OK

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que usted tenga la mejor experiencia usuario. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y nuestra Política de cookies

Cabecera CB San Blas

Artículos

  • DECÁLOGO DE JUEGO LIMPIO

    La actividad física y la práctica continuada de un deporte suponen una inversión que los ciudadanos realizan para la búsqueda de la buena salud y el bienestar. Esto es especialmente importante en los deportistas en edad escolar, pues a la adquisición de hábitos saludables, se añade la posibilidad de adquirir valores sociales (respeto al contrario, trabajo en equipo, aceptación de normas sociales, rechazo de la violencia física o verbal, mediación, igualdad de trato y no discriminación, concentración y esfuerzo en beneficio del equipo...), mucho más fáciles de identificar en los campos de juego que en las aulas. Pero, para optimizar los beneficios de la práctica deportiva y lograrlos, las familias, los entrenadores/as y delegados/as deben contribuir y velar por el cumplimiento de un código de buenas prácticas, que se recogen en el eslogan: “Juega limpio. Ganamos todos”, y que se propone para su desarrollo y cumplimiento.   PARA LAS FAMILIAS:   · Lo importante es la FORMACIÓN y el BIENESTAR de los menores, NO EL RESULTADO. · RECHAZA CUALQUIER TIPO DE VIOLENCIA, física o verbal, y cualquier tipo de discriminación en los campos de juego en los que tus hijos/as se divierten. · RECHAZA CUALQUIER TIPO DE DISCRIMINACIÓN: por orientación afectivo-sexual, identidad y expresión de género, procedencia, religión, poder adquisitivo, condición o aspecto físico. · PROMUEVE Y PROTEGE LA DIVERSIDAD, la inclusión y los derechos de igualdad de trato y no discriminación. · Colabora con los técnicos y árbitros para facilitar su tarea formativa. Los árbitros son parte esencial del deporte; hay que ayudarles y respetarles. · Cuando practican deporte, los niños y niñas están aprendiendo. No interrumpas su aprendizaje igual que no lo harías en una clase de Lengua o Matemáticas. · Permite que los menores se diviertan. TÚ NO JUEGAS, es su momento. · Nuestros hijos e hijas nos imitan, SÉ UN MODELO POSITIVO PARA ELLOS. No les avergüences. . Enseña a respetar las instalaciones deportivas. Son de todos. Sin ellas no hay deporte.   PARA LOS TÉCNICOS:   · Tu primera misión es EDUCAR A TRAVÉS DE LA PRÁCTICA DEPORTIVA. Transmite siempre valores positivos. · Piensa en un ENCUENTRO, nunca en un partido. El primero aproxima, el segundo divide. · CONOCE, ENSEÑA Y RESPETA los reglamentos de juego y de la organización. · RECHAZA CUALQUIER TIPO DE VIOLENCIA, física o verbal, y cualquier tipo de discriminación en los campos de juego en los que tus deportistas se divierten. · RECHAZA CUALQUIER TIPO DE DISCRIMINACIÓN: por orientación afectivo-sexual, identidad y expresión de género, procedencia, religión, poder adquisitivo, condición o aspecto físico. · Relativiza el valor de los resultados, tanto de las derrotas como de las victorias. · Enseña a tus deportistas a respetar las decisiones arbitrales. · PROMUEVE Y PROTEGE LA DIVERSIDAD, la inclusión y los derechos de igualdad de trato y no discriminación. · Apoya y enseña por igual a todos tus deportistas, sin ningún tipo de discriminación. · TODOS SON IMPORTANTES. · Enseña a respetar las instalaciones deportivas. Son de todos. Sin ellas no hay deporte. · Consigue que tus deportistas adopten la práctica de la actividad física como una parte más de su futura vida de adultos.   PARA LOS DEPORTISTAS:   · Lo importante es la DIVERSIÓN a través del juego, la AMISTAD y la COOPERACIÓN en el campo, NO EL RESULTADO. · Piensa en un ENCUENTRO, nunca en un partido. El primero aproxima, el segundo divide. · CONOCE Y RESPETA LOS REGLAMENTOS de juego y de la organización. · RECHAZA CUALQUIER TIPO DE VIOLENCIA, física o verbal, y cualquier tipo de discriminación en los campos de juego. · RECHAZA CUALQUIER TIPO DE DISCRIMINACIÓN: por orientación afectivo-sexual, identidad y expresión de género, procedencia, religión, poder adquisitivo, condición o aspecto físico. · ACEPTA Y RESPETA LAS DECISIONES ARBITRALES. Colabora con los árbitros para que todo se desarrolle dentro de los cauces deportivos. · Los contrarios son parte esencial del juego, tan importantes como tú. · PROTEGE A TUS COMPAÑEROS en su diversidad, todos somos diferentes y eso enriquece al equipo. · CUIDA DE TODOS Y DENUNCIA los comportamientos de acoso, maltrato, violencia, discriminación y todos aquellos que sean incompatibles con la convivencia en cualquier espacio social. · RESPETA LAS INSTALACIONES DEPORTIVAS, son de todos. Sin ellas no hay deporte. ·¡Nunca serás un gran deportista sin ser antes una gran persona!