pérdidas, hemos llegado a una temporada en la que teníamos que aplicar unas cuotas muy superiores a otros clubes de la zona por nuestra finalidad de regularizar y legalizar toda nuestra estructura; también invertimos en una portería móvil de fútbol 7 y en nuevas equipaciones para tener stock, unido a las subidas de precios del mercado, lo que ha supuesto que el resultado de esta temporada sea negativo, pero que se recuperará gracias a los beneficios de temporadas anteriores y el pago de los sponsor de la próxima temporada. Quiero agradecer el trabajo de toda la Junta Directiva para sacar adelante estos proyectos.

No puedo pasar por alto mi estado anímico y mi responsabilidad con el Club en estos 6 años, quiero recordar que por nuestras funciones directivas nunca hemos cobrado un euro, y que en las últimas 3 temporadas he gastado en el club en torno a los 1200€ de mi bolsillo, algo que nunca me ha importado y que he hecho libremente, pero me veo obligado a decirlo dado a los comentarios que empiezan a surgir sobre el dinero que ganamos con esto. También han surgido otras situaciones desagradables, como robos en la instalación o disputas personales que nos han puesto bajo una presión que bajo mi punto de vista no debe de tener nadie que está altruistamente dirigiendo una entidad, por ello presenté mi dimisión a la Junta Directiva el pasado 31 de mayo, harto de recibir comentarios negativos y de la escasa valoración de más de 4500 horas ni agradecidas ni pagadas por parte de personas que se creen con derecho a exigir sin tener en cuenta que también somos personas con familia, trabajo y otras preocupaciones que por estar aquí no podemos atender. Tras una Junta Directiva posterior decidí dar marcha atrás y continuar con el proyecto, pero recalcando que la temporada 23/24 será mi última campaña en la Presidencia, después de 8 años, tal y como prometí en nuestro inicio de mandato en el año 2016.

Resumiendo, el C.D. Pedrezuela es un Club de Fútbol de la localidad de Pedrezuela que lleva haciendo su labor ininterrumpidamente desde 1975, desde entonces todos los que hemos formado parte de él se han dejado su vida y su tiempo personal para sacar adelante un proyecto que diera algo que hacer a los niños y jóvenes de este municipio, todo esto en torno al fútbol. A lo largo de los años, mientras otros clubes han subido rápidamente y han desaparecido después, nosotros hemos sido constantes, trabajando por crecer y afianzar el proyecto preparándolo para el futuro.

Es muy difícil construir y muy fácil destruir criticando, amenazando o difamando; palabras muy fuertes que hemos sufrido esta temporada. Actualmente gestionamos 10 equipos y casi 200 jugadores, todos con sus problemáticas individuales y colectivas, en las que siempre tenemos que mirar por el bien del club con las herramientas que contamos. Que se nos tache de abandono o de falta de profesionalidad duele, pero no me crea dudas porque día a día damos todo lo que podemos dar; que se nos tache de una extraescolar no lo entiendo, eso sería cobrar y olvidarnos de lo que pasa, estamos toda la temporada encima de los equipos y solucionamos los problemas lo mejor que podemos dentro de nuestra infraestructura, muy limitada por la zona en la que estamos; no hacemos equipos por niveles porque romperíamos con la esencia del Club, queremos que jueguen todos, en grupos por edades para que crezcan juntos, de esa forma conseguiremos generaciones que lleguen juntas arriba conociéndose de toda la vida, verdaderos grupos de amigos.

La actitud de la Junta Directiva es intachable, gracias a nuestro trabajo hemos conseguido muchas cosas que no se valoran como: las sedes de fútbol 7 que hacen que no tengáis que desplazaros fuera de El Molar-Pedrezuela, os acercamos los reconocimientos médicos para que los podáis pasar cerca de casa, os traemos tecnificaciones federativas sin que os tengáis que mover del municipio, y muchas cosas más que, o ya hemos normalizado y lo vemos como un derecho, o que todavía están por venir, pero que suponen horas de trabajo y esfuerzo.

Es muy fácil criticar las cuentas y los presupuestos, cuando solo 10 personas asisten a las Asambleas Ordinarias de Socios en las que los explicamos; sencillo decir que no hay proyecto deportivo cuando hemos puesto en marcha uno esta misma temporada y que expusimos en reuniones de padres con muy poca asistencia; cómodo señalar al Club con un abandono, cuando hemos pedido voluntarios esta temporada para diferentes proyectos (comisión de padres delegados, fotógrafos en partido, entrenadores voluntarios) y solo 2 padres se han ofrecido. Exigimos sin implicarnos ni un ápice de lo que se nos pide y, lo siento mucho, con eso no voy a tragar.

Por último, hay que comprender que el fútbol ha cambiado, y sigue haciéndolo; antes nos valía cualquiera para entrenar y lo hacía gratis con cuatro conos y dos balones; ahora todos pedimos y somos exigentes: estamos obligados a tener personal cualificado, con sueldo y seguridad social, queremos el mejor material, balones oficiales, equipación completa, autobuses… pagando lo mismo que hace 20 años, que era gratis. Siento informaros de que eso es imposible, y mucho más sin ayudas.

Siento el discurso y siento este tono, pero necesitaba hablar, contaros lo que siento y el porqué de las cosas. Si alguien considera que puede aportar un mejor proyecto en las mismas condiciones que nosotros (sin cobrar y cumpliendo la legalidad vigente) puede hablar conmigo y nos echaremos a un lado para que pueda llevar el club hacia nuevas metas. Mientras, nosotros continuaremos haciéndolo lo mejor que podamos y tendremos la conciencia tranquila, seguiremos trabajando por preparar el club para un futuro cada vez más profesionalizado y legislado, evitando su desaparición, y para hacer el C.D. Pedrezuela cada vez más grande y reconocido en el fútbol madrileño, poniendo a Pedrezuela donde se merece.

¡Saludos a todos y feliz verano!


Comparte en: