OK

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que usted tenga la mejor experiencia usuario. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y nuestra Política de cookies

Cabecera A.D.HURACAN

El horario de atención a padres en la secretaría del club será únicamente el primer y segundo martes del mes en HORARIO de 17:00h A 19:00h

Libre

  • CLAVES PARA SER MEJOR ENTRENADOR EN 10 PASOS

    CLAVES PARA SER MEJOR ENTRENADOR EN 10 PASOS. 1- Motivacio?n. Hasta ahora nos venimos manejando con el concepto de un entrenador con un psico?logo deportivo incorporado a su equipo de trabajo. Pero que pasa si la cosa cambia? Si, como pasa la mayori?a de las veces, el entrenador trabaja sin el psico?logo? Alli? es donde empiezan a cobrar importancia (y aun con el psico?logo en accio?n) la utilizacio?n de la psicologi?a por parte del entrenador. UN BUEN ENTRENADOR DEBE APRENDER A OBSERVAR Y A ESCUCHAR y a darse cuenta por ejemplo por el saludo matutino , quien esta? igual y quien necesita algo distinto ( escucha post-pra?ctica, palabra de aliento, derivacio?n, etc.). Un muy buen entrenador con el que trabaje? una vez deci?a que un futbolista -figura y diferente volvi?a de una lesio?n y en el fu?tbol hay muchas verdades falsas y coaguladas, una de las cuales es “nadie pierde el puesto por lesio?n” .Este futbolista fue enviado al banco de suplentes por este entrenador. Y dice que en un momento del desarrollo del 1er tiempo le pregunta: ¿UD. sabe jugar al truco? (juego de naipes auto?ctono y argentino) y el futbolista le responde que si, entonces el entrenador le dice”yo me guardo el ancho de espadas…” (Es la carta ma?s fuerte y de mas valor).Hace el cambio faltando 20 para el final del partido, con el partido 0 a 0 y este futbolista define el partido con un gol. Alli? podemos observar una buena estrategia motivacional del entrenador. Sencilla y contundente. 2- Respecto de la comunicacio?n. Consideramos que condenar un error en competencia es un error, por parte del entrenador o de un compan?ero. El ejemplo es el siguiente: el entrenador le dice muchas veces en cada pra?ctica a los defensores que cuando saque el arquero rival no la deje picar ni una vez. Saca el arquero rival en la competencia, pica una vez, dos, se la lleva el nueve, encara y gol. La cara del defensor lo dice todo….pero no conforme con eso, el entrenador le grita:”te dije que no la dejes picar!!!” , mientras la esta?n buscando en el fondo del arco. Correcto o incorrecto? Hablo luego con el entrenador y le pregunto porque no se lo dijo luego del partido o a lo sumo enel entretiempo y a solas. Me responde que son cosas que no puede dejar pasar. La realidad es que son chicos en formación (en este caso 17 años) pero me pregunto ¿le agregó algo al defensa esa indicación?¿no es él el primero que lo sabe? Aquí nos metemos en el tema comunicación. Clave para el entrenador. 3- Respecto de las profecías autocumplidas y el llamado efecto pigmaleón. Tiene que ver con el sistema de creencias y sus efectos que hay en ese sujeto. Cuando el entrenador se convence de que un futbolista va a triunfar, va a hacer todo lo posible para que eso suceda y lo mismo en el reverso: cuando piensa que por más que le enseñe y le hable ese futbolista va a fracasar, entonces fracasa. Sabemos que todo entrenador tiene sus preferidos y sus no favoritos. Hay futbolistas al que le decimos “te tiene alquilado” porque reciben indicaciones todo el tiempo y el DT no les deja pasar una. Pasa mucho por el que juega de su lado, ya que lo tiene más al alcance. El contra-argumento por parte del entrenador es” preocúpate cuando no te diga nada, cuando te hablo quiere decir que me importas”. 4- Respecto de las atribuciones de causalidad. Afectan las expectativas de éxitos o fracasos futuros y a las reacciones emocionales. Al respecto están los factores estables: capacidad, habilidad, causas internas. Y los factores externos: suerte, estado del campo, etc. Sabemos que el fútbol es un gran criadero de excusas. Por ejemplo”hoy no ligamos o no estamos ligando”, y tal vez eso no quiera decir que la autocrítica no la haga hacia adentro, en la intimidad y que públicamente se declare otra cosa, pero es un indicador. La conducta de logro está relacionada íntimamente con la ejecución, el esfuerzo, la persistencia y la elección de tareas. Hay que persistir a pesar de las frustraciones y los fracasos y nunca rendirse ni bajar los brazos .En esto, lo que transmite el entrenador es muy importante. Y los cambios a veces son señales. 5- ¿Por qué a los entrenadores les cuestan los cambios?. Seguramente porque no quieren equivocarse. Cuando un entrenador le dice que no a un juvenil en su continuidad en el club, su escena temida (que sucede a menudo) es que cuando llegue a primera en el primer reportaje se acuerde de él. En un partido un cambio bien realizado puede cambiar el curso de un partido. Recuerdo un entrenador que tuvo River que en el año 94 , realizó dos cambios a los 20 minutos del primer tiempo , con el equipo perdiendo 2 a 0 y lo logró empatar. Ese mismo entrenador volvió luego a dirigir el mismo club unos años después y pareció que había perdido la audacia y la frescura a la hora de hacer los cambios. A veces a los entrenadores les gana el miedo. Si bien es verdad que el fútbol no es como el básquet o el volley que no hay limites de cambios y se puede pedir minuto. Pero hay cambios que los canta la tribuna y el entrenador no los ve. O jugadores amonestados que van a terminar expulsados. A veces duda a quien sacar, a veces teme que el futbolista luego se lo reproche en privado o lo que es peor públicamente tirando la camiseta o pateando el banco o yéndose al vestuario o ante el periodismo… Hay entrenadores que están pensando mas en lo que pueden perder que en lo que pueden ganar. Y los cambios hay que hacerlos pensando en ganar rendimiento y juego para el equipo. Después está el cambio desesperado cuando el partido parece que se pierde: recuerdo un jugador que en un mundial entró faltando 3 minutos y luego le dijo a la prensa:”el DT me confundió con Cristo”. Muy gracioso. El buen entrenador no duda mucho. El que no está rindiendo de acuerdo a la misión o a lo que él le pidió puede dar lugar a otro .Por algo son 30-16-11 futbolistas. El trabaja con todos .Un mal entrenador solo trabaja con algunos y al resto los tiene desmotivados, no dándose cuenta que los va a necesitar. Depende también que tiene en el banco….porque si no hay recambio… se pone difícil. 6- Filosofía de un buen entrenador respecto de sus futbolistas. Ser un buen futbolista. Una buena persona. Un buen compañero. Un buen alumno. Creíble y confiable. Hacer las cosas bien dentro y fuera de la cancha. Las metas propuestas. Progresos. Tener Dinero, una pareja, una familia. Amigos, representante, etc. FAMA – ÉXITO – GLORIA. ¿Quiero tener realmente un lugar en EL EQUIPO? ¿Estoy convencido de poder lograrlo? ¿Realmente quiero tener esto? 7- Un buen entrenador tiene una visión, evalúa y planifica. La evaluación del trabajo, en la planificación de una gran cantidad de deportes, es una de las acciones que están más abandonadas. En muchos casos la evaluación se reduce al resultado conseguido en una determinada prueba, sin sopesar otra serie de aspectos a considerar. Hay tres tipos de evaluaciones a emplear: •La evaluación inicial permite comprobar el punto de partida y lo que es mas importante, corroborar si los objetivos van a poder cumplirse o no. Ej.: evaluaciones físicas, medicas, técnico-tácticas y psicológicas <perfil de personalidad necesario para ese deporte y esa situación exigente <selección y esa competencia> •La evaluación periódica ofrece una valiosa e importante información de primera mano, que proporciona al entrenador y a sus ayudantes, la ayuda necesaria para perseverar o cambiar ciertas estrategias. Controles que exceden lo fisiológico y alcanzan aspectos técnicos, tácticos, situación real del juego, y de la misma forma para el aspecto psicológico, con el fin de determinar si la influencia del entrenamiento consigue dirigir al deportista por el camino correcto. Otras herramientas: videos por ejemplo para análisis del juego. •La evaluación final debe comprobar que las metas iniciales se han cumplido. En este caso, el trabajo desarrollado servirá de soporte para trabajos futuros. Si la planificación fue correcta y alcanzo los objetivos planteados, entonces es para repetir. • 8- Un buen entrenador motiva a todo el plantel. Es muy común ver entrenadores que no saben como motivar y que cuando recurren a un jugador que a ellos no les gustaba, no saben que decirle o les mienten. Se relaciona con el punto de las profecías. El otro día un futbolista me contaba que el DT no lo quería y en los ejercicios con pelota se la tiraba mal a propósito para que se equivoque. El no lo podía creer y pensaba que estaba muy paranoico, entonces le pidió a un jugador que lo observe y para su sorpresa el compañero le dijo después del entrenamiento “es muy evidente, no te quiere ni un poquito”….Finalmente una vez la pateó lejos y el DT lo retó delante de todos. El reconoce que le contestó porque venía acumulando hace mucho tiempo y no sabía como decírselo. Resultado? quedó todo tirante y el jugador pidió que lo vendan a otro club donde ahora triunfa. No hay mal que por bien no venga. Conozco un gran Dt. que dice que quiere recitar el equipo de memoria (los once). Que mensaje le esta dando a sus jugadores? Esta motivando así a los suplentes? Uds. Que piensan? 9- Un buen entrenador no abusa de las cábalas. Es común ver como los entrenadores de fútbol y sus dirigidos creen en las cábalas. En realidad hay una frase que dice que la superstición es la religión de las mentes débiles. Cuanto más crees en lo externo, sea pata de conejo, sea la cintita en el brazo, los mismos botines, etc. menos crees en vos mismo. ¿Cómo pueden sentirse los jugadores si su Dt. está todo el tiempo en el banco de suplentes haciendo los cuernitos con la mano para que el rival no haga el gol? Si yo fuera inteligente me daría cuenta que mucho no confía en mi y que tiene que buscar afuera lo que no encuentra adentro. La suerte existe. PERO COMO DIJO ALGUIEN ALGUNA VEZ, ES UNA HERMOSA DONCELLA QUE HAY QUE PODER CONQUISTAR! 10- Un buen entrenador es modelo, por lo que dice y por lo que hace. No sirve decirle a tus jugadores que no le protesten al árbitro y luego hacerlo vos. ¿Qué ejemplo estás dando? Si el DT le protesta al árbitro, les esta dando un doble mensaje por más que diga que le saca presión. Al árbitro y su error involuntario (que a veces es a favor y a veces en contra) hay que aprender a aceptarlo como parte del juego. Y no agarrarselá con el blanco móvil del negocio. El que no sabe perder, tampoco sabe ganar. A decir verdad son pocos los entrenadores de fu?tbol actuales en el mundo que consultan libros y leen y profundizan, sea sobre ta?ctica o sea sobre literatura o sea sobre la vida misma. Profesor Marcelo Roffé.

  • ASÍ ENTRENAMOS, ASÍ JUGAMOS

    ASÍ ENTRENAMOS, ASÍ JUGAMOS. El niño futbolista es una realidad basada en acciones que intenta practicando. Estapráctica la realiza a través del entrenamiento, donde se forma como deportista. Enesta formación los entrenadores aplicamos diferentes habilidadessobre las cualesorganizamos nuestro método de entrenamiento para lograr mejores jugadores de fútbol. La metodología del entrenamiento de fútbol, durante años, ha estado basada en que ala competición se llegaba preparando al futbolista de una manera fraccionada en susaspectos físicos, técnicos, tácticos, con sesiones alejadas del juego real. Aceptamos,desde hace algún tiempo, que un entrenamiento de fútbol, en gran medida, debeconsistir en el desarrollo del juego en sí. Por esta razón, los educadores optamos porofrecer una amplia colección de ejercicios que se parezcan a la competición y, al mismotiempo, nos esforzamos en aplicarlos de forma autónoma. Si entreno así, así jugaré. Se juega como se entrena. Hemos escuchado una y otra vez desde la infancia, “se juega como se entrena”,refiriéndose a la relación directa entre competición y entrenamiento. Se ha de practicarmucho y bien, para que el trabajo realizado durante la semana se vea reflejado durantela competición, porque todo esfuerzo tiene su recompensa y en el fútbol más. Si jugamos como entrenamos, nos referimos también a una actitud, aunque nosea tampoco una realidad absoluta en todos los aspectos. Si se entrena al 100%,se jugará todavía mejor, principalmente por dos razones: física y psicológica. Lapreparación del entrenamiento nos llevará a una posibilidad de esfuerzo mayor en lacompetición y la motivación, ante un partido, será superior que la del entrenamiento yésta nos puede llevar a un nivel de rendimiento más elevado. La actitud con la que nos enfrentamos a la tarea marcará nuestro futuro, si trabajamoscon niveles bajos de trabajo, cuando lleguemos a la competición, no superaremos eseporcentaje. Otra de las cuestiones básicas para que un equipo opere con un rendimientosuperior a la media, es el que el entrenador conozca a nivel personal y técnico a cadauno de sus componentes. Conocer a nuestros alumnos, hace que podamos aprovecharmejor sus habilidades. Cada jugador tiene una posición donde se encuentra mejor ypuede rendir más, y tendremos que negociarla, entre el entrenador y jugador, la queconsideremos más adecuada. Alcanzar el objetivo. Entrenamos aproximadamente 4, 5 o 6 horas a la semana, para jugar hora y media departido. O hacemos bien ese trabajo, o si lo hacemos mal, estaremos acostumbrando anuestro cuerpo y a nuestra mente a un ritmo de juego negativo, que se trasladará a lacompetición. En el entrenamiento no es recomendable practicar demasiados objetivos a la vez, esmejor ir paso a paso, y según se asimilen las cosas ir avanzando. Los equipos debenestar organizados según el nivel de sus componentes. La preparación del grupo estarábasada según actúen en entrenamientos y en partidos. Dedicarle tiempo a conocerel juego, estudiarlo y, sobre todo, entrenarlo es vital para conseguir el objetivomarcado. Este objetivo es claro, entrenar jugando, basar el entrenamiento en unjuego competitivo, acorde a las características de jugadores y equipo, donde los niñospotencien de una manera conjunta todas sus capacidades. En primer lugar, hay que alcanzar un estado de equilibrio entre la dificultad de latarea a realizar y la habilidad de la persona que la realiza. Si la tarea es demasiadofácil o demasiado difícil, jamás podremos alcanzar nuestro propósito. Puede resultarextremadamente positivo para conseguir nuestras metas deportivas, disfrutaremos,evolucionaremos y mejoraremos el rendimiento del niño cada vez más. Modelo de juego, modelo de club. En cualquier equipo el interés por el trabajo debe ser común para avanzar, debemosaprender de la importancia del entrenamiento y de la metodología del mismo, delmodelo, es decir, cómo queremos jugar. Debemos tener en mente la idea de divertirnosdefendiendo y con sentido colectivo atacando, gracias a la constancia y sacrificio a lahora de entrenar. Porque hay jugadores que sí, son muy buenos, pero no entrenan, o almenos no al nivel o las horas que se les presupone. Entreno por el bien del equipo, delgrupo, de mí mismo. Si yo mejoro, también mejora mi equipo y por lo tanto su juego. Un equipo es lo que trabaja, lo que entrena. Independientemente de esto, hay quepreguntarse: ¿Tenemos equipo para jugar al estilo que proponemos? ¿Creemos quejugando así, con estos jugadores, vamos a sacar los mejores resultados? De eso se trata,de sacar el mejor resultado del niño, de formarlo y orientarlo hacia lo que es mejor paraél y para el equipo. Sobre esto tiene mucho que ver el modelo que haya dentro del club. Cada equipo, en función del tipo de juego planificado por el club, si lo hubiera, debeatender “su realidad”, desarrollar una metodología de entrenamiento adaptada a sugrupo, trasladando a cada tarea de entrenamiento las características del juego generalplanteado, logrando así la mejor y más fiel transferencia de equipo a equipo. En lassesiones de entrenamiento los máximos protagonistas serán el balón, los jugadores ylos juegos de competición, perfeccionando los principios que nuestro modelo requiere. La trasferencia de jugadores de unos equipos a otros, de unas etapas a otras, será menossufrida. Si pienso, juego mejor. Nos hemos preguntado alguna vez ¿quiénes son los jugadores que deciden los partidos? ¿Quiénes son los mejores? ¿Los mejores técnica o tácticamente? Casi siempre, los quepiensan. El buen jugador es el que toma las decisiones más rápido. La velocidad en el juego cada día es mayor. Los jugadores de primer nivel no correnmás o más rápido, deciden antes la jugada a realizar. Los grandes jugadores hacen lascosas pensando rápido, porque tenemos poco tiempo para ello. Esto también se puedeentrenar. En un partido de fútbol muy pocas veces se repite una misma situación, lo que implicaque tengo que estar preparado para responder a múltiples posibilidades que se me van aplantear. El entrenador no debe limitarse a dar órdenes a sus jugadores, debe enseñarlesa pensar durante las sesiones de entrenamiento, el día del partido o en el mismodescanso. Si no lo hace, puede caer en el error de convertirse en un ordenador que seencarga de preparar maquinas, en vez de niños. Los jugadores que no crean, no inventao no sueñan con esa jugada difícil de realizar, independientemente de la capacidad quetengan, no serán mejores futbolistas. El jugador del F. C. Barcelona, Sergio Busquets, no suele dar, casi nunca, el pasedefinitivo de gol, pero no pierde ni un solo balón en todo el partido, se equivoca pocoporque piensa rápido y bien, es considerado el jugador clave del equipo por muchosentrenadores. El fútbol está lleno de errores, los partidos se deciden por ellos y eljugador que menos balones pierde, menos pases falla, puede convertirse en el másdeterminante del partido. Juegos combinados con juegos analíticos. No hay metodología de entrenamiento mágica para formar buenos futbolistas. Esta,con el paso del tiempo, ha cambiado radicalmente. Pasamos de métodos totalmenteanalíticos, donde los entrenamientos eran repeticiones constantes de movimientoscon balón, a métodos cada vez más globales e integrados, es decir, el jugador aprendejugando, en situaciones más reducidas, pero con adversarios y compañeros. Nuestra propuesta es la de enseñar con situaciones de amplia superioridad numérica,facilitar la tarea al atacante o al defensor, según objetivo, hasta llegar a las accionesde igualdad de número, en cada jugada. Las sesiones, en las etapas formativas de losmás pequeños, requerirán situaciones analíticas, para la mejora individual del niño,donde aprenderá lo básico, el pase, la conducción, el control y, sobre todo, el regate. Loideal es que esta fase la apliquemos, básicamente, en las primeras etapas de iniciación-benjamín y alevín- y como recordatorio en etapas superiores -infantil y cadete-utilizando estas tareas en periodos de calentamiento, fundamentalmente, o en el iniciode acciones combinadas de las sesiones. Jugar y divertirnos. En el fútbol no hay límites y el niño no debe ponerse ninguno, sino se estancará yperderá la ilusión, debe seguir las indicaciones y los consejos de su entrenador, buscarreferencias de los mejores jugadores, jugadores de los que pueda aprender y crecer, yel entrenador le ayudará en ello. No podremos cambiar el pasado del futbolista, perosi podremos cambiar cómo será en el futuro, modificando sus actuaciones erróneas, siactuamos de manera distinta formaremos futbolistas distintos. Jugamos según entrenamos, aunque el entrenar bien no significa que siempre juguemosbien, pero sí que tendremos más posibilidades. Jugamos tal como entrenamos, ya queel entrenador sabe a qué quiere jugar y, como tal, así debe plantear el entrenamiento ypreparar al equipo para los partidos. Así entreno, así juego, así quiero entrenar, así quiero jugar, para que mis futbolistasy mi equipo se diviertan, cada día más, para que lo sigan haciendo también el día delpartido. Pedro Meseguer Díez@pmeseguer Técnico Deportivo Superior de Fútbol Entrenador Nacional

  • EN LA FORMACIÓN, LAS PRISAS NO SON BUENAS.

    EN LA FORMACIÓN, LAS PRISAS NO SON BUENAS. En el fútbol, hoy se está negando a muchos pequeños el derecho y el placer de jugar, en virtud de no se sabe muy bien qué rigor científico, por el cual se busca acelerar la preparación de estas criaturas para el alto rendimiento. Se pretende desligar su preparación deportiva de cualquier responsabilidad educativa, pero tal especulación es, cuando menos, gratuita: • como si el juego fuera una pérdida de tiempo. • como si prepararse para el fútbol fuera una condena, y su disfrute estuviera bajo sospecha. • como si la formación integral del menor fuera incompatible con la preparación para el deporte de competición. Se sostiene que la actividad recreativa está muy bien, pero que entrenar para la competición es otra cosa bien distinta que exige maniobrar a destajo desde pequeñitos.Y con tal despropósito, se lleva a cabo un experimento con menores, de resultado, como poco, incierto: establecer a estas edades una supuesta incompatibilidad en el deporte entre actividad recreativa y competitiva, es una alternativa muy poco razonable. Los ritmos de crecimiento ni son regulares, ni se dan en todos por igual. Quienes primero destacan no suelen evolucionar del modo que se espera de ellos. Las vueltas que da todo proceso de maduración, el exceso de atención que se dedica a los más adelantados, las responsabilidades que se echan sobre sus espaldas, y la aceleración de su crecimiento les lleva a quemar de manera vertiginosa etapas decisivas de su vida.Tanto trajín es mucho más de lo que la mayoría puede soportar, de manera que son muchos los que cuelgan las botas al poco de empezar. A estas edades, aumentar la intensidad de los entrenamientos y precipitarse con exigencias de resultados, no garantiza mejoras significativas en el rendimiento futuro. Por el contrario, cada vez son más las evidencias de que el sobreentrenamiento, y los excesos de solicitación en el niño producen un efecto bumerán: la pérdida de interés y el abandono. La naturaleza ha sido tan sabia que ha hecho al niño, niño antes que hombre; pretender apurar su formación implica sacar frutos secos, sin jugo ni sabor ¿Pero saben esto todos quienes manejan niños? No, categóricamente, no. Es cierto que en otros deportes desciende notablemente la edad del máximo rendimiento, al igual que la selección precoz, y el entrenamiento intensivo de los niños y niñas más aventajados. Pero las exigencias son distintas en cada modalidad deportiva: no es lo mismo prepararles para el fútbol que hacer lo propio en otro deporte individual como la gimnasia rítmica –de requisitos físicos muy concretos– cuya actuación se puede programar de forma sistemática, con carácter previo. Hay que animarles para que se superen, centrando su atención en metas posibles a la vez que suficientemente atractivas. Así haremos coincidir su maduración futbolística con su propio desarrollo físico y mental, jugarán más motivados, y aprenderán más fácil. Muchas estrellas empezaron a jugar al fútbol en plena adolescencia: Gaizka Mendieta iba para atleta y no empezó a correr detrás de un balón antes de los 15 años. Batistuta, a quien llamaban El Gordo por un ligero sobrepeso, se hizo esperar hasta los dieciocho años. A Rivaldo le decían Pata de Palo en la categoría juvenil. Se mire por donde se mire, la experiencia es un libro abierto donde saltan a la vista muchísimas promesas que destacaban en las categorías inferiores, y se perdieron en el anonimato antes de ver cumplidos sus sueños. Mientras en otros deportes individuales como el atletismo existen retratos casi perfectamente delimitados que permiten reconocer a la legua la estampa de un campeón, no ocurre lo mismo en el fútbol. Aunque algunos clubes siguen coleccionando jugadores por su tamaño, es fácil encontrar auténticos fenómenos que no darían la talla para quienes priman la madurez en su desarrollo biológico. Y si no, que se lo pregunten a Cruyff o a Maradona. • ¿Acaso no son cada vez más excepcionales los jugadores que el fútbolprofesional busca en cualquier lugar del mundo? • ¿No es cierto que ninguno de todos estos niños tan prometedores quedestacan en sus equipos de barrio llegará a lo más alto del fútbol? o, paradecirlo mejor : será una excepción aquel que consiga llegar a la élite delfútbol. El caso de Argentina es paradigmático: hasta dos millones defichas de jugadores, y son menos de cincuenta los privilegiados que exhiben la grandeza de su fútbol por todo el mundo. • ¿Y los demás? ¿es que no merecen una oportunidad? ¿no son el buentrato y una experiencia de calidad los que pueden llevarles tan bien ytan lejos como quieran y/o puedan? • Y por último ¿a estas edades quién es el listo que es capaz de vaticinarlo que pueden dar de sí estas criaturas?¿quizá aquellos que no ven sinolos defectos, y tienen un ojo de lince para descubrir a quienes saltan ala vista, porque maduran antes que los demás? Parafraseando el conocido aforismo; el talento futbolístico se hace defuerza y velocidad física, pero sobre todo de rapidez mental. De Menotti cuando era jugador, se cuenta que un día le dijo su entrenador : –Ché flaco, corré Y Menotti contestó: – Ah, encima de pensar ¿querés que corra? Eran otros tiempos, y otras circunstancias.Anécdotas aparte, no se pretende ignorar la importancia cada vez mayor de la preparación física en el deporte. Sin embargo, conviene recordar que el fútbol es un deporte que se juega de la cabeza a los pies.Aquí interviene otro aspecto no menos relevante, habida cuenta del aumento de la presión competitiva: ese carácter especial, mezcla de curiosidad y empeño para esforzarse en mejorar cada día, afrontando con buen ánimo un recorrido tan largo, de muchas vueltas. Hasta hace bien poco, el talento deportivo se consideraba una especiede don que se tenía o no había nada que hacer: el jugador nace, no se hace. En los últimos años, sin embargo, pasa por ser un concepto dinámico,más relacionado con el desarrollo de la destreza en el deporte. E. Hahn ha investigado la detección de talentos y su preparación desde edades tempranas: es una aptitud acentuada en una dirección, superando la media normal, que aún no estádel todo desarrollada. El mismo autor concluye que el talento es la disposiciónpor encima de lo normal, de poder y querer realizar unos rendimientos elevadosen el campo del deporte En otras palabras, una extraordinaria voluntad de superación que han tenido que desplegar, especialmente, aquellos a quienes no se les ha dado todo hecho y han puesto a prueba su instinto de supervivencia, luchando contra viento y marea. Jugadores que, si quieren hacerse un hueco, tienen que afilar el ingenio para pensar más rápido, y andar más listos que los demás, desarrollando un espíritu de sacrificio muy por encima de lo normal. Johan Cruyff lo sabe muy bien: Siendo todavía niño, desarrollé en los entrenamientos la técnica para poder explotar mi juego y superar cierta inferioridad física respecto a jugadores más corpulentos, sí, pero también más lentos.Lo cual no quiere decir que entrenara más, sino que aprovechaba mejor los entrenamientos. Siempre he pensado que cada desventaja tiene sus ventajas. Si soy pequeño, tengo que ser más espabilado. Si no soy fuerte, tengo que ser más listo; no me queda otro remedio. La Soledad del Entrenador@SEntrenador (Del libro “Dejad que los niños jueguen).

  • ENTREVISTA DE METODOLOGIA Y PLANIFACION

    Entrevista de metodología y planificación. Entrevistado:Francisco Seirul.lo Vargas. Licenciado en Educación Física. Preparador Físico del F. C. Barcelona. Profesor del INEF de Cataluña. Entrevista realizada por:Jesús Cuadrado Pino. Director de TRAINING FÚTBOL. Preguntas de metodología Pregunta.- Para la orientación de la metodología del entrenamiento en elfútbol, ¿hemos de partir del modelo de juego o de la persona?. Respuesta.- Si partimos de la observación del juego como modelo cometemos un grave error, pues todos los modelos de juego son coyunturales, incluso si tomamos como modelo uno ideal construido por el propio entrenador. Por lo tanto, la metodología debe ajustarse a lo que la persona es capaz de hacer, categorías que sabe procesar,dependencia o independencia del campo en sus tomas de decisiones, la predicción o acomodación a los acontecimientos y demás elementos que configuran su personalidad competitiva. P.- ¿Qué es jugar bien?. R.- Es realizar variadas funciones en el terreno de juego, tenga quien tenga el balón, que permitan optimizar las condiciones actuales del propio equipo para la consecución del objetivo, el gol, en los sucesivos e inmediatos episodios del juego, que por ciertas de aquellas funciones se hubieran inducido. Cuando esto se hace durante todo el tiempo de duración del partido, se puede decir que ese equipo jugó bien. P.- ¿Es posible la aplicación de una metodología de trabajo que nos permitalograr un gran equipo a largo plazo y la obtención de resultados inmediatos?, odicho de otra manera: ¿se puede trabajar sentando las bases para el futuro yconsiguiendo resultados en el presente?. R.- Cuando la metodología se centra en el jugador sí es posible. Pues de una parte lograremos la optimización de sus capacidades, lo que repercute en los logros inmediatos del presente del jugador. Si sucede que este jugador tienen un nivel de optimización superior al de sus adversarios, está en la vía para la obtención de resultados inmediatos. Por otro lado, cuando esta optimización de capacidades se hace respetando los procesos personales de auto estructuración, estamos sentando las bases de la futura evolución del jugador. Es necesario, para todo esto, plasmar objetivos individuales en la planificación y desarrollar proyectos a largo plazo con fases inmediatas del proyecto, asentadas en la particularidad de nuestros jugadores. P.- Dado que el fútbol es un deporte de habilidades abiertas, la metodologíadel entrenamiento táctico, ¿no debería basarse en juegos y ejercicios en los que eljugador tenga que estar buscando continuamente soluciones? R.- Así es, pero esta búsqueda debe tener unos “criterios de búsqueda” para que las situaciones propuestas por el entrenador sean analizadas bajo esos criterios. De esta forma, el entrenador puede proponer situaciones donde se establezcan variables que pueden ser tratadas por el jugador según sus actuales capacidades y que de una forma inequívoca le proporcionen la optimización en una determinada dimensión. Única forma de poder planificar la práctica por parte del entrenador y controlar el estado de optimización de sus jugadores. P.- Las ciencias del entrenamiento que se aplican a la metodología dedeportes individuales, ¿son suficientes para lograr el mejor estado de condiciónfísica en los deportes colectivos? R.- Son suficiente soporte para construir sobre ellas las metodologías que se aplican a esta otra categoría de deportes. La metodología del entrenamiento de fuerza para un halterófilo, de nada nos vale para entrenar la fuerza del fútbol, pues en este deporte no se mide el rendimiento por el total de quilos levantados en dos tiempos o en el total olímpico. Pero los principios de la halterofilia son válidos para todo el entrenamiento de fuerza para cualquier especialidad deportiva, son por lo tanto la base sobre la que debemos construir la metodología específica de los deportes de equipo que requieran fuerza. Lo mismo sucede con la velocidad y demás métodos que permiten desarrollar esta categoría de capacidades. P.- El nivel de condición física, ¿juega un papel determinante para elrendimiento en el fútbol? R.- Es evidente, pues la condición física es el resultado y confluencia del estado de optimización en que se encuentren las capacidades condicionales del jugador. Éstas,deberán encontrarse en un estado continuo de desequilibrio, producto de su interacción con el resto de capacidades que configuran la estructura del jugador de fútbol, en un momento de su vida deportiva, para lograr el máximo rendimiento en ese nivel. El jugador puede desarrollar las técnicas del juego a lo largo del partido porque tiene el soporte de las capacidades condicionales, si estas se detienen, si no se ajustan a un desequilibrio constante, el jugador pierde potencia prospectiva limitando mucho su progreso en los logros de su juego, disminuyendo sustancialmente su rendimiento. P.- ¿Cuáles crees que son las verdaderas necesidades de optimización delrendimiento en el fútbol? R.- Optimizar el rendimiento en el fútbol desde la perspectiva del jugador, es optimizar todas sus capacidades en las dimensiones que requiere esa actividad. Debemos determinar estas dimensiones en el ámbito de las capacidades condicionales,coordinativas, cognitivas, volitivas, expresivas... que configuran la estructura del jugador. Para realizar esas determinaciones disponemos exclusivamente de la observación del jugador inmerso en la práctica específica que realiza junto a sus compañeros, el entrenador, el propio jugador y sus oponentes. Por lo tanto, las necesidades se van creando y definiendo siempre que seamos capaces de ver lo que la práctica específica nos ofrece, que es todo. ¿O es que no nos muestra necesidades de optimización de ciertas capacidades de un delantero, el defensa contrario que deja que “le encare”,dejándole “salir” por su izquierda donde siempre le quita el balón? P.- En la metodología del entrenamiento en el fútbol, ¿pueden utilizarse enalgunos casos los aportes de las ciencias del entrenamiento para deportesindividuales?, o ¿esto no debe aplicarse nunca? R.- Esta pregunta está contestada en parte anteriormente. Si queremos ser eficientes en las propuestas de entrenamiento, debemos hacerlas desde las necesidades que el jugador tiene ante la práctica del deporte que esté realizando, pues esto es lo que han hecho los deportes individuales. Si queremos mejorar la velocidad necesaria para recibir el balón de un compañero y sin incurrir en fuera de juego,debemos entrenar la velocidad en las condiciones de variabilidad en que se presentan estas situaciones de juego, respetando las condiciones metodológicas del entrenamiento de velocidad, pues esto es lo que han hecho los deportes individuales. P.- En el fútbol, la mejora de un solo aspecto del rendimiento ¿puede alterarel rendimiento integral?, es decir, el aumento de una cualidad de forma analítica ysin entrenar las demás, ¿puede empeorar el rendimiento el equipo en el partido decompetición? R.- En términos absolutos sí, pues no hay ningún deporte en el que mejorando sólo una cualidad entrenada de la forma que sea se pueda rendir. Pero la primera parte de la pregunta precisa de un pequeño comentario. En primer lugar, fijar un sólo aspecto del rendimiento, por ejemplo la velocidad, supone entrenar un grupo de capacidades y sistemas del jugador que confluyen en la mejora de esa cualidad. Desde la perspectiva del jugador, es optimizar prioritariamente algunos de sus sistemas que le permiten interactuar con el entorno en una dimensión dentro de los episodios del juego que está siendo evaluada como velocidad. Este ajuste interno, que continuamente provoca el entrenamiento, es su Teleonomía, su determinada organización interna de todas sus estructuras, en vistas a la consecución de cierto proyecto interno. Este ajuste e interacción entre sistemas o estructuras, debe mantenerse en un desequilibrio constante para poder estar en predisposición de optimización. Para esto, las situaciones de entrenamiento no pueden ser analíticas, pero tampoco cerradas ni homogéneas y obligan a los entrenadores a construir otro tipo de situaciones de entrenamiento que son también específicas para los deportes como el Fútbol. P.- Diseñar la forma y la cuantificación de la carga del entrenamiento en elfútbol en función de la competición, ¿puede significar que el mejor entrenamientoes un partido de once contra once buscando las mismas condiciones que se danen los partidos oficiales? R.- Primero deberíamos plantear que los partidos en “casi” situación real a la de competición durante los entrenamientos deben ser utilizados únicamente como síntesis de los procesos de optimización diseñados en el ciclo de entrenamientos previos a la realización de esa sesión-partido, puesto que éste es un medio muy válido para evaluar la conformación e integración de aquellos procesos a la simulación de competición. Debemos decir además que, sólo utilizando el tiempo como cuantificación de la carga de tales partidos, estamos desaprovechando innumerables otros elementos que pueden aportarnos conocer valores cualitativos de las adquisiciones del jugador. Por lo tanto, no es el mejor entrenamiento, porque si su supuesto objetivo era reproducir las condiciones de la competición, no lo logra y el mejor entrenamiento es aquel que logra reproducir fielmente una situación para que el jugador que participa en ella optimice ciertos sistemas que son reconocidos inequívocamente, como de participación necesaria para resolver esa situación propuesta. Es un entrenamiento bajo el método de competición que por ser muy específico, su utilización debe ser sopesada como la de cualquier otro método de entrenamiento y así indicarlo en los programas planificados de entrenamiento. P.- Es correcto el calentamiento en el fútbol, tal y como se realiza ahora, demanera estandarizada? R.- El calentamiento es la introducción a una práctica física de entrenamiento o competición. Los calentamientos estandarizados solo pueden ser utilizados previamente a la competición, cuando se ha comprobado que es la mejor propuesta a la individualidad ¡¡Este es mi calentamiento!! Los calentamientos para las sesiones, deben mantener una pequeña parte de “alerta fisiológica” propia del jugador individual y luego otra parte adecuada a las demandas de los contenidos de la sesión que se realice, por lo tanto no estandarizado. P.- ¿Qué parámetros hay que tener presentes para lograr el verdaderoestado de forma deportiva en el fútbol? R.- El definir el estado de forma en un deporte de equipo, entraña cierta dificultad, pues la evaluación del estado de forma ha de hacerse desde un paradigma ecológico y no sólo del simplista tradicional realizado por métodos cuantitativos referidos al resultado. Partimos desde el conocimiento del nivel de Teleonomía de nuestros jugadores y utilizamos el método hipotético-deductivo consensuando lo más posible con lo que la realidad nos informa y somos capaces de procesar. Así debemos plantear hipótesis sobre el estado de forma de nuestros oponentes y deducir las implicaciones que ello tiene sobre la planificación del entrenamiento de nuestros propios jugadores implicados. Debemos contrastar las hipótesis de nuestro proyecto inicial, sobre los objetivos en las diferentes competiciones en que participamos, con el estado actual de la competición que nos ocupa, para deducir las estrategias más convenientes de nuestro entrenamiento, para no afectar al resto de las sucesivas competiciones. Debemos hipotetizar también sobre cómo los medios valoraron nuestra última participación en esta competición y cómo lo hace nuestro propio club, para deducir el alcance de tomar riesgos en la planificación de los contenidos o no hacerlo. Todas estas premisas, y algunas más, deben ser tenidas en cuenta para comprender y poder lograr el verdadero estado de forma del jugador, que debe atender al propio nivel, al de él respecto a sus compañeros, al de sus oponentes, a las exigencias de la competición y al que esperan el entorno socio-cultural de ese momento. La definición simplista cuantitativa por el resultado alcanzado, es la del aficionado que acude al campo, el técnico y su equipo, debe utilizar el paradigma ecológico para poder controlar el estado de forma y cuantificarlo en cada uno de estos ámbitos, diseñando medios específicos para alcanzarlo. P.- ¿Qué tipo de metodología ha de emplearse para lograr un estado deforma homogéneo de todos los jugadores del equipo, o no es necesario buscarese estado de forma homogéneo?. R.- No es necesario un estado de forma homogéneo para todos los jugadores, asunto que es además imposible. Atendiendo a las premisas de la anterior pregunta,debemos lograr un estado de forma adecuado y suficiente, no el óptimo ni homogéneo para todos, pues cada jugador debe resolver distintas situaciones durante el partido y aunque sean las mismas no tendrá que realizarlas en los mismos parámetros espaciotemporales que cualquier otro jugador de ese mismo partido, lo que modifica sustancialmente sus necesidades de forma deportiva P.- ¿Un futbolista con un nivel condicional muy bajo, o en baja forma, puederesolver de una manera eficaz funciones específicas en un puesto determinado, yhacerlo con un buen rendimiento para el equipo? R.- Si entendemos el estado de forma desde la evaluación por el resultado, los jugadores que por su demarcación en el campo tienen como función la realización del tanto, pueden, de manera esporádica, ser determinantes para la consecución del gol de la victoria y lograr el buen rendimiento del equipo aun estando en un penoso estado de forma, que al menos deberá permitirle ejecutar un cierto número de funciones eficaces. Desde la perspectiva Ecologista, esto es un planteamiento no deseable, que a la larga destruye el rendimiento del equipo, a no ser que en el proyecto inicial se contemple esta opción y sea aceptada por el equipo y la entidad deportiva. P.- ¿Cómo pueden integrarse el desarrollo de las capacidades biomotoras yde las habilidades motrices generales para transferirlas en elementos específicospara la competición en el fútbol? R.- Los procesos de transferencia son en la teoría científica muy problemáticos y además todas las llamadas habilidades y capacidades biomotoras generales tienen, en el mejor de los casos, un más largo camino de transferencia, si lo hubiera, que las específicas. Este tiempo de transformación largo no existe en los deportes de largo periodo de competición, por lo que deben ser desechadas de la práctica del entrenamiento en estos deportes, que no permiten estar en un cierto grado de forma general, nada rentable en las continuas competiciones de su largo periodo de competiciones. Preguntas de planificación P.- La planificación del entrenamiento en el fútbol, ¿puede seguir un modelopredeterminado, o hay que planificar en función de la adaptación del futbolista alas tareas del entrenamiento y en función de su aprendizaje de las accionestácticas planteadas? R.- La planificación contempla una relación de acontecimientos de entrenamiento de un deportista o grupo de jugadores, que los construye el entrenador al objeto de optimizar las cualidades de sus discípulos. Si es una buena planificación, esas previsiones que realiza el entrenador, están ordenadas bajo diferentes criterios, unos de ellos son predeterminados y muy rígidos, pues aseguran que los contenidos están de acuerdo con los principales y comunes objetivos por lograr. Otros, que también están propuestos, tienen que realizarse individualmente pero bajo condiciones acomodadas a diferentes criterios, como resultados, adaptación o validez..., dado que atienden a objetivos particulares y no pueden obstaculizar el logro común del anterior criterio, sino que por su plasticidad se moldean para cooperar desde la particularidad al logro de los objetivos prioritarios. P.- En el fútbol hay un gran número de competiciones (partidos) al año yestán distribuidas a lo largo de casi once meses, ¿en qué medida condiciona estoa la planificación de cada temporada? R.- Condiciona totalmente la planificación y creemos necesario construir una propuesta específica para los deportes de esta categoría, pues las propuestas tradicionales no contemplan este diluvio de competiciones en un solo ciclo de entrenamientos. P.- La teoría del entrenamiento indica que el estado óptimo de forma nodura mucho tiempo, sin embargo, en el fútbol hay que rendir al máximo casi todoel año, ¿se puede elaborar una planificación específica en el fútbol que asegure elmantenimiento de un estado ideal de forma durante casi toda la temporada? R.- Como hemos expuesto en anteriores preguntas, es necesario construir una planificación específica para el fútbol y el grupo de deportes de parecidas circunstancias. La solución es mantener al jugador en un alto estado de forma, por debajo del óptimo, durante toda la temporada y en situaciones puntuales acceder al estado óptimo para regresar al nivel anterior. La planificación por micro-estructuración, que durante más de 15 años llevamos construyendo y probando en diferentes deportes,pretende estos resultados y es una buena respuesta a las necesidades de este grupo de deportes. P.- ¿A qué te refieres cuando dices que la planificación del entrenamientoen el fútbol ha de ser planteada desde la perspectiva del jugador y no desde elrendimiento en la especialidad?. R.- En parte está contestada en la primera pregunta y es que en las planificaciones de los deportes individuales y por extensión a los de equipo, se hacen propuestas muy cerradas, se intenta que “este jugador” se adapte “al jugador” que teóricamente se ha construido por la experiencia de un grupo de entrenadores, que bajo la justificación de la ciencia lo proponen como modelo ideal de jugador para la práctica de ese deporte. El jugador que se adapta a ese modelo, es quien rinde, según ellos,más en ese deporte. Es decir, el modelo del jugador se construye desde el deporte, a partir de como ciertos entrenadores interpretan el deporte suponiendo que su interpretación es la única, la mejor, sin darse cuenta que esa construcción en la mayoría de casos la realizan con la experiencia acumulada por el éxito de un jugador o en el mejor de los casos por un grupo de jugadores que tuvieron éxito siguiendo ese modelo por él o su grupo construido; Sin reparar, o acaso sí, en que sólo triunfan con él cierto perfil de jugadores que son los que por casualidad tienen muy parecida bioestructura aaquellos. El resto según ellos no valen para ese deporte. Así se han malgastadomuchos deportistas que fueron muy disciplinados y siguieron a rajatabla tales planificaciones no adecuadas a sus capacidades. Por ello muchos jugadores con “otros talentos” no encajan con ciertos modelos de planificación propuestos por ciertos entrenadores y si lo hacen con otros. Creemos que el entrenador debe por ello construir sus propuestas desde las necesidades que tiene el jugador y no desde una premeditada concepción del deporte por muy elaborada y justificada que se tenga. R.- ¿El periodo de cada semana es el único ciclo de entrenamiento quepuede tenerse en cuenta durante la fase competitiva, en el fútbol?. R.- Según la propuesta de micro-estructuración la semana es la unidad fundamental de la estructura de esa planificación, pues el jugador necesita adecuar sus procesos de optimización para poder rendir a un suficiente nivel, uno o dos días dentro de ese micro ciclo semanal. P.- ¿Para diseñar la planificación es necesario conocer con antelación elcalendario de competición, en relación a los equipos a los que nos tenemos queenfrentar en cada fecha; o este dato no tiene trascendencia? R.- El calendario de competición se conoce ya antes de hacer el Proyecto deEntrenamiento. El Proyecto de entrenamiento debe adecuar sus estrategias y objetivos a dicho calendario, para lo cual hay que hacer estimaciones y supuestos, no sólo sobre el calendario, sino también sobre la forma de confeccionar y utilizar la propia plantilla de jugadores, la elección de los sistemas de juego por utilizar, la tecnología disponible, la funcionalidad del equipo de entrenamiento..., con todo ello organizado en fases, se puede iniciar la Planificación que por supuesto se verá influida por la competición, pero la mayor influencia debe ser la de satisfacer las necesidades de optimización de los jugadores, frente a las exigencias del rendimiento competitivo durante la larga temporada competitiva. Preguntas de tests de evaluación P.- En el fútbol, ¿pueden realizarse tests de control del entrenamientoobjetivos? R.- En el fútbol, como en cualquier deporte, se pueden realizar test objetivos pues la objetividad es necesaria para superar los criterios de calidad y que el test pueda ser validado. Para controlar el entrenamiento deben realizarse observaciones objetivas sobre ciertas condiciones de las propias tareas de entrenamiento que realice este grupo de jugadores y que son consideradas como muy útiles para reconocer el nivel de optimización logrado en aquellos sistemas que permiten esa realización a cada jugador. No hace falta ningún otro test. P.- ... Y ¿tests objetivos para el control de los partidos?. R.- Sólo hay que establecer unos criterios de observación y entrenar a los observadores para realizar la observación y el registro bajo esos criterios. Después se deberá hacer un tratamiento estadístico de esos datos registrados para sacar las conclusiones oportunas. Lo realmente interesante es qué observar y la utilidad de las conclusiones de esas observaciones realizadas y no si el coeficiente de objetividad es de 0,65 o de 0,90 de este o aquel test. P.- ¿No crees que los jugadores no se motivan en los tests de esfuerzo quese realizan en el laboratorio, no se esfuerzan para llegar a su máximo umbral detrabajo y, como consecuencia de ello, nos encontramos con que estos tests nonos valen de nada, porque no nos dan ninguna referencia válida? R.- Es difícil, pues lo ven demasiado lejos de su práctica en el campo. Pero este no es sólo el motivo por el que este tipo de test puedan ser o no válidos para el diseño de las cargas de entrenamiento. Si nosotros utilizamos métodos generales, estos test son muy útiles, pero si nuestra propuesta es utilizar métodos especiales, estos test no nos valen, pues miden cualidades genéricas. Lo mismo nos sucede en distintos test de campo. Debemos ser coherentes para saber que queremos que nos den los test y no pedir lo que no nos pueden dar, o lo que es peor, mediatizar nuestra práctica simplemente porque un test nos indica un dato cuya interpretación confunde nuestras decisiones respecto el entrenamiento que debemos realizar. ¿Verdad que por el ruido que hace un motor al ralentí analizado por el mejor audímetro no podemos predecir su rendimiento en las 24 h de Daitona? P.- ¿Qué mecanismos de control podrían establecerse en el fútbol paracuantificar la evolución del equipo y su rendimiento, de una manera objetiva?. R.- Lo primero es determinar qué queremos controlar, definido el objetivo sepueden articular los procedimientos, diseñarlos y utilizar o establecer los mediostecnológicos necesarios. Después está el tratamiento que se haga del material logrado con esos procedimientos. Si quieres controlar el rendimiento, debes definir que es ese concepto y diseñar los procedimientos para ese control. Si en tu filosofía la evolución del equipo es sinónimo de rendimiento es diferente a que si las evoluciones son consideradas como variables situacionales o son variables comunicativas o son estadios inestables para acceder a otros más estables... Es decir, cada forma de comprender y definir el juego determinará los mecanismos de control más eficaces. P.- ¿La calificación del jugador sólo puede determinarse por su nivel deactuación durante las acciones específicas de cada partido, o hay otros medios deevaluar objetivamente al futbolista? R.- La calificación estricta de su actuación durante el juego, se debe evaluar através de su actuación durante el juego, es decir, por sus acciones específicas en cada partido y deberán establecerse criterios claros para que esa observación sea de aspectos cualitativos, cuantitativos, en valores de técnica, táctica, emotivos o del campo de actuación que se le haya encomendado y luego de haberlo comprendido el jugador. Muchas veces la calificación del jugador es una calificación del proceso de entrenamiento realizado pues si en éste no hay propuestas de conceptos inequívocos y practicados desde la variabilidad y la variación, posiblemente el jugador en el campo será incapaz de ejecutarlos y será negativamente valorado. P.- ¿Para cuantificar la prestación del equipo en cada partido y valorarlaadecuadamente, son útiles las anotaciones del número de acciones realizadas?.Es decir, ¿son datos relevantes el número de realizaciones de pases cortos, paseslargos, conducciones, regates, tiros, remates de cabeza, despejes,interceptaciones, desviaciones, robos de balón, etc.?. ¿Tener anotadas estasacciones y poseer una estadística de estos datos, nos puede servir de algo a lahora de planificar el entrenamiento o de corregir posibles deficiencias delequipo? R.- Cuantificar la realidad así, es descontextualizarla y los datosdescontextualizados no nos valen para evaluar o tomar decisiones sobre un individuo o un proceso. Debemos estudiar el fenómeno en la situación que se produce, definiendo claramente la realidad de esa situación. Hay que investigar los componentes de esa situación, para concluir en los elementos que debemos observar, los que entendemos son más significativos, los más directamente responsables de que esta situación se haya dado en esos términos y no en otros. La primera propuesta es del paradigma tradicional, que sólo utiliza métodos cuantitativos, la propuesta del fútbol debe ser el paradigma naturista, que utiliza métodos cualitativos, incluso el conocimiento tácito no fácilmente comunicable y que en muchos casos rige la práctica competitiva sobre todo cuando hay contacto directo con el oponente y con tus propios compañeros. ¿O es que alguien que haya jugado al fútbol valora igual una pérdida de balón de 1x1 de un delantero que la de un defensa que deja al delantero contrario en posición de marcar?. P.- ¿En el proceso de control del entrenamiento, pueden sernos útiles lasvaloraciones subjetivas de los propios jugadores, realizadas antes, durante ydespués del entrenamiento? R.- Todos los procesos de control y de evaluación deben ser previamenteensayados por quienes los vayan a realizar. Entendemos que durante losentrenamientos debe entrenarse la auto-observación y auto-evaluación, así como el momento y la forma de comunicación de las observaciones así realizadas. Estasvaloraciones subjetivas deben ser entrenadas y deben contrastarse con las que hace el entrenador y la que hace cada jugador de los otros jugadores. Sería extraordinario que concurriera en ella también la de los jugadores contrarios pero esto es aun más inviable. Si el entrenador y los jugadores tienen claros los criterios de observación, sólo faltadecidir el momento y la tecnología que utilizaremos para cruzar esa inestimableinformación que con toda seguridad es tan valiosa para la optimización del jugadorcomo su propia práctica, porque sólo a través del conocimiento racional de nuestrasacciones, estamos en vías de poderlas modificar en otras actuaciones y de eso setrata..., por ello consideramos muy válidas este tipo de valoraciones si cumplen con los criterios arriba indicados. "Las cargas son sólo para los burros. Los esfuerzos del fútbol son exclusivos del fútbol. Nada que quieras trabajar fuera del patrón de juego de un entrenador es real y por tanto te sirve de poco". Profesor Vitor Frade. Óscar Méndez Albano.

  • QUE ES EL COACHING DEPORTIVO

    Qué es el coaching deportivo El coaching deportivo es un proceso mediante el cual un entrenador se encarga de potenciar el talento y los recursos del deportista para hacer que su rendimiento crezca a través de un plan de acción en el que se establecen los objetivos que se pretenden alcanzar. Es decir, es un entrenamiento y un aprendizaje para que el deportista tome conciencia de su capacidad a través de sus metas y objetivos,focalice sus motivaciones y durante el proceso haga emerger su talento por medio del deseo para alcanzar lo que quiere, aplicando las herramientas necesarias para progresar en el camino adecuado para lograrlos. Cómo aplicarlo y para qué Las sesiones individuales entre coach y entrenado son el medio para alcanzar una privacidad y confidencialidad que son totalmente necesarias. El coaching deportivo es un proceso donde más allá de lo deportivo, el deportista deberá dejar paso a la persona y adentrarse en sus motivaciones, deseos para alcanzar los objetivos. Aquí el coach deportivo se aplicará en algunos puntos como el proceso de aprendizaje, el “qué, cómo y para qué” o la gestión del cambio, que pueden llevar al deportista a plantearse todo lo comentado anteriormente. Es decir, cuando el coach le hace al deportista poner en duda todo lo que está haciendo hasta ahora con su carrera deportiva, el entrenador debe replanteárselo todo, desde sus motivaciones y objetivos hasta los métodos de entrenamiento y el camino para alcanzar los éxitos deseados. Entonces un Plan de acción, así como las visualizaciones y afirmaciones,serán el camino para volver a planificar estrategias deportivas para lograr las metas, sometiéndolo a una evaluación constante. Y es que el coaching deportivo tiene como principal objetivo establecer un plan estratégico de objetivos y metas, pero también la toma de conciencia y el desarrollo de la responsabilidad y el compromiso. Aumentar la motivación y la autoestima son asuntos capitales. En última instancia, el desarrollo del talento y establecer un camino para el aprendizaje son los objetivos finales del coaching deportivo. Fases y herramientas del coaching deportivo El punto de partida de partida de todo proceso de coaching deportivo es la toma de conciencia. Más tarde hay que superar las etapas de “querer” y la de “saber”, para acabar en la definitiva de “actuar”. Pero analicemos qué se hace en cada una de ellas: Toma de conciencia. El deportista debe saber que hay muchas formas de lograr un objetivo. Por eso, el coach deberá hacerle abrir la mente, visualizar sus metas y ubicar a dónde quiere llegar, porque más allá dela mejora del rendimiento, si no hay una claridad de ideas sobre el lugar al que se dirige, será imposible alcanzar el éxito. En este punto del proceso de aprendizaje se podrían aplicar, por ejemplo, las técnicas del por qué, el cómo y el para qué. Profundizando en esa dirección se inicia un proceso de concienciación para alcanzar los objetivos. Querer. El deportista debe tener el deseo, una vez que ha localizado su objetivo y lo ha analizado, de alcanzarlo. Sin la voluntad de que suceda un cambio que lo lleve a alcanzar sus metas, este no sucederá. Aquí habría que aplicar técnicas como por ejemplo las creencias para lograr que la motivación del deportista sea la máxima. Cualquier duda en este punto puede resultar definitiva y hacer imposible que el deportista complete el proceso, ya que este punto suele ser en muchos casos costoso para el deportista. Saber. Hay que seguir en el camino del conocimiento. Hay que aplicar las técnicas necesaria para alcanzar los objetivos, ya que de otra manera será imposible. Hay que continuar trabajando para lograr los cambios deseados, produciéndolos de manera que sean firmes y persistentes, asegurando el éxito en el tiempo. Aquí se podrían aplicar herramientas como la visualización o las afirmaciones, que reforzarían el camino que está siguiendo el deportista. Actuar. Este es el punto definitivo y, por supuesto, el más importante.Si no se culmina el proceso con un buen desarrollo de la actuación, de nada habrá servido todo el trabajo previo. Hay que saber continuar con el objetivo en mente y luchando por el deseo que mueve al deportista. El coach podría, por ejemplo, utilizar técnicas como el trabajo de los hábitos o el establecimiento y mejora del plan de acción, para que el deportista culmine todo el proceso alcanzando sus metas definidas en el inicio del trabajo de coaching.

  • ALIMENTACIÓN. ¿QUE COMER ANTES DE ENTRENAR?

    ALIMENTACIÓN.¿QUE COMER ANTES DE ENTRENAR? Lo que tomes o comas antes de tu entrenamiento puede influir mucho, no sólo en tu rendimiento, sino también, en tusganancias en masa muscular. Te proponemos algunos consejos simples. Cuando se trata de nutrición, parece que la mayoría de los culturistas, los principiantes y los levantadores intermedios, en particular – hacen un mayor énfasis en asegurar que su nutrición post-entrenamiento sea la más adecuada posible y se olvidan de que también el pre-entrenamiento es importantísimo. Un régimen con una buena nutrición, si se sigue correctamente, te ayudará a experimentar ganancias muy notables en el tamaño muscular y fuerza. Para visualizar la importancia de la suplementación pre-entrenamiento, imaginate tu cuerpo funcionando con el estómago vacío durante el entrenamiento. Te puedes sentir un poco lento y tu rendimiento puede sufrir. Si tienes suerte, todavía puedes conseguir un poco de congestión muscular. Pero lo que no te das cuenta es que estas experimentando un doble efecto negativo. Principalmente, si estas entrenando con el estómago casi vacío, las reservas de glucógeno se agotan rápidamente. Y una vez que están completamente agotados, el cuerpo usara tu masa muscular como fuente de energía inmediata. La otra consecuencia negativa de la inadecuada nutrición pre-entrenamiento es que la intensidad y la capacidad de resistencia sufren. Como consecuencia de ello, no podrás empujar hasta el límite, dando lugar a una actuación menos que estelar en el gimnasio. Como regla general, tu alimentación pre-entrenamiento debe ser dividida en dos fases. La primera fase consiste en tener una comida una o dos horas antes de hacer ejercicio (dependiendo de tu metabolismo). La segunda fase se lleva a cabo 15 a 30 minutos antes del entrenamiento y se compone de suplementos que se consumen para dar más combustible a tu entrenamiento. Algunas ideas para guiarte en tu alimentación pre-entrenamiento son: Comida de pre-entrenamiento (1-2 horas antes de entrenar). 1- Hidratos de carbono de digestión lenta: Antes de entrenar se necesitás consumir una buena fuente de carbohidratos, como lo son los de digestión lenta. No sólo van a proporcionar una fuente de energía, lo que impide que tu cuerpo utilice la energía de tus músculos, sino que también te sostendrán a lo largo de todo tu entrenamiento. Es por esto que no es recomendable utilizar carbohidratos con índice glucémico alto o de rápida digestión, ya que rápidamente se agotará una vez que su fuente de energía se utilice durante el entrenamiento. Si consumes un exceso de hidratos de carbono, o demasiados cerca de tu entrenamiento, tu cuerpo no tendrá suficiente tiempo para metabolizar los alimentos. Como consecuencia, la sangre se redirige directo a los músculos que trabajan en lugar de ayudar a realizar la digestión. Como regla general, se recomienda consumir entre 40-80 gramos de hidratos de carbono una o dos horas antes del entrenamiento. Algunos carbohidratos de digestión lenta pueden ser: arroz integral, avena, pasta integral, etc. 2- Consumir frutas: Frutas, como las naranjas, son una excelente opción de comida pre-entrenamiento. Teniendo una fuente de digestión lenta, resulta beneficioso contar con una pequeña fuente de carbohidratos de digestión rápida para iniciar tu entrenamiento. Además de proporcionar una sólida fuente de hidratos de carbono simples, las naranjas están llenas de vitamina C y de electrolitos. Las bananas y las manzanas también son excelentes opciones. 3- Proteínas: Ninguna comida está completa sin proteínas. Como la fuente más importante del crecimiento muscular, la proteína es vital para mantener un balance positivo de nitrógeno necesario para estimular la síntesis de proteína máxima. La obtención de la correcta proporción de aminoácidos es fundamental para lograr un estado anabólico y la mejormanera de lograr esto es mediante el consumo de fuentes de proteína completa como claras de huevo, pollo, pavo e incluso la leche descremada. Otra opción es consumir un batido de proteínas de suero de leche, si no puedes comer o no tenes tiempo. Como regla general, consumir entre 20 a 40 gramos de proteína en la preparación para la sesión de entrenamiento.

  • RINUS MICHELS, EL PADRE DEL 'FUTBOL TOTAL'.

    RINUS MICHELS, el padre del 'FUTBOL TOTAL'. Fue nombrado por The Times y la FIFA el mejor entrenador de la historia. El técnico holandés cambió para siempre el fútbol con sus nuevos conceptos, englobados en el llamado 'fútbol total'. Michels cronstruyó equipos míticos, como el Ajax de Cruyff o la 'Naranja Mecánica' del Mundial de 1974. FICHA: Marinus Jacobus Hendricus Michels (Ámsterdam,9 de febrero de 1928- Aalst, Bélgica, 3 de marzo de 2005) EQUIPOS: Ajax (Holanda), FC Barcelona (España), Selección de Holanda, Los Angeles Aztecs (Estados Unidos), Colonia y Bayer Leverkusen (Alemania) PALMARÉS: Campeón de la Eurocopa de 1998 Campeón de Europa con el Ajax 1971 Campeón de la Eredivisie: 1966, 1967, 1968 y 1970 Campeón de la Copa de Holanda: 1967, 1970 y 1974 Camepón de la Liga Española 1974 Campeón de la Copa de Rey de España: 1978 Campeón de la Copa de Alemania: 1983 Muchos holandeses acabaron con una extraña sensación el Mundial de 2010. Holanda, sí, había conseguido llegar a la final contra todo pronóstico. La tercera de su historia. Sin embargo, la selección ‘oranje’ había mutado, era otro equipo. Los más críticos le dieron una vuelta a la ‘Naranja Mecánica’. Esta vez el apelativo no servía para destacar las virtudes futbolísticas del equipo, sino para criticar un estilo en el que cada futbolista formaba parte de una cadena de montaje, sin libertad para crear. El autor de este nuevo engranaje fue Bert Van Marwijk, seleccionador de Holanda en 2010, quien justificó su estilo tras una violenta final ante España. “No es algo bueno ver tantas faltas en una final, no es nuestro estilo, pero hay que recordar que esto es una final y jugábamos para ganar", espetó el seleccionador ‘oranje’. Cuatro años después, es curioso ver que casi nadie se acuerda de Van Marwijk, un entrenador que, curiosamente, consiguió llegar igual de lejos que Rinus Michels en los Mundiales. Pero Van Marwijk cometió un error mayúsculo: borró la identidad de Holanda. El trabajo de años y años, cuyo padre fue Rinus Michels, el ideólogo de una selección y un fútbol que estuvo por encima de los títulos. Lo importante, simplemente, era la forma. “Llámenme Míster” Rinus Michels cambió al fútbol holandés y al Ajax, al que ligó casi toda su vida. Primero como jugador, donde tuvo una carrera exitosa, jugando 269 partidos y marcado 121 goles. Delantero centro, Michels jugó cinco partido con la selección holandesa, un equipo al que años después convertiría en la envidia del mundo. Si uno mira el palmarés del Ajax, descubre que sólo diez Ligas adornaban sus vitrinas antes de la llegada de Michels al banquillo. No había rastro de ningún título europeo, por entonces una quimera para el equipo ajacied, perita en dulce para los grandes del viejo continente. Una dinámica que cambió con la llegada de Rinus Michels al club un 22 de enero de 1965. El impacto fue total: el equipo pasó de pelear por salvarse del descenso a ganar la Liga un año después. Cinco más tarde, el club colocó su primera Copa de Europa en el museo. Pero todo eso se comenzó fraguar en el primer día de entrenamiento del técnico holandés. Michels saludó uno a uno a todos sus jugadores, entre ellos un joven flacucho de nombre Johan y apellido Cruyff. “Llámenme Míster”, apuntó a sus jugadores. Los futbolistas se miraron sorprendidos, sin entender muy bien que ese tipo con maneras de General (así pasaría a la historia) fuera capaz de levantar a un equipo muerto. Los jugadores enfilaron el camino al campo de entrenamiento mirando de reojo a su entrenador, quien trotaba alrededor en una pista roja con una libreta en la mano. Michels apuntó ahí todos los detalles de la primera sesión: los aciertos, los tiempos de carrera de sus jugadores, los errores… Al día siguiente, el técnico holandés reunió a sus jugadores para la primera charla. “Vamos a organizar un estilo de juego al que llamaremos pressing football”, señaló. Nadie entendía muy bien lo que quería decir. Unas palabras que fueron rebotadas por la prensa, que lo bautizó como ‘fútbol total’. Unos años después, tras ganar varios títulos de Liga y la Copa de Europa, Michels explicó su idea: “Acosar sin tregua ni respiro al adversario para recuperar la posesión del balón, y no ceder a ningún precio la iniciativa del ataque al contrincante, contando con dos requisitos básicos: un espíritu de lucha inquebrantable y una perfecta preparación física, sin los cuales el sistema se derrumba irremediablemente”. Europa, la obsesión Michels, a pesar de ser un técnico que amaba la disciplina, otorgó total libertad a sus jugadores, eso sí, siempre sobre tres puntos básicos: practica del fuera de juego, pressing ofensivo y posesión del balón. También desarrolló un completo plan de entrenamiento para Johan Cruyff, con el objetivo de fortalecer todas sus facultades y potenciar un físico frágil. Un año después de su llegada al club, el Ajax de Michels se cruzó con el mítico Liverpool de Bill Shankly en la Copa de Europa. Esta vez el enfrentamiento no fue ningún trámite para el grande: el Ajax destrozó a los ‘reds’ con un contundente 5-1 en la ida. La vuelta en Anfield acabó con un empate a dos. Sin embargo, el equipo holandés no pudo pasar de los cuartos de final, donde el Dukla Praga ejerció de verdugo. El siguiente intento en la Copa de Europa se frustró en la primera ronde, donde el Ajax fue eliminado por el Real Madrid. El gran salto llegó en la temporada 1968-1969. Los holandeses, tras haber eliminado al Nuremberg, Fenerbahçe, Benfica y Spartak Trnava, se plantaron por fin en la final. Pero el enemigo, el Milan, era demasiado grande para un equipo que aún necesitaba pulir ciertos defectos. Prati, con dos goles en el primer tiempo, encarriló la final para los italianos. El gol de Vasobic en el minuto sesenta de partido dio esperanzas a los holandeses, que acabaron por morir con los dos tantos del Milan en los últimos veinte minutos. Europa se había convertido en una obsesión, y más después de que su eterno enemigo, el Feyenoord, se convirtiera en campeón de Europa en 1970. El premio llegó en 1971. Michels había reforzado al equipo con jugadores como de Ruud Krol y Gerry Mühren. Nombres que se unían a los Neeskens, Haan, Keizar, Cruyff… Un equipo de ensueño con un solo destino: ganar la Copa de Europa. El Ajax se paseó antes de llegar a la final, derrotando al Atlético de Madrid, Celtic y Basilea por 3-0 en casa. La final fue en Wembley ante el sorprendente Panathinaikos, un equipo que venía de remontar un 4-1 en contra en las semifinales ante el Estrella Roja. Pero no hubo opción para los griegos en el partido. El Ajax abrió el marcador en el minuto cinco por medio de Dick van Dijk y lo cerró en los últimos instántes con el gol de Arie Haan. La primera Copa de Europa del Ajax viajaba a Holanda, era el triunfo de una idea revolucionaria, donde ganar era importante, pero aún más importante era el cómo. Viaje a Barcelona Para sorpresa de todos, Rinus Michels abandonó al Ajax, dejando a Stefan Kovacs, su ayudante, a los mandos del equipo. El técnico rumano dio un nuevo impulso a las ideas de su mentor, llevando al Ajax a ganar dos Copas de Europa de manera consecutiva. Mientras tanto, Michels apostó por un nuevo reto: acabar con la hegemonía del Real Madrid de Miguel Muñoz. No obstante, el holandés dejó algo más en el club azulgrana. Plantó la semilla de lo que es hoy en día el Barcelona. En la actualidad nadie puede entender el Barça sin el peso de cantera, sin su 1-4-4-3 o su estilo de juego, marcado por la posesión del balón. Michels introdujo todas esas ideas, que terminaron de calar hondo con la llegada de Johan Cruyff en 1974. Entre los dos hicieron campeón del Liga al Barcelona ese mismo año. Como ya hizo tras ganar con el Ajax, Michels decidió salir del Barcelona, buscando un nuevo equipo donde seguir plasmando sus ideas. El destino fue la selección holandesa, a la que convirtió en un equipo mítico. No ha habido ninguna selección que haya jugado como la ‘Naranja Mecánica’ en el Mundial de 1974. Jan Jongloboed; Ruud Krol, Wim Rijsbergen, Wim Suurbier, Adrianus Haan, Wim Jansen, Johan Neeskens, Johan Cruyff, Rob Resenbrink, Jhonny Rep y Willem van Hanegem. Ese fue el once tipo de Michels durante todo el campeonato, que arrancó con una victoria por 2-0 ante Uruguay. Sin embargo, Holanda no pudo con el rocoso equipo sueco días después. Un empate que le obligó a jugársela ante Bulgaria, a la que no dio opción alguna goleando 4-1. Todos los ojos miraron para aquella atípica selección, en los futbolistas gozaban de plena libertad fuera del campo. La siguiente fase fue un paseo para la ‘Naranja Mecánica’: 4-0 a Argentina, 0-2 a Alemania Democrática y 2-0 a Brasil. Todas las quinielas daban como máxima favorita a Holanda. No importaba que Alemania jugara en casa, Holanda, ese equipo donde ataque y defensa se unían en un todo, parecía imposible de batir. Una sensación que se acentuó aún más con el gol de Neeskens de penalti en el minuto dos. Las crónicas apuntaban a una nueva goleada, pero Alemania llevó el partido a su terreno, frenando la máquina holandesa. Breitner (de penalti) y Müller dieron al vuelta al marcador antes de llegar al descanso. La sorpresa se hizo realidad en el minuto noventa. Alemania había derrotado a Holanda. A pocos le importó el KO en la final, Michels pasó a la historia como creador de un equipo brillante. The Times, décadas después, le señaló como el mejor entrenador de la historia del fútbol mundial. Vuelta a casa Después de construir la ‘Naranja Mecánica’, Michels volvió al Ajax, donde estuvo tan solo un año. El FC Barcelona le volvió a llamar con el objetivo de apuntalar las bases que había puesto dos años antes. Fue una nueva etapa de azulgrana, que duró desde 1976 a 1978. Desde ahí marchó a Estados Unidos, a los Los Angeles Aztecs, para volver a Europa, al Colonia. Pero Michels no se podía despedir sin tocar de nuevo la cima. La selección holandesa, catorce años después de la final del Mundial ante Alemania, le reclamó para la Eurocopa de 1988. El técnico holandés se encontró con una nueva generación de futbolistas, brillantes a la hora de plasmar sobre el campo sus conceptos. Ronald Koeman, Frank Rijkaard, Ruud Gullit y Marco van Basten…Michels y toda Holanda se tomaron su particular venganza de 1974 derrotando a Alemania en las semifinales. Marco van Basten, producto de la cantera del Ajax que Michels empezó a potenciar, metió a los tulipanes en la final (2-1). Holanda por fin levantó su primer gran título tras ganar a la URSS 2-0, con tantos de Gullit y Marco van Basten. Tras el éxito en la Eurocopa, Michels retornó fichó por el Bayer Leverkusen y se despidió de los banquillos en 1992 tras volver una vez más a la selección holandesa. "Era un entrenador con una superioridad natural que era respetada por el equipo; un hombre de pocas palabras, aunque en su última época se volvió más humano". Así define Ronald Koeman al técnico holandés, quien falleció en febrero de 2005 por culpa de un problema cardíaco. El fútbol decía adiós a una de las personas que mejor han sabido entenderlo. Y es que sus ideas, casi cincuenta años después de su primera charla en el vestuario del Ajax, están más vivas que nunca.

  • EL ENTRENAMIENTO DE LA ESTRUCTURA CORDINATIVA

    El entrenamiento de la estructura coordinativa bajo situaciones de juego en categorías inferiores: Propuesta práctica con 4 ejercicios. Antonio José Gómez Díaz Afiliación:Preparador Físico F.C. Barcelona “B” Resumen:El entrenamiento de la técnica (estructura coordinativa) se está volviendo cada vez más importante en el fútbol, desarrollándose en cada sesión. Es importante considerar este entrenamiento junto a las demandas específicas del fútbol, particularmente junto a los elementos de velocidad que se dan en la competición. Al fin y al cabo, la habilidad de crear y solucionar problemas en diferentes situaciones durante los partidos es uno de los mejores indicadores sobre la actuación y el potencial del jugador. Para maximizar el tiempo empleado en el desarrollo de los aspectos técnicos del juego, podríamos plantear diferentes situaciones reales de juego. Programación práctica del entrenamiento de la estructura coordinativa (técnica): Período comprendido entre 4 semanas;propuesta decuatro ejercicios en cada sesión, aunque las condiciones y variantes del ejercicio cambian conforme pasan las semanas. Ejercicios 1, 2 y 3: Semana 1:4 series por cada pareja; cada serie cuenta con 3 repeticiones de 30 segundos, con 15 segundos de descanso entre medias. “Tiempo total de trabajo”: 6 minutos, descansando 3 minutos. Semana 2:4 series por cada pareja; cada serie cuenta con 3 repeticiones de 45 segundos, con 15 segundos de descanso entre medias. “Tiempo total de trabajo”: 9 minutos, descansando 3 minutos. Semana 3:4 series por cada pareja; cada serie cuenta con 3 repeticiones de 1 minuto, con 20 segundos de descanso entre medias. “Tiempo total de trabajo”: 12 minutos, descansando 4 minutos. Semana 4:5 repeticiones por cada pareja; cada serie cuenta con 3 repeticiones de 1 minuto, con 20 segundos de descanso entre medias. “Tiempo total de trabajo”: 15 minutos, descansando 4. Ejercicio 4: Semana 1:3 series por cada pareja; cada serie cuenta con 3 repeticiones de un minuto, con 30 segundos de descanso entre medias. “Tiempo total de trabajo”: 9 minutos, descansando 4 minutos y 30 segundos. Semana 2:3 series por cada pareja; cada serie cuenta con 3 repeticiones de 1 min y 30 seg, con 30 segundos de descanso entre medias. “Tiempo total de trabajo”: 10 mins y 30 segundos, descansando 4 minutos y 30 segundos. Semana 3:3 series por cada pareja; cada serie cuenta con 3 repeticiones de 2 minutos, con 40 segundos de descanso entre medias. “Tiempo total de trabajo”: 18 minutos, descansando durante 6 minutos. Semana 4:4 series por cada pareja; cada serie cuenta con 3 repeticiones de 2 mins, con 40 segundos de descanso entre medias. “Tiempo total de trabajo”: 24 minutos, descansando 8 minutos. Ejercicio 1. Posesión técnica (4 vs 1) Una tarea que ayuda a los jugadores atacantes al desarrollo de la técnica en una situación real, gracias a la dificultad que supone contar con un rival. ¿Cómo lo establezco? En un área de 12×6 metros, construimos dos subespacios donde se desarrolla un 4×1, como se muestra en el gráfico. Esta tarea en realidad sólo usa 6 jugadores atacantes, porque los dos jugadores centrales son parte de ambos 4×1. Cada atacante debe estar cerca de su cono asignado. ¿Qué deben hacer los jugadores? En todas las situaciones de 4×1 están permitidos un máximo de 2 o 3 toques para los atacantes, según la decisión del entrenador. Del mismo modo, también tiene que haber un número mínimo de pases antes de pasar la posesión al siguiente subespacio (entre 4-6 pases). Cuando se han realizado los 4-6 pases, se cambia la posesión al otro subespacio, donde comienza otro 4×1, con la intención de que el balón vuelva de nuevo al primer subespacio. Los dos defensas trabajan de forma individual, tratando de interceptar todos los pases que sean posibles. Así, con 8 jugadores realizando la tarea, realizamos rotaciones en todas las series para que todos los jugadores pasen por todas las posiciones una vez. Por último, en los atacantes incidiremos en un buen control de balón, la realización de desmarques de apoyo mediante pequeños desplazamientos, ya que no pueden separarse mucho de “su cono”, y una amplia variedad de pases cortos con todas las superficies del pie. Ejercicio 2. Posesión técnica (4 vs 2) El hecho de aumentar el número de jugadores en el tarea, dificulta más el mantenimiento de la posesión por parte de los jugadores atacantes. ¿Cómo lo establezco? Igual que en el ejercicio 1, pero ahora en los dos subespacios se disputan situaciones de 4×2. Esta vez, los dos defensas comienzan en el mismo subespacio, contando así con 8 jugadores en la tarea. ¿Qué deben hacer los jugadores? Ahora los defensas trabajan por parejas, comenzando en la misma mitad y tratando de presionar y recuperar el balón a los atacantes, quienes tratan de mantener la posesión alrededor del espacio. Se aplican las mismas condiciones que en el ejercicio anterior: 2 o 3 toques como máximo por cada jugador y hay que realizar en 4 y 6 pases para trasladar el balón a la otra mitad. Cuando esto suceda, los dos defensas se trasladan rápidamente a la otra mitad para tratar de presionar a los atacantes y recuperar el balón. Al igual que en el ejercicio 1, cambiamos los roles para que cada jugador pase por todas las posiciones una vez. Ejercicio 3. Posesión técnica (4 vs 2 + 1) Ahora introducimos una nueva variable, y un sólo atacante espera en la otra mitad del espacio. ¿Cómo lo establezco? En el mismo espacio que los ejercicios anteriores, excepto que ahora es un 4×2 más un solo atacante. Este jugador reemplaza a los dos atacantes que se situaban en la otra mitad en los dos ejercicios anteriores. ¿Qué deben hacer los jugadores? El hecho de esperar con un solo atacante en la otra mitad, significa que cuando el balón es circulado hasta ese subespacio, tiene que esperar el desplazamiento rápido de 3 compañeros para comenzar la situación de 4×2. El único jugador que no se desplaza hacia la segunda mitad es el que hizo el último pase. Por ello, él debe estar en la misma posición, preparado para recibir el pase cuando vuelva de nuevo la posesión hacia esa mitad. En cuanto al número de toques y pases, establecemos las mismas normas que en los ejercicios anteriores. Ejercicio 4: Posesión técnica (6 vs 3 + 1) Aumentamos el espacio y el número de jugadores implicados en la tarea, aumentando así la complejidad de la tarea. ¿Cómo lo establezco? Para el último ejercicio, utilizamos cuatro conos para crear un mayor espacio de 20×15 metros. En la tarea se realiza una situación de 6×3 + 1 comodín con el equipo poseedor del balón, como se aprecia en el gráfico. ¿Qué deben hacer los jugadores? Con los jugadores en las mismas posiciones que los ejercicios anteriores, colocamos a tres defensores contra seis atacantes. El comodín tiene como máximo dos toques y juega con el equipo atacante. Para conseguir 1 punto, el equipo atacante tiene que realizar un número mínimo de pases (entre 10-20 pases). Otra vez, al igual que en los ejercicios anteriores, los jugadores rotan de tal manera que cada jugador esté en todas las posiciones al menos una vez. Evaluación de ejercicio: El indicador más importante para medir el rendimiento del equipo atacante, es el tiempo que es capaz de mantener la posesión. Al haber más defensores, obligamos a los atacantes a utilizar pases cortos, medios y largos, realizando combinaciones más rápidas con el fin de que los pases no sean interceptados por los defensas. Igualmente, deberíamos también observar una mejora visible en la toma de decisiones. Un jugador profesional probablemente completaría los ejercicios con el mínimo número de toques y sin perder un balón en los períodos de tiempo establecidos. Ese es el máximo objetivo a alcanzar por parte de todos los jugadores.

  • LOS 8 MANDAMIENTOS DE LUIS ENRIQUE

    Los 8 mandamientos de Luis Enrique Aquí les dejamos 8 mandamientos deLuis Enrique, nuevo entrenador del FC Barcelona. 1-"El entrenador es el líder". Es, sin duda, el principio sobre el que asienta su forma de dirigir. El entrenador es el que manda, el que hace y deshace. Todo pasa por sus manos, desde la decisión más importante hasta el detalle con menos trascendencia. 2-"Jugaremos al ataque". Un fútbol que respete en todo momento el ADN del Barcelona. En palabras del propio entrenador, "el fútbol atractivo que ha enganchado a millones de personas en el mundo". Todo eso sin despreciar la defensa, a la que dará "sus matices". 3-"Defender con balón". Querer siempre la pelota, el ataque como mejor defensa. No obstante, "tiene que haber una compensación", ha dicho, en clara referencia a las lagunas del equipo atrás esta campaña. 4-"A los chicos de la cantera les vamos a exigir más". Con Luis Enrique vuelve la apuesta por la cantera. Ya han regresado Deulofeu y Rafinha, y Fontás está próximo. Su mensaje es también al filial: se contará más con ellos y se les pedirá más peso en el equipo. Una vuelta a los orígenes, como ya ocurrió con Pep Guardiola. 5- "Que los jugadores sean exigentes con su trabajo". Una declaración de intenciones a los jugadores: no va a permitir ningún tipo de relajación. Lo visto en algunos tramos de la temporada, con jugadores desconectados y con fallos de concentración no será permitido en esta nueva era. 6- "Este año va a haber cambios". Algo que engloba todos los aspectos del equipo. Se trata de una renovación de nombres, de métodos, de estilo, de forma de hacer las cosas. Con Luis Enrique vienen nuevos trabajadores que darán una vuelta de tuerca más a la preparación de los jugadores con tal de que nunca se sientan acomodados. 7-"Los sitios se ganan". Una apelación al trabajo, al esfuerzo, en definitiva, a la meritocracia. Un mensaje claro y contundente a navegantes: quien no pelee lo suficiente en los entrenamientos, no jugará. Algo que se puede aplicar a todos los jugadores, sin distinción de galones. 8-"Muchas veces soy injusto". Son las palabras de alguien que está dispuesto a no esconderse ante las decisiones más complicadas. Y serán muchas las que le esperen en el futuro próximo. El futuro de jugadores como Xavi, Cesc, Mascherano o Dani Alves, con peso en el vestuario, dependen de él.

  • RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS EN UN EQUIPO DE FÚTBOL

    RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS EN UN EQUIPO DE FÚTBOL El conflicto es parte natural de la vida cotidiana, y un comportamiento normal en equipos y organizaciones, jugando un papel importante en ellos las emociones y los sentimientos. Posee tradicionalmente vínculos negativos y se percibe como violencia, odio e ira. Pero la resolución pacífica de conflictos puede significar un cambio de actitudes, dejando de percibir al rival como un enemigo, poniéndonos en su lugar, intentando comprender su punto de vista y buscando juntos una solución que satisfaga a ambas partes. El liderazgo juega un papel vital en el manejo y resolución de conflictos entre los miembros de un equipo y de sus jugadores. El entrenador debe mantenerse informado e involucrado en los asuntos diarios del grupo a fin de comprender sus razones, para encontrar una solución. Debe saber identificar y tratar los conflictos de una manera dinámica, evitando conductas autoritarias donde los padres griten a sus hijos, recurriendo a la violencia física por una mala conducta o entrenadores autoritarios que traten mal a sus jugadores por alguna equivocación, donde se les increpe y humille. Situaciones de conflicto Los conflictos tienen diversas y complejas causas, las principales son los intereses y las necesidades percibidas como desconformes entre entrenadores, padres y niños. Sin embargo, hay que considerar que también es causa de conflicto la forma cómo se maneja y se hace uso del poder, lo que puede generar diversas situaciones de violencia. Unas, las relacionadas a comportamientos o actitudes de directivos. Al tomar cualquier tipo de decisión que pueda considerarse parcial, excluir de la escuela a niños problemáticos, no atender las quejas de los padres de manera inmediata y justa o permitir el ingreso o la permanencia en el equipo de futbolistas violentos. Otras, las relacionadas a comportamientos o actitudes de los entrenadores. Donde estos tengan actitudes y comportamientos discriminatorios contra los deportistas y padres, puedan ejercer maltrato hacia los niños, tengan preferencias por jugadores de mayor rendimiento deportivo, no promuevan la participación de todos jugadores en el campo, muestren tolerancia e indiferencia ante la agresión entre miembros del equipo o no cumplan sus funciones y responsabilidades en la institución. Y por último, las relacionadas a comportamientos o actitudes de los padres. Cuando interfieren en el trabajo del educador en el entrenamiento o partido y expresan de forma negativa y sin dialogo sus opiniones sobre las actitudes del entrenador o del club. El rol de los integrantes del equipo El conflicto en un equipo de fútbol es un suceso natural de la convivencia diaria, por ser un espacio donde se interrelacionan personalidades, intereses, estilos y experiencias de vida muy diversas. El desafío está en que el conflicto se resuelva siempre y en todos los casos por sus integrantes (coordinadores y directivos, entrenadores y padres), conociendo y cumpliendo sus roles y considerando las motivaciones y necesidades de los deportistas. Rol del entrenador El entrenador es el elemento fundamental del proceso educativo, por su cercanía con deportistas y padres, el rol que cumple en la resolución de conflictos consiste en velar porque el fútbol se dirija de modo compatible con el respeto a la dignidad del niño respetando sus habilidades y diferencias. Acordando con los deportistas normas de convivencia en el terreno de juego que faciliten un ambiente agradable, tolerante y respetuoso, creando un clima favorable al buen entendimiento con entrenadores, directivos, compañeros y padres. Rol de los padres Los padres también cumplen un rol importante para afrontar satisfactoriamente situaciones de conflicto que se puedan presentar en el equipo. Conociendo y respetando las funciones y competencias de todos sus miembros, educando a sus hijos en la práctica de valores y respeto de las personas, aportando opiniones a la gestión deportiva del club en los lugares y momentos apropiados. Rol de los futbolistas El futbolista aprende no sólo en el campo sino básicamente en la vivencia cotidiana, siendo el centro y destinatario principal de la formación. Con el apoyo y orientación de los entrenadores va a cumplir un rol protagonista y de participación activa en la resolución de conflictos en el equipo. Practicando la tolerancia, la solidaridad, el diálogo y la convivencia con su compañeros, entrenadores. Contribuyendo a que el equipo se construya alrededor de diálogos, acuerdos, tolerancia y respeto, por el bienestar del grupo. Negociación y diálogo Para que la negociación sea posible, las personas o los grupos que están en conflicto deben mostrar voluntad para dialogar y escuchar, creer que es viable negociar, estar convencidos que están en condiciones de hacerlo, que el momento es oportuno, querer construir una solución que satisfaga a ambas partes, sin necesidad de la presencia de un tercero. Para enseñar a negociar, la entidad deportiva debe establecer tutorías, un momento privilegiado para que el educador, entrenador o tutor, junto con sus deportistas, desarrollen sesiones que permitan reflexionar sobre los conflictos, identificando las diferentes maneras de actuar y sus consecuencias, aprendiendo a ponerse en el lugar del otro, para comprender su punto de vista. La Hora de Tutoría debe permitir que los deportistas se conozcan y se entrenen para la negociación y el diálogo. Normas y Disciplina El Reglamento de la institución deportiva debe contar con normas y disciplina, que orienten el comportamiento y las reacciones entre los miembros del equipo. Es importante que para la elaboración de estas normas tengamos en cuenta las características propias de cada institución, de cada equipo, su carácter formativo, la incorporación de valores, el desarrollo de las habilidades deportivas y su disciplina. Esta disciplina suele ser concebida, en muchas ocasiones, como un conjunto de normas que debemos cumplir a partir de acuerdos determinados por la dirección y que deben estar bajo su control y vigilancia para poder mantenerla. Los entrenadores, debemos tener una intervención oportuna e inmediata ante la identificación de conductas antisociales, evitando que se conviertan en una práctica habitual, que perjudique el desarrollo personal del niño. Evitemos que las situaciones de indisciplina sean resueltas con suspensiones y expulsiones, perjudicando así el derecho al fútbol del practicante y aumentando la probabilidad de abandono deportivo y que este se involucre en conductas de riesgo, como la violencia infantil, el consumo de drogas o la delincuencia. Evitar un conflicto es ganar la batalla Los niños se enfadan cuando sienten que alguien ha herido sus sentimientos o no pueden llevar a cabo lo que desean, cuando no los entendemos o sienten que les hemos mentido y cuando se sienten solos. Cuando los niños se enfadan, sus corazones comienzan a latir rápidamente, tienen mucha energía acumulada y necesitan liberarla. Es bueno entonces hacerles entender que deben expresar sus sentimientos con palabras, que no deben pelear o decir cosas que pueden ofender a terceras personas, ya que esto sólo empeoraría la situación. Los niños imitan la actitud de los mayores, por eso es importante que los entrenadores y padres, desde edades tempranas, influyan en sus jugadores e hijos para erradicar de nuestra relación con ellos los gritos y la violencia, enseñándoles que han de aprender por sí mismos a solucionar sus conflictos. Debemos hacerles saber que se necesita más valor y más coraje para alejarse de una pelea que para enfrentarse a ella y llegar a las manos. Evitar un conflicto es ganar la batalla. Considerando cada situación problemática como una ocasión para aprender a gestionar mejor el grupo y como un ejercicio práctico en el que los jugadores aprendan a construir un clima de convivencia respetuoso y favorable para el equipo, es necesario encontrar un cierto equilibrio entre respetar al otro e imponer nuestro deber de entrenadores o padres. Debemos evaluar que peso dar a cada elemento: el carácter y temperamento del niño, su edad o la importancia del asunto en cuestión, teniendo esto en cuenta, posiblemente, el conflicto se resuelva o no exista. Pedro Meseguer Díez@pmeseguer Técnico Deportivo Superior. Grado Superior Entrenador Nacional de Fútbol La Soledad del Entrenador@SEntrenador