OK

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que usted tenga la mejor experiencia usuario. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y nuestra Política de cookies

Cabecera Atco. Chenet

CUENTA DEL CLUB CORRECTA: CAJA SIETE ES13 3076 0570 27 2141413928

Artículos

  • Consejos Nutricionales

    CONSEJOS NUTRICIONALES: Vamos a tratar de explicarte y de hacerte comprender una serie de pautas para poder corregir algunos malos hábitos alimenticios que puedas tener, y así facilitar el proceso de pérdida de masa grasa que buscamos mediante el ejercicio y buena alimentación. A continuación te los detallamos: 1) Obligatorio hacer mínimo 5 comidas diarias. Desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Así evitaremos llegar con el estómago vacío a las comidas principales, lo que hace que ingiramos más alimentos de los que necesitamos. El organismo y su metabolismo tienen una gran capacidad de adaptación, cuando disminuyes la ingesta calórica (disminución de alimentos) sin ningún tipo de control y de forma drástica, con la premisa de "comer menos = adelgazar", es cuando se produce esa sensación de tener el estómago vacío. Tu cuerpo necesita energía para poder seguir trabajando (generar y reparar tejidos, mantener la temperatura corporal, mantener en funcionamiento el SNC, etc.), el cuerpo se da cuenta de que no se ingieren las calorías necesarias en su debido tiempo, y esto lo que genera en un primer momento es disminuir su metabolismo basal (es decir, consume menos energía que antes cuando estamos en reposo), unido a que el organismo está ávido de convertir cualquier nutriente en grasa, asegurándose así de tener reservas energéticas disponibles. De ahí los problemas de las dietas hipocalóricas (bajas en calorías) donde se produce el famosos efecto rebote, comiendo lo mismo se engorda más. Además, se necesita alrededor de un año de manera general, dependiendo del individuo será más o menos tiempo, para que el organismo vaya destruyendo los adipocitos (células en las que se almacena la grasa) que ya no contienen grasa (relaciona íntimamente con el efecto rebote), por eso es muy importante las primeras etapas de la reeducación nutricional, tener constancia y no buscar los resultados al instante. Durante este periodo de tiempo, aun habiendo perdido peso, el cuerpo aún tiene los almacenes de grasa disponibles (adipocitos), por lo que todo aquello que ingiramos de más, irá a parar a los adipocitos para almacenarse en forma de grasa. Esto no quiere decir que no podamos adelgazar durante este tiempo, simplemente es a nivel informativo para que conozcas como funciona un poco el organismo y que entendamos por qué se pide constancia. Dentro de estas 5 comidas el desayuno, la comida y la cena son fundamentales, las otras dos estarán más enfocadas a la ingesta complementaria de fruta, yogurt, sándwich (tomate, lechuga, atún, pollo, queso light o jamón york), y alimentos de este estilo. 2) Comidas principales. ---Desayuno: esta comida es obligatoria y debe ser una de las que menos nos debe preocupar a la hora de ingerir alimentos, ya que es el inicio del día. Puedes elegir varias opciones; té, leche (si puede ser con endulzante o canela mejor que con azúcar) y algunas tostadas, a ser posible de pan integral, con tomate, atún, jamón serrano, mermelada light, etc. Puedes comerte también un yogurt si no consigues saciar el apetito. ---Almuerzo: esta comida la realizaremos unas dos o tres horas después del desayuno. Procuraremos comer una o dos piezas de fruta según gustos, aunque también podremos elegir las tortas de arroz que son agradables al paladar y nutricionalmente nos sirven para conseguir los objetivos. Si nos pareciera poco, podemos sustituir la fruta por un bocadillo de pan integral con pollo y/o atún, tomate, queso light, lechuga, etc. ---Comida: en primer lugar sería recomendable introducir en esta comida una ensalada, en el caso de que no sea posible, sería interesante comer una naranja, mandarina, melocotón, etc. una media hora antes de comer, así nos sentiremos más saciados en la comida principal. Es importante que alternemos carne con pescado, a ser posible entre la comida y la cena, es decir, si comemos carne al medio día, cenamos pescado y viceversa. Aunque lo ideal sería dejar los pescados para la noche, pues tienen una digestión más fácil para el organismo. También incluimos una pequeña cantidad de hidratos de carbono (todos los derivados de pasta o arroz con las menos salsas posibles). Evitaremos alargar la comida hasta sentirnos saciados en exceso, debemos encontrar el término medio entre el exceso y el déficit. ¡Aprendemos a escuchar nuestro cuerpo! ---Merienda: unas dos horas y media o tres después de la comida, como ya hemos comentado anteriormente un bocadillo pequeño con pan integral a ser posible, o algo de fruta y/o yogurt (mejor las dos últimas opciones), las tortas de arroz, maíz, avena, etc. ---Cena: debe ser lo más liviana posible, ya que nos encontramos al final del día y ahora el cuerpo va a descansar y recuperarse para estar bien al día siguiente, por lo que no es necesario excedernos en la ingesta de calorías. Debemos evitar comer azúcares o excesiva fruta, ya que el cuerpo lo asimila con rapidez y es energía que no vamos a consumir en ese mismo instante, con lo cual pasará a formar parte de las reservas de grasa en caso de tener los depósitos de almacenaje llenos. Seguimos con la ensalada antes de la cena (evitando utilizar esta vez maíz y zanahoria, pues produce el mismo efecto que las frutas a esta hora) y después unos filetes de carne o pescado (podemos añadir un poco de pan a la cena, pero el menor posible). Si nos sentimos hambrientos podemos tomar un vaso de leche con endulzante (sacarina o fructosa) o canela antes de acostarnos (además la leche contiene aminoácidos que pueden ayudar al descanso). 3) Cambia las comidas normales por light. Recomendable que el queso, la leche, las mermeladas, etc. sean light, desnatada o bajas en calorías. Cocinaremos siempre, o lo intentaremos, cocinar con la menor cantidad de aceite posible (si tenemos que freír algún alimento, el aceite que sea de oliva, y esperaremos a que este hirviendo, para evitar así que el alimento absorba grasas en exceso) y en lugar de azúcar utilizaremos endulzante, al principio tendrán un sabor algo extraño, pero se acostumbrará el paladar. Un concepto importante que debemos conocer es el de "balance energético". Que no es más que las calorías que consumimos mediante la dieta, y las calorías que utiliza nuestro cuerpo en los diferentes procesos que se producen en el organismo. Si ingerimos más calorías de las que nuestro cuerpo va a utilizar, el exceso de calorías (ya sean provenientes de las grasas, los HC o las proteínas) se almacenará en forma de grasa. Por este motivo es importante hacer dos cosas, en primer lugar tener buenos hábitos alimenticios que nos permitan ingerir las calorías necesarias sin llegar a excedernos, y por otro lado aumentar las calorías gastadas por el organismo mediante el ejercicio, eliminando así esas calorías que puedan sobrar. No nos tenemos que obsesionar con las calorías, simplemente debemos cuidar lo que ingerimos, en cuanto a calidad y cantidad, y a qué hora tomamos un tipo de alimentos u otros. Si todo esto lo acompañamos con ejercicio físico controlado por un profesional, y con un poco de motivación y paciencia, podemos conseguir nuestros objetivos. Adjuntamos un enlace para que te hagas una idea de las calorías de cada alimento, pudiendo ver las comidas que más te gustan y realizas en tu vida cotidiana. Por ejemplo, una mujer de unos 20-30 años de población general que no practica deporte, su metabolismo basal (las calorías que necesita diariamente su organismo para funcionar) tiene un consumo calórico medio de 1500 Kcal/día aproximadamente, mientras que en un hombre se sitúa entre unas 1800 Kcal/día. Si haces deporte tu consumo calórico diario subirá incluido los días que no hagas, es decir, tendrás un metabolismo basal más activo. http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/mednat/tabla_de_alimentos.pdf 4) Recomendable comer siempre con agua, menos aconsejadas las bebidas gaseosas. Éstas contienen muchos azúcares y por lo tanto muchas calorías. El agua ayudará a reponer a tus células y que trabajen mejor, además el nivel de hidratación está íntimamente con la capacidad de extensibilidad muscular, lo que mejorará nuestra flexibilidad con todo lo que ello conlleva. Evitamos (esto es lo más complicado) beber alcohol. Contiene muchas calorías vacías que pasarán a ser grasa en la mayor parte de los casos. 5) Haz ejercicio. Tienes que tomarlo como un bien para tu salud y bienestar, no como obligación. Con el tiempo se te hará indispensable el deporte, ya que, el organismo te segrega unas sustancias en el organismo que te hacen sentir bien. Importante comer algo inmediatamente después del ejercicio físico (fruta, tostada con tomate, pavo, atún, etc.). 6) Date un día de descanso Con esto no buscamos que pases hambre o que sufras, sino de que mejores tu calidad de vida y te sientas bien física y psicológicamente. Un día de la semana, si no podemos evitarlo, podemos darnos un "capricho", y salir a cenar a algún restaurante, no comer más de lo necesario, pediremos de uno en uno, un plato y si nos quedamos con hambre pediremos otro. Cuanta más comida tengamos encima de la mesa, más comeremos inconscientemente aunque no lo necesitemos. Con esto no debemos pasar hambre (tenemos comida más que de sobra) adáptalo a ti para encontrarte satisfecho/a y nunca lleno/a. En el momento que sintamos hambre, antes de pensar en chocolate o bollería, procuraremos comer una pieza de fruta, después de eso verás cómo se desvanecen las ganas del chocolate. Si además realizamos ejercicio físico, el porcentaje de grasa irá decreciendo, que al final es lo que buscamos, no buscamos bajar únicamente de peso, buscamos sentirnos bien con nosotros mismos/as, ya que "la grasa pesa menos que el músculo y si empiezas a hacer ejercicio subirás de peso al principio por la ganancia de masa muscular", por lo que nos puede generar un poco de frustración, desmotivación y sentimiento de abandono. Nos propondremos pequeños objetivos, pero nunca de peso, empezaremos con el primer objetivo de realizar 5 comidas bien hechas durante un par de semanas, una vez que lo cumplamos nos propondremos sacar tiempo para el ejercicio, incorporándolo en nuestra rutina. Si podemos subir por las escaleras en lugar de por el ascensor, o podemos ir caminando a comprar el pan en lugar de en coche, o cosas similares, estaremos trabajando por mejorar nuestra calidad de vida, y son pequeños detalles que al final van sumando a nuestro favor. Si tienes alguna duda pregúntanos. Hay un montón de detalles a tener en cuenta pero esto acabaría por ser un libro y nunca terminaríamos de dártelo y tú de leerlo. Algunos datos curiosos: Cuando cocinas con aceite, el alimento absorbe un 20% de su peso en forma de aceite, es decir, si metemos 100g de patatas a freír, absorberá 20g de aceite, si tenemos en cuenta que por cada gramo de aceite son 9 kcal estamos añadiendo 180 kcal extra de grasa, que probablemente pasarán a ser almacenados. Una manera de evitar esto es calentar muy bien el aceite, de manera que cuando introducimos el alimento se crea una pequeña capa alrededor que dificulta mucho la entrada de aceite al interior del alimento. Por eso se recomienda meter los alimentos cuando el aceite este a su máxima temperatura, si cocinamos carne, por ejemplo, creará una capa que hará que el alimento absorba menos cantidad de aceite. Además de esto, intenta cocinar con una cantidad mínima de aceite como se ha comentado anteriormente. No hay alimentos prohibidos, hay alimentos menos aconsejados como son el chocolate, la mantequilla, los patés. La grasa es lo que le da el sabor a los alimentos, por ello, las cosas con más grasas suelen ser las más apetecibles al paladar, pero tu cuerpo no lo agradecerá, y no por estética, sino porque el acumulo de grasa desproporcionada acaba siendo un problema para uno mismo en cuanto a salud y patologías, con unos malos hábitos estamos predispuesto a padecer enfermedades y estas se pueden (aunque no siempre) convertir en irreversibles como la diabetes tipo II, hipertensión, enfermedades coronarias, etc. Pablo Santis Mandiola, Ezequiel Torres Romero Licenciados en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Fernando Santis Mandiola Diplomado en Fisitoterapia. Master Fisioterapia Deportiva Estos consejos están elaborados a título informativo. Para una dieta más específica consulte a un especialista en nutrición (diplomado en nutrición y dietética) ellos sabrán orientar su alimentación a sus necesidades y objetivos.

  • Pensamientos sobre la categoría Juvenil

    Atlético Chenet Adidas. Este año hemos decidido crear una categoría nueva para nuestro club intentando seguir con el crecimiento que humildemente intentamos tener dentro del futbol base tinerfeño. Siguiendo con nuestro convenio con el Atletico de Madrid,hemos formado un equipo juvenil. Y a ellos y a todos lo jugadores que estén en edad juvenil,les quiero dar un consejo, que quizás le pueda ayudar.... Están en una edad complicada,donde quizás ya no tengan esa libertad para divertirse e incluso se les presione mas de la cuenta y ya no por los padres, sino por los propios entrenadores buscando unos resultados que a veces solo les sirvan para tener un llamado curriculum,que a estas edades,sinceramente,tiene mucha menos importancia,que lo que de verdad hay que buscar, que es el crecimiento futbolístico y mantener la ilusión de unos chicos que aunque en algunos casos ya puedan llegar a ser futbolistas, pero creo que en Tenerife,la mayoría todavía no están preparados mentalmente. Tranquilidad, diversión y mucho trabajo, que todo lo demás puede llegar. Dentro de los valores que intentamos inculcar en el AT. Chenet Adidas, hay uno muy importante en este sentido : No buscamos el gran resultado ni ser el super campeón, solo intentamos inculcar unos valores y pensamos que preparar a los chicos a estas edades mentalmente hablando, es fundamental para intentar estar preparado si tienen la oportunidad de llegar. Este año hemos empezado a utilizar la metodología de trabajo del futbol base del At. Madrid en todos nuestros equipos y a partir de ella, transmitir nuestros valores tácticos y técnicos a los chicos. El ser campeón o ganar o perder ,no tiene porque ser una prioridad,sino una manera de reflejar un trabajo realizado durante toda la semana. Ahora si, aprovecho para comentarles a nuestros jugadores del Juvenil,cuerpo técnico y padres, que el verdadero valor de estar en el At. Chenet Adidas, no es la victoria,ni el ascenso,ni ser los mejores;es el tener la tranquilidad de que todavía tienen el derecho a divertirse, sin presión y que lo que verdaderamente valoramos es la actitud y la predisposición a la hora de trabajar y llevar a cabo esta nueva metodología que queremos adaptar a nuestro club. Si todo esto lo tienen en cuenta y realmente siguen manteniendo esa mentalidad, les puedo asegurar que los demás objetivos estarán más cerca. Un abrazo y a seguir disfrutando del futbol y de toda la familia del At. Chenet Adidas

  • Alito con el Atl. Madrid

    Alejandro Bethencourt Hernández, jugador alevín del Club Atlético Chenet, participó con el Atlético de Madrid en el 9º Torneo Internacional de Fútbol 7 C.D. Canillas 2011, celebrado en Madrid los días 4 y 5 de Junio. Entre los 16 equipos participantes estuvieron el Real Madrid, Lanzarote, Rayo Vallecano, Le Villiers C.F. (Francia) y otros equipos de la geografía española. Alejandro, más conocido como "Alito", destacó sobre todo el compañerismo en el equipo, el estilo de juego del Atleti y la gran experiencia deportiva y personal vivida en Madrid. Además, valoró la importancia de tener la oportunidad de enfrentarse entre otros a equipos de la talla del Real Madrid o Rayo Vallecano, consiguiendo en su andadura madrileña cuatro goles durante el torneo. En la final se enfrentaron Real Madrid y Atlético de Madrid, ganando el primero por tres tantos a dos, quedando el Atleti subcampeón del Torneo.

  • Consejos para Padres de Jóvenes Futbolistas

    Club Atlético Chenet - 2009 / 2010 EDUCACIÓN EN VALORES SABER EXIGIR LO JUSTO A UN HIJO ES IMPORTANTE Valorar a tu hijo en cada acción que hace, es exigirle demasiado. Debes preocuparte más por su formación deportiva que por los resultados que vaya obteniendo el equipo al que pertenece. Darle libertad a tu hijo para que tome sus propias iniciativas, es enriquecedor. Dar indicaciones a tu hijo en el terreno de juego, es malo para él y el equipo. Juzgarlo en todo momento, es presionarle demasiado. Premiar sistemáticamente a tu hijo por su rendimiento deportivo, es contraproducente. Además de vuestras conversaciones sobre el deporte que practica, debes hablar con tu hijo de muchos otros temas. Tu hijo, a veces, no podrá dar el máximo en cada actuación. Hay que saber comprenderlo. No cambies la actitud con tu hijo por su valía deportiva. Valóralo en su justa medida, según sus propias posibilidades y jamás lo compares con nadie. LA IMPORTANCIA DE LA RELACIÓN PADRES – ENTRENADOR Involúcrate en el equipo en la medida que lo requiera el entrenador. Contradecir al entrenador o darle indicaciones técnicas al niño, sólo lo confundirá. Mantener una conversación fluida y cordial con el entrenador, es beneficioso para todos. Preocúpate por el desarrollo de tu hijo basándote en las apreciaciones que te haga el entrenador. No discutas sobre cuestiones técnicas con el entrenador. Valorar negativamente al entrenador en presencia de tu hijo resulta desmotivador. El entrenador es mucho más que eso, y también forma parte de la educación de tu hijo. El entrenador es un formador. La parte técnica, no deja de ser un complemento de lo principal, que es la educación de tu hijo. Valora el trabajo del entrenador y nunca te consideres por encima de él, sobre todo en el apartado técnico. En el aspecto educativo-formativo, colabora con él. Fuente: Asesoramiento de Javier Marcet. Adaptación: Ramón Ateca