OK

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que usted tenga la mejor experiencia usuario. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y nuestra Política de cookies

<%=Club.Nombre %>

11ª JORNADA LIGA EBA


 

Las Flechas cerraron la primera vuelta con el derbi que se saldó con la victoria de los pupilos de David Enciso. El refranero es muy sabio “Días de mucho vísperas de nada” los locales venían con dos victorias consecutivas y los visitantes con solo una victoria en nueve partidos y con muchas bajas por lesiones, covid…pero el partido fue otra película que no respetó el guion anterior.

La defensa individual, agresiva y compacta, de los del Real Valladolid maniató a los Arroyanos que con poco acierto, con muchas pérdidas de balón y castigados por las faltas personales, entregaron el choque a las jóvenes ardillas que se sobrepusieron a las adversidades, exhibieron un juego efectivo y  unos porcentajes de tiro poco vistos en sus anteriores encuentros.

El comienzo del partido fue el esperado, con un Real Valladolid muy agresivo en defensa que ponía en muchas dificultades el ataque de las Flechas. Los locales erraban los primeros tiros cerca del aro y perdían muchos balones, lo que les descentró. Las producciones ofensivas eran escasas y las defensas superaban los ataques. El 6-6 del minuto 5´, era fiel reflejo del atasco ofensivo. Pero el transcurrir de los minutos no cambió el panorama, hasta que en el minuto 7´, Paniagua anotó un triple y dio la vuelta al marcador en el minuto 7´ (9-7) pero las Ardillas no perdieron la cara y endosaron un parcial de 0-6 que les aupó hasta el 9-13, que cortó Barriuso con un triple 12-13. En los 2´ minutos finales solo Puebla anotó un tiro libre cerrando el marcador con 12-14 favorable a los visitantes. La producción ofensiva del Valladolid (García Abril 4 puntos y David Fernández 5 puntos) fue igualada en las Flechas por Barriuso 5 puntos y Paniagua 4.

El entramado defensivo de las Ardillas había colapsado a Héctor, que no había entrado en juego y entregaba balones al contrario, alcanzando una valoración de -4 en este periodo.

Si las Flechas parecían estar romas, se confirmó en los posteriores 4 minutos, mientras que las ardillas anotaron por medio de Cuadrado 12-16 los locales eran incapaces, lo que obligó a pedir tiempo muerto a Roberto, pues su equipo perdía infinidad de balones y no veía aro. El tiempo sentó bien a los locales que por medio de Dani anotó un triple y Martín puso delante a las Flechas 17-16, cuando se transitaba por el minuto 15´. Pero fue una ilusión ya que los visitantes doblaban el marcador con un 0-8, y ponían el 18-26 en el electrónico, obligando a pedir otro tiempo muerto a los locales. El triple del Chivi no paró la anotación de las ardillas que cerraron el periodo con 30-21. El parcial de 9-16 reflejaba la situación de unos y otros, con García-Abril como máximo anotador 5 puntos.

Con dominio del Real Valladolid se fueron ambos equipos al vestuario, con unas Flechas sin tino y con 10 balones perdidos. Por el contrario su rival tenía un acierto de 2 puntos considerable 11 de 18 (61%).

En la reanudación las Flechas salieron con otro ritmo, la zona les dio alas y empezaron a desplegar un juego más veloz. Las pérdidas se minimizaron y el acierto volvió, lo que obligó a Enciso a pedir tiempo muerto con 30-34 y 23 minutos consumidos. Esto volvió a dar un respiro a los suyos que volvieron a dominar el marcador merced a otro parcial 0-4 situándose en 32-38.  Las Flechas se repusieron de este y merced a la zona empezaron una remontada que culminó 43-42 cuando faltaban 2 minutos para el final de periodo, acabando el mismo con 47-45. En este acto el resultado fue de 26-15, las Flechas fueron otras con movilidad y acierto, minimizando a su oponente. Millán estuvo acertadísimo con 8 puntos siendo el máximo anotador en este intervalo.

La pérdida del mando del marcador pasó factura, a los visitantes, que tardaron 2´ minutos en anotar, en el último cuarto, por lo que las Flechas se fueron en el marcador hasta el 50-45, pero aquí empezó a cambiar el partido. La entrada de De la Fuente trajo aire fresco al ataque de las ardillas, su triple acabó dando la vuelta al marcador 50-52, el parcial de 0-7 hizo mucho daño a los locales aunque lograron empatar en el minuto 35´.  Otro parcial de 0-5 puso en ventaja a las ardillas que veían como los locales se iban cargando de personales y solo protestaban las decisiones arbitrales. El trabajo defensivo y el acierto en la cascada de tiros libres a favor de las ardillas asentaron aún más su juego, mientras que los locales comenzaron a perder balones importantes. El arreón final logró llevar a las Flechas hasta el 58-60 cuando faltaban 2 minutos, pero otros errores en el pase unido a las faltas de tiro libre (12 de 14 anotados por los visitantes en estos dos minutos finales) finiquitaron el partido. Los 60-72 fijaban el final y la máxima diferencia en el marcador. El parcial 13-27 lo dice todo.

Cabe destacar a todo el equipo del Real Valladolid, aunque el partido García-Abril fue para enmarcar 16 puntos y 20 de valoración. En las Flechas Chivi Merlo con 17 puntos y 19 de valoración fue el mejor.

El próximo sábado 6 de febrero nos visita el líder invicto de la competición. Usal La Antigua.

 

 


Comparte en: