OK

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que usted tenga la mejor experiencia usuario. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y nuestra Política de cookies

Cabecera C.D. Lomo Blanco

Artículos

  • Oyarzabal, campeón y licenciado

    Horas antes de ganar el Europeo Sub 21, el jugador eibarrés supo que había aprobado la última asignatura que le quedaba de Empresariales Mikel Oyarzabal se va de vacaciones. Se las ha ganado. Lleva 4.447 minutos jugados con la Real, la selección Sub 21 y la Absoluta, y muchísimos más, que no se computan en las estadísticas, hincando los codos para sacar adelante la carrera universitaria que estudiaba, y que ha terminado en sólo cuatro años, los mismos que lleva como futbolista profesional. Pocas horas antes de saltar al césped en el estadio de Friuli supo que también había aprobado el último examen, el que le quedaba para terminar limpio el curso, como el anterior, y conseguir el título de licenciado en Empresariales por la Universidad de Deusto, en su campus de San Sebastián, muy cerca de Anoeta. Una de las grandes promesas del fútbol español, con sólo 22 años, ya tiene título universitario. Se había puesto un reto al comenzar la carrera: ir al mismo ritmo que sus amigos, que durante el año le fueron pasando los apuntes y colaboraron con él en los trabajos en grupo. Ha comentado alguna vez que sin esos compañeros hubiera sido más complicado, pero el mérito es suyo. En junio de 2018 aprobó tercer curso sin dejar ni una sola asignatura, y en 2019 lo ha vuelto a conseguir pese a que la carga de partidos, entrenamientos y viajes ha sido mucho mayor. Mikel Oyarzabal ha destrozado el tópico que utilizan muchos futbolistas de que su profesión no les deja tiempo para nada. Lo contaba en una entrevista con el Diario Vasco hace un año: “Me organizo bien. Nos entrenamos por las mañanas y por la tarde meto horas con los libros. Muchas veces no apetece, pero sé que es importante en la vida tener una segunda opción de futuro al margen del fútbol. Nunca sabes qué puede pasar”. Actualmente, Mikel Oyarzabal vive con su novia en San Sebastián, pero hasta el curso pasado ocupaba un piso de estudiantes junto a otros tres compañeros de clase. Dos de ellos se fueron de Erasmus y el tercero comenzó a alternar las prácticas en una empresa con los estudios, así que tuvo que cambiar de planes. Sus goles con la Real, o sus actuaciones con la selección no le han hecho modificar su carácter: “Si quieres salirte de la realidad y pensar que estás por encima de los demás, puedes hacerlo, pero si quieres seguir siendo el mismo de siempre no es tan difícil actuar en consecuencia”. Oyarzabal se va de vacaciones, con un título más en su historial. El año pasado pasó cinco días con sus amigos en Salou, nada de playas exóticas ni gastos suntuosos. El nuevo licenciado, experto en macro y microeconomía, es de gustos sencillos. Artículo del periodico El Pais.