<%=Club.Nombre %>

EL DEPORTE NOS HACE MEJORES


“Un aspecto imprescindible que un jugador no debe descuidar jamás es la motivación. La motivación no sólo suma puntos a tu talento: lo multiplica. En muchas ocasiones será la palanca que moverá al equipo en la dirección adecuada para conseguir el objetivo. Un jugador emocionado se implicará con el equipo, con la filosofía de juego y con las metas propuestas”

“Un deportista debe permanecer vigilante a sus propios niveles de motivación, manteniéndose atento a sus posibles fluctuaciones. Tanto la vida cotidiana, como los entrenamientos y partidos, provocan un desgaste natural que inevitablemente puede hacer variar el estado anímico. Por eso es importante estar preparado para afrontar el desafío del día a día. Un jugador debe llevar siempre hasta arriba la mochila de la motivación, la pasión y las ganas, para que cuando los obstáculos -inevitablemente- vayan agujereándola, jamás se quede vacía”

 

 

 


Comparte en: