OK

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que usted tenga la mejor experiencia usuario. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y nuestra Política de cookies

Cabecera E.F. Carabanchel

JUVENIL A (SIN INTENSIDAD)


Esta semana tocaba rendir visita al Liceo Sorolla, rival que se estaba jugando la permanencia en primera y eso se notó desde el primer minuto del encuentro.  La semana de la Escuela ha sido relajada y de disfrute después de un duro año de entrenamientos y altibajos.  Y así comparecimos ante el Liceo, sin intensidad y deseando acabar la liga ya, porque desde hace varias semanas no miramos la clasificación y ni podíamos acercarnos a los de arriba ni los de abajo nos apretaban en la clasificación.

Asistieron al partido Miguel, Fran, Miguel Ángel, José Manuel, Marcos, Dani, Rodri, Morato, Iván, Bryan Landa, Bryan Feraud y Christian.  También nos ayudaron los jugadores del juvenil “B” Asier, Jostyn y Alex y agradecer especialmente la ayuda a última hora de nuestro jugador cadete Hugo.
En cuanto al partido, la Escuela comenzó llevando la manija del encuentro, queriendo el balón y sacándolo jugado desde atrás, mientras que el Liceo nos creaba peligro con balones largos a la espalda de la defensa y aprovechando la velocidad de sus atacantes.  En una de nuestras jugadas trenzadas, Miguel Ángel centra desde banda y Morato remata de cabeza al fondo de las mallas con la ayuda del poste.  La alegría visitante duró poco ya que el Liceo empataba el partido con una falta lateral que no supimos contrarrestar.

Tras el descanso, el Liceo salió a por todas porque sólo les valía la victoria y la Escuela salió adormilada.  Nuestras llegadas empezaban  a ser infructuosas y sin peligro alguno mientras que sus contras eran peligrosas y muy rápidas, pero eran bien defendidas por nuestro portero del juvenil “B” que fue el héroe del partido parando todo lo que le llegaba al área.

Poco a poco la presión del Liceo empezó a hacer mella en los nuestros y los pases dejaron de ser precisos y tensos y, a falta de 5 minutos para el final, en uno de esos mal pases llegó el robo de balón que propició la remontada local con un gran disparo desde 25 metros.  Y sólo 2 minutos más tarde el Liceo dio la puntilla con una jugada embarullada tras un pase largo que los visitantes protestaron entendiendo que hubo varias falta en la pugna del balón.

Final de temporada y a preparar el partido del trofeo donde hay que borrar la imagen dada en los últimos encuentros y sobre todo, ser más intensos que el rival y aprovechar nuestras oportunidades. Agradecer a la afición su apoyo mostrado en el último partido de liga y lamentar el comportamiento de algún jugador visitante que no sabe asumir la derrota con deportividad.  Felicitar al Liceo por su amabilidad y por la más que segura permanencia en primera regional.


Comparte en:
  • google+